Menú principal

Destacamos

Enlaces

Suscripciones

Documento 5 Inicio / Buscar Volver a la lista Primer documento Documento anterior Documento siguiente Último documento        Primera de las palabras buscadas dentro del texto Imprimir documento

Total de documentos 69
Título:  MIEDO Y VALLAS: LOS PLANTEAMIENTOS DE EUROPA PARA CONTENER A LAS PERSONAS REFUGIADAS
Índice AI:  EUR03254415
Referencia:  EUR03254415-26868
Editor:  EDAI
Autor:  Amnistía Internacional
Fecha publicación:  20151117
Tema principal:  EUROPA · UNIÓN EUROPEA
Descriptores:  Refugio · Asilo · Migraciones · Unión Europea · Normas internacionales de derechos humanos
Resumen / Descripción:  En lo que se ha convertido en la peor crisis global de refugiados desde el final de la Segunda Guerra Mundial, Europa ha visto, a lo largo de 2015, cómo llegaba a sus costas, de manera irregular, un número sin precedentes de personas.
Grado de seguridad:  Nivel 1
Subtipo de documentos:  Informe temático
Tipo de documento:  Documentación
Idioma:  Castellano
Enlace:  Unión Europea · Refugiados
Texto:        Ocultar texto completo)

MIEDO Y VALLAS LOS PLANTEAMIENTOS DE EUROPA PARA CONTENER A LAS PERSONAS REFUGIADAS

l presente informe se publica en el marco de la campaña de Amnistía Internacional
S.O.S. Europa. Primero las personas, uego las fronteras". Para más información,
visiten: http://www.sos-europe-amnesty.eu

Amnistía Internacional es un movimiento global de más de 7 millones de personas
SWGVTCDCLCPRQTWPOWPFQGPGNSWGVQFCUNCURGTUQPCUFKUHTWVCPFGNQUFGTGEJQU humanos.

0WGUVTCXKUKÏPGUNCFGWPOWPFQGPGNSWGVQFCUNCURGTUQPCUFKUHTWVCPFGVQFQU los derechos
humanos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otras
normas internacionales de derechos humanos.

Somos independientes de todo gobierno, ideología política, interés económico
y credo TGNKIKQUQ0WGUVTQVTCDCLQUG?PCPEKCGPITCPOGFKFCEQPNCUEQPVTKDWEKQPGUFGPWGUVTC
membresía y con donativos.

'NRTGUGPVGKPHQTOGUGRWDNKECGPGNOCTEQFGNCECORCÍC de Amnistía Internacional “S.O.S.
Europa. 2TKOGTQNCURGTUQPCUNWGIQNCUHTQPVGTCUq 2CTCO½UKPHQTOCEKÏPXKUKVGPYYYUQUGWTQRGCOPGUV[GW

Publicado originalmente en 2015 por Amnesty International Ltd. Peter Benenson
House 1 Easton Street London WC1X 0DW Reino Unido

© Amnesty International 2015

Índice: EUR 03/2544/2015 Spanish Idioma original: Inglés Impreso por Amnistía
Internacional, Secretariado Internacional, Reino Unido

Reservados todos los derechos. Esta publicación tiene derechos de autor, si
bien puede ser reproducida por cualquier OGFKQUKPRCIQFGVCUCURCTC?PGUGFWECVKXQUFGFGHGPUCQ
de campaña, pero no para la venta. Los titulares de los derechos de autor solicitan
que se les EQOWPKSWGPNQUWUQUOGPEKQPCFQUEQPGN?PFGGXCNWCTUWU GHGEVQU2CTCNCTGRTQFWEEKÏPFGGUVGVGZVQGPEWCNSWKGTQVTC
circunstancia, su uso en otras publicaciones o su traducción o adaptación,
deberá obtenerse el permiso previo por escrito de NCGFKVQTKCN[RQFT½GZKIKTUGGNRCIQFGWPCVCUC2CTCUQNKEKVCT
RGTOKUQQEWCNSWKGTQVTCKPHQTOCEKÏPRÏPICPUGGPEQPVCEVQ con copyright@amnesty.org

Foto de portada2GTUQPCUTGHWIKCFCU[OKITCPVGURKFGP el 15 de septiembre de 2015,
que se les permita cruzar NCHTQPVGTCFG5GTDKCEQP*WPITÉCGPNCURTQZKOKFCFGU de
la localidad serbia de Horgos. © REUTERS/Marko Djurica

amnesty.org

ÍNDICE

GLOSARIO ........................................................................................................
..........................
5

RESUMEN EJECUTIVO: CIERRE PROGRESIVO DE LAS VÍAS DE ENTRADA SEGURAS A EUROPA
...... 7

METODOLOGÍA .....................................................................................................
....................
11

RECHAZADOS EN LAS FRONTERAS DE ESPAÑA .........................................................................
14

MEDIDAS DE ESPAÑA PARA EVITAR LAS LLEGADAS IRREGULARES AL SUR DEL PAÍS .............
14

LOS ENCLAVES COMO SÍMBOLO DE LA “FORTALEZA EUROPA”: LA CONSTRUCCIÓN DE LAS
VALLAS FRONTERIZAS ..............................................................................................
.............
18

LA EXTERNALIZACIÓN DE LOS CONTROLES FRONTERIZOS ESPAÑOLES: COOPERACIÓN CON
TERCEROS PAÍSES .................................................................................................
...............
21

ATRAPADOS EN LOS ENCLAVES .......................................................................................
......
24

AUMENTA LA PRESIÓN EN LOS ENCLAVES ESPAÑOLES .........................................................
26

TRATO A LAS PERSONAS MIGRANTES Y REFUGIADAS DEL LADO MARROQUÍ DE LA VALLA ......
28

REDADAS Y DETENCIÓN ARBITRARIA TRAS ACABAR EL PROCESO EXCEPCIONAL DE REGULARIZACIÓN
EL 9 DE FEBRERO DE 2015 ...................................................................
30

DEVOLUCIONES “EN CALIENTE” A PLENA VISTA: EXPULSIONES SUMARIAS DE ESPAÑA A
MARRUECOS .......................................................................................................
..................
33

LEGISLACIÓN ESPAÑOLA SOBRE DEVOLUCIÓN Y EXPULSIÓN DE EXTRANJEROS .....................
40

ENMIENDA A LA « LEY » ORGÁNICA 4/2000: UN NUEVO RÉGIMEN FRONTERIZO PARA CEUTA Y
MELILLA .........................................................................................................
......................
42

ACCESO A ASILO EN PUESTOS FRONTERIZOS .....................................................................
44

EMPLEO INNECESARIO O EXCESIVO DE LA FUERZA POR AGENTES DE LA GUARDIA CIVIL
ESPAÑOLA ........................................................................................................
....................
44

PARTICIPACIÓN DE MARRUECOS EN LAS EXPULSIONES SUMARIAS DE ESPAÑA .....................
48

OBSTÁCULOS PARA ACCEDER A LA PROTECCIÓN INTERNACIONAL EN MARRUECOS ...............
52

UN VIAJE DE ESPERANZA ENSOMBRECIDO POR EL MIEDO: LA RUTA DEL MEDITERRÁNEO ORIENTAL
HACIA EUROPA ....................................................................................................
....
54

UN NUEVO PACTO, NINGUNA DIFERENCIA: El plan de acción UE-Turquía para impedir
las llegadas a la UE ............................................................................................
......................................
58

EXPULSIONES COLECTIVAS A TURQUÍA DESDE LA UNIÓN EUROPEA ......................................
62

REENVÍOS FORZADOS DE GRECIA A TURQUÍA POR TIERRA Y MAR ..........................................
63

REENVÍOS FORZADOS DE BULGARIA A TURQUÍA ....................................................................
73

LAS PERSONAS REFUGIADAS NO SON BIENVENIDAS: LOS ESFUERZOS DE HUNGRÍA POR IMPEDIR
SU ENTRADA ......................................................................................................
......................
78

CAMBIOS LEGISLATIVOS EN HUNGRÍA PARA DESPLAZAR SU RESPONSABILIDAD CON RESPECTO
A LOS SOLICITANTES DE ASILO: EXPULSIONES COLECTIVAS A “PAÍSES SEGUROS” ..........................................
..................................................................................
85

OBLIGACIONES DE DERECHOS HUMANOS EN RELACIÓN CON LOS REENVÍOS FORZADOS O LAS
DEVOLUCIONES “EN CALIENTE” ......................................................................................
.........
89

NECESIDAD DE MÁS RUTAS SEGURAS Y LEGALES PARA LAS PERSONAS REFUGIADAS ..............
93

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES ..................................................................................
..
98

Recomendaciones .................................................................................................
..................
99

ANEXO ...........................................................................................................
........................
103

MIEDO Y VALLAS 5 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas GLOSARIO

La persona refugiada es aquella que ha huido de su país porque tiene razones
fundadas para temer sufrir persecución y su gobierno no puede protegerla o
no tiene intención de hacerlo. Los procedimientos de asilo tienen por objeto
determinar si la situación de la persona se ajusta o no a la definición jurídica
de refugiado. Cuando un país reconoce a una persona como refugiada le ofrece
protección internacional en sustitución de la protección de su país de origen.
En el presente informe se aplica el término “refugiado” a quienes han huido
de situaciones de persecución o conflicto, con independencia de que hayan sido
o no reconocidos oficialmente como refugiados. Una persona solicitante de asilo
es la que ha abandonado su país en busca de protección pero aún no ha obtenido
el reconocimiento como refugiada. Durante el tiempo que transcurra mientras
se examina su solicitud de asilo, esta persona no debe ser obligada a regresar
a su país de origen. Según el derecho internacional, ser refugiado es una condición
basada en hechos, y surge antes de la concesión oficial y legal del asilo.
Por consiguiente, en el presente informe se aplica el término “refugiado” a
quienes han huido de situaciones de persecución o conflicto, con independencia
de que hayan sido o no reconocidos oficialmente como refugiados. Se denomina
migrante a la persona que se desplaza de un país a otro para vivir y trabajar
en él, con carácter temporal o permanente, o para reunirse con miembros de
su familia. Son migrantes en situación regular los ciudadanos extranjeros que,
con arreglo al derecho nacional, tienen derecho a permanecer en el país. Son
migrantes en situación irregular los ciudadanos extranjeros cuya situación
migratoria no cumple los requisitos que establecen las leyes y normas nacionales
sobre inmigración. A estos también se les denomina “migrantes indocumentados”.
El término “irregular” se refiere únicamente a la entrada o la estancia de
la persona. La devolución (refoulement) es el retorno forzoso de una persona
a un país donde puede correr peligro de sufrir violaciones graves de derechos
humanos (o, alternativamente, “persecución” o “daños graves”). Las personas
que están en esta situación tienen derecho a recibir protección internacional;
el derecho internacional prohíbe la devolución de refugiados y solicitantes
de asilo al país del que han huido, lo que se conoce como principio de no devolución
(non-refoulement). Este principio también se aplica a otras personas que corren
peligro de sufrir violaciones graves de derechos humanos, como tortura y pena
de muerte, pero cuya situación no encaja en la definición jurídica de refugiado.
La devolución indirecta tiene lugar cuando un país envía a la fuerza a una
persona a otro país que, a su vez, la envía a un tercer país en el que esa
persona corre peligro de sufrir daños graves; también está prohibida por el
derecho internacional. Se entiende por reenvío forzado o devolución “en caliente”
(devolución sin el debido procedimiento, unas veces en la frontera y otras
veces sin llegar a ella) la devolución de personas al país de donde están intentando
huir –o, en algunos casos, a alta mar– poco después de haber cruzado la frontera,
sin darles oportunidad de impugnar su devolución. Índice: EUR 03/2544/2015
Amnistía Internacional, noviembre de 2015

66 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Estos reenvíos o devoluciones afectan normalmente a grupos de personas
(migrantes o refugiados). La expulsión de un grupo de personas sin haber examinado
cada caso por separado constituye una expulsión colectiva y está prohibida
por el derecho internacional.

No hay acuerdo internacional sobre lo que constituye protección efectiva, una
cuestión que se plantea a la hora de evaluar si un solicitante de asilo puede
ser devuelto a otro país que no sea el suyo de origen. La protección efectiva
requiere proporcionar una protección jurídica, física y social que esté firmemente
asentada en las normas internacionales de derechos humanos. Si bien la protección
efectiva requiere que el solicitante de asilo tenga acceso a un procedimiento
de asilo efectivo en el país de retorno y no corra peligro de devolución, la
capacidad de acceder a los derechos económicos, sociales y culturales básicos
y disfrutar de ellos también es parte fundamental de la protección efectiva.
La evaluación de la protección efectiva precisa una evaluación individual de
los casos.1

Las personas refugiadas y migrantes tienen derecho a un recurso efectivo contra
las violaciones de los derechos que les otorga el derecho internacional de
los derechos humanos y de los refugiados. Los Estados deben investigar con
prontitud, eficacia e independencia las denuncias sobre violaciones graves
de derechos humanos –como las devoluciones “en caliente”, los malos tratos
y el uso excesivo de la fuerza– para garantizar que las víctimas de tales abusos
obtienen una reparación, que incluya acceso a la justicia y a la verdad y garantías
de no repetición.2

1 Amnistía Internacional, Motivos de preocupación de Amnistía Internacional
en relación con la 55ª Sesión del Comité Ejecutivo del ACNUR(Índice AI: IOR
41/031/2004), disponible en: https://www.amnesty.org/download/Documents/96000/ior410312004es.pdf
(acceso el 18 de septiembre de 2015), y Alto Comisionado de las Naciones Unidas
para los Refugiados (ACNUR), El concepto de “Protección Efectiva” en el contexto
de los movimientos secundarios de Refugiados y solicitantes de asilo: Resumen
de las conclusiones de la Mesa Redonda de Expertos en Lisboa(9-10 de diciembre
de 2002), febrero de 2003, disponible en: http://www.acnur.org/t3/fileadmin/Documentos/BDL/2003/2229.pdf?view=1
(acceso el 1 de septiembre de 2015).

2 Principios y Directrices Básicos de la ONU sobre el derecho de las víctimas
de violaciones manifiestas de las normas internacionales de derechos humanos
y de violaciones graves del derecho internacional humanitario a interponer
recursos y obtener reparaciones, adoptados y proclamados por la Asamblea General
de la ONU en su resolución 60/147, de 16 de diciembre de 2005, disponible en:
http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/RemedyAndReparation.aspx
(consultado el 20 de septiembre de 2015). Amnistía Internacional, noviembre
de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 7 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas RESUMEN EJECUTIVO: CIERRE PROGRESIVO DE LAS VÍAS DE ENTRADA SEGURAS
A EUROPA “No finjamos que lo que la UE y sus Estados miembros están haciendo
funciona. La migración no es algo circunstancial. Levantar vallas, usar gas
lacrimógeno y otras formas de violencia contra migrantes y solicitantes de
asilo, practicar detenciones, impedir el acceso a servicios básicos como vivienda,
alimentación o agua, y emplear un lenguaje amenazador o de odio no impedirá
que los migrantes vengan, o intenten venir, a Europa.”3

François Crépeau, relator especial de la ONU sobre los derechos humanos de
los migrantes “Estamos siendo testigos de un cambio paradigmático, una caída
descontrolada hacia una era en la que la dimensión del

3 Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (OACNUDH),
Migrant crisis: “Let’s not pretend Europe’s response is working” – UN rights
expert warns, 25 de agosto de 2015, disponible en: http://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?Lang
ID=E&NewsID=16344
(consultado el 20 de septiembre de 2015). [La traducción de la cita es de Amnistía
Internacional] Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de
2015

88 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas desplazamiento forzado, así como la respuesta necesaria, ahora eclipsa
totalmente cuanto habíamos visto hasta ahora.”4

António Guterres, alto comisionado de la ONU para los Refugiados El mundo atraviesa
su peor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial. Casi 60 millones
de personas en todo el planeta se han visto obligadas a desplazarse debido
a conflictos, violencia y persecución. De ellas, más de 19 millones son refugiados
que están fuera de sus países de origen,5 el 86 por ciento acogidos en países
en desarrollo, y el 25 por ciento en los países menos desarrollados del mundo.6

Sin embargo, en lugar de estar preparados para recibir de una manera digna
a un pequeño porcentaje de los refugiados del mundo, este informe demuestra
que los dirigentes de la Unión Europea han intentado evitar su entrada en el
bloque político más rico del mundo, levantando vallas en las fronteras terrestres,
desplegando cada vez más guardias de fronteras, invirtiendo en tecnología de
vigilancia e intentando que los países vecinos que ya acogen a un gran número
de refugiados actúen de guardabarreras. El planteamiento de la Fortaleza Europa
tiene un doble resultado. En primer lugar, estas medidas no han conseguido
sus desacertados objetivos: el número de llegadas ilegales a la UE ascendía
a 500.000 en septiembre, frente a las 280.000 de todo 2014.7 Aunque en estas
cifras están incluidas personas que huyen de la pobreza, la mayoría de los
hombres, mujeres, niños y niñas que llegan son personas refugiadas que huyen
de la violencia y de las violaciones de derechos humanos generalizadas en Siria,
Afganistán, Eritrea, Irak, Somalia y Sudán.8

En segundo lugar, al no reconocer el peso de los factores que impulsan a los
refugiados a marchar de sus países (“factores de expulsión”) ni la necesidad
creciente de ofrecer

4 ACNUR, Tendencias Globales: Desplazamiento Forzado en 2014, 18 de junio de
2015, disponible en: http://acnur.es/portada/slider_destacados/img/PDF_180615093507.pdf
(consultado el 14 de septiembre de 2015). (En adelante, ACNUR, Tendencias Globales
2014.)

5 Los datos expuestos en este párrafo pertenecen al informe del ACNUR Tendencias
Globales 2014,18 de junio de 2015. 6 ACNUR, Tendencias Globales 2014, 18 de
junio de 2015. 7 Frontex (noticias), More than 500 000 migrants detected at
EU external borders so far this year, 14 de septiembre de 2015, disponible
en: http://frontex.europa.eu/news/more-than-500-000-migrants- detected-at-eu-external-borders-so-far-this-year-fG
a82v
(consultado el 20 de septiembre de 2015). 8 Según se afirma en el sitio web
del ACNUR sobre respuesta de emergencia en el Mediterráneo, de las 533.824
personas que habían llegado a Europa por mar en 2015, el 85 por ciento procedían
de uno de los 10 países de donde proviene el mayor número de refugiados. Disponible
en: http://data.unhcr.org/mediterranean/regional.php (consultado el 5 de octubre
de 2015). Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 9 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas protección internacional, al y centrarse en las medidas para evitar
que los refugiados entren en su territorio, los países europeos no hacen otra
cosa que empujar a estas personas de unas rutas a otras que, en la mayoría
de los casos, son más peligrosas. De todas las personas que llegaron irregularmente
en 2015, casi el 90 por ciento llegó por mar.9 Como consecuencia, 3.500 personas
murieron en el mar cuando intentaban llegar a la Unión Europea (UE) en 2014,
y a fecha de septiembre de 2015 ya han muerto casi 3.000, a pesar de las encomiables
medidas adoptadas para incrementar la capacidad de búsqueda y salvamento en
el mar durante el verano.10 Por grandes que sean los esfuerzos de búsqueda
y salvamento en el Mediterráneo, mientras los refugiados no tengan otra alternativa
que el mar para buscar la seguridad, seguirán pereciendo frente a las costas
europeas. Los Estados tienen la prerrogativa de controlar sus fronteras. No
obstante, deben hacerlo de conformidad con sus obligaciones internacionales
en materia de derechos humanos. En particular, las medidas de control de fronteras
que se adopten no deben impedir que los refugiados alcancen la seguridad y
puedan solicitar asilo. El énfasis de los dirigentes europeos en impedir la
migración irregular ha levantado muros visibles e invisibles alrededor de la
UE. A pesar de ser signatarios de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados,
de 1951, los Estados miembros de la UE parecen estar haciendo todo lo que está
en su mano para evitar cualquier compromiso con los refugiados, tratando de
eludir toda responsabilidad hacia los refugiados del mundo, asegurándose de
que no entren en territorio bajo su jurisdicción.

La mayoría de las personas que entran en la UE lo hacen por los puestos fronterizos
oficiales terrestres, marítimos y en aeropuertos, donde son sometidas a controles
para comprobar que cumplen todos los requisitos (documentos de viaje, visados
y otros) para entrar en su territorio. Todas las personas que necesitan protección
internacional deben ser identificadas cuando llegan a la frontera. En teoría,
pueden presentar una solicitud de protección ya en el puesto fronterizo, y
un solicitante de asilo no puede ser rechazado en la frontera.11 Las obligaciones
de los Estados miembros de la UE respecto a los solicitantes de asilo en los
pasos fronterizos no admiten discusión, si bien hay casos de Estados que han
intentado

9 Según se afirma en el sitio web del ACNUR sobre respuesta de emergencia en
el Mediterráneo, 449.421 personas habían llegado a Europa por mar a fecha de
21 de septiembre de 2015. Disponible en: http://data.unhcr.org/mediterranean/regional.php
(consultado el 5 de octubre de 2015). 10 El sitio web del ACNUR sobre respuesta
de emergencia en el Mediterráneo establece el número de muertes en el mar en
2.964 a fecha de 21 de septiembre de 2015. Disponible en: http://data.unhcr.org/mediterranean/regional.php
(consultado el 5 de octubre de 2015). 11 “Cualquier expresión de temor de sufrir
daños graves si se es devuelto al país de origen equivale a una solicitud de
protección internacional (artículo 2.b de la Directiva 2013/32/EU sobre procedimientos
de asilo y Manual Schengen). Para poder cumplir el principio de no devolución
(non-refoulement) consagrado en la Carta de los Derechos Fundamentales de la
UE y reafirmado en el artículo 3 del Código de fronteras de Schengen, las personas
necesitadas de protección internacional deben ser identificadas cuando llegan
a la frontera’.” Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea,
Fundamental Rights at Land Borders: Findings from selected European Union border
crossing points (2014). [La traducción de la cita es de Amnistía Internacional]
Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

1010 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas eludir sus obligaciones argumentando limitaciones de jurisdicción
alrededor de las fronteras, por ejemplo, mediante el uso de “zonas de tránsito“.
Sin embargo, llegar legalmente a través del puesto fronterizo de algún Estado
de la UE no es posible para muchas de las personas que necesitan protección
internacional. Muchos refugiados carecen de los documentos de viaje necesarios,
como pasaporte o visado, ya sea porque tuvieron que huir sin la documentación
adecuada o porque habría sido muy peligroso o imposible conseguirla de un Estado
perseguidor. En las fronteras terrestres, un solicitante de asilo primero tiene
que salir del tercer país vecino atravesando sus pasos fronterizos para poder
llegar hasta el puesto fronterizo oficial del Estado miembro de la UE. Sin
embargo, a los solicitantes de asilo se los suele detener en el primer puesto
fronterizo (el del tercer país) por no llevar la documentación necesaria, ya
sea para su entrada en el Estado miembro de la UE vecino o para su estancia
o salida del tercer país en cuestión. Como consecuencia, en la práctica sólo
unos pocos refugiados pueden llegar al puesto fronterizo del Estado miembro
de la UE al que desean viajar y en el que aspiran a presentar su solicitud
de asilo. Esta situación lleva a los refugiados a obtener documentación falsa
o falsificada, a ocultarse en vehículos para pasar por los puestos fronterizos
o a intentar cruzar las fronteras terrestres por lugares que no son pasos fronterizos
oficiales. No obstante, las fronteras exteriores de la UE que no son pasos
fronterizos oficiales están siendo cerradas progresivamente mediante vallas,
un aumento de las patrullas y vigilancia tecnológica, o a través de la cooperación
con terceros países, a los que se pide que impidan las salidas ilegales hacia
el Estado vecino perteneciente a la UE. Basado en la investigación realizada
por Amnistía Internacional desde 2013 sobre las principales rutas utilizadas
por los refugiados para llegar a la UE, este informe demuestra que los intentos
de impedir la llegada de migrantes irregulares a los países de la UE sólo sirven
para obligar a los refugiados a tomar rutas más clandestinas y, por tanto,
en su mayoría más peligrosas. El cierre actual de rutas comparativamente más
fáciles está obligando a los refugiados a emprender viajes de mayor dificultad
y peligro para alcanzar la seguridad en Europa, cruzando ríos anchos y turbulentos
o emprendiendo travesías más largas por mar. La necesidad de emprender viajes
complicados y exigentes hace que además los refugiados y migrantes dependan
cada vez más de los traficantes de personas. Esa situación los pone a merced
de los delincuentes, a quienes deben pagar fuertes sumas que podrían haberse
destinado a su integración tras su llegada a Europa. En este informe se describen
algunas de las medidas de gestión de las fronteras adoptadas por España, Grecia,
Bulgaria y Hungría. Los datos estadísticos sobre llegadas irregulares contenidos
en este informe demuestran que, si bien algunas de estas medidas han contribuido
al cierre de rutas más fáciles que los refugiados pueden tomar para entrar
en la UE, no han conseguido que descienda el número global de llegadas, por
la sencilla razón de que los refugiados no dejarán de venir mientras sigan
pensando que su vida será considerablemente mejor en la UE que en los países
de los que huyen. En lugar de eso, estas medidas han contribuido a que cambien
las rutas hacia Europa, y con ello han obligado a los Amnistía Internacional,
noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 11 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas refugiados a emprender viajes aún más peligrosos para conseguir
protección internacional efectiva. 12

En este informe se describen asimismo las prácticas de devolución “en caliente”
que suelen ir acompañadas de malos tratos o uso excesivo de la fuerza: de la
policía nacional y los servicios de guardacostas de Grecia y de la guardia
de fronteras de Bulgaria en las fronteras de estos países con Turquía, así
como de los agentes de la Guardia Civil de España en las fronteras de este
país con Marruecos. La investigación de Amnistía Internacional demuestra que
las devoluciones “en caliente” no son una anomalía de una frontera determinada,
sino que se han convertido en un rasgo característico de cualquier frontera
exterior de la UE situada en las principales rutas migratorias, igual que la
construcción de vallas a lo largo de ellas. Ante los numerosos informes de
Amnistía Internacional y otras ONG sobre devoluciones “en caliente” desde estas
fronteras, la Comisión Europea no está adoptando medidas efectivas, a pesar
de que estas devoluciones infringen la Carta de los Derechos Fundamentales
de la Unión Europea y son incompatibles con el Código de Fronteras Schengen
y con los procedimientos de concesión de asilo y las directivas relativas a
la devolución de la Unión Europea. Al mismo tiempo, otros Estados miembros
de la UE parecen contentarse con que los Estados miembros fronterizos impidan
la llegada de refugiados y migrantes, sin cuestionar sus métodos para conseguirlo.
Ante la crisis global de refugiados, los dirigentes europeos deben asumir su
obligación de ofrecer protección a un porcentaje más justo de los refugiados
del mundo. Amnistía Internacional ha pedido a los Estados miembros y las instituciones
de la UE que incrementen de manera sustancial las rutas legales y seguras a
disposición de los refugiados, para que no se sientan forzados a emprender
viajes clandestinos y peligrosos. METODOLOGÍA

Los apartados de este informe que tratan de España y las fronteras españolas
con Marruecos se basan en seis visitas realizadas a España en septiembre, octubre
y diciembre de 2014 y en febrero, junio y julio de 2015, durante las cuales
se hicieron entrevistas a autoridades, personas refugiadas, migrantes y solicitantes
de asilo, organizaciones no gubernamentales e intergubernamentales, periodistas
y abogados. Amnistía Internacional se reunió con representantes del Ministerio
del Interior, el Ministerio de Asuntos Exteriores y el Ministerio de Empleo
y Seguridad Social españoles, y se entrevistó con refugiados, migrantes y solicitantes
de asilo, abogados, periodistas, organizaciones no gubernamentales y el ACNUR
en sus visitas a Madrid de septiembre y diciembre de 2014 y de julio de 2015.

12 Todavía se desconocen los resultados de las medidas adoptadas por Hungría,
ya que son más recientes. Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional,
noviembre de 2015

1212 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Durante sus visitas a los enclaves españoles de Ceuta y Melilla,
realizadas en octubre de 2014 y febrero de 2015, Amnistía Internacional habló
con delegados de gobierno, representantes de las comandancias de la Guardia
Civil, las jefaturas superiores de la Policía Nacional en los enclaves, y la
policía nacional en los pasos fronterizos oficiales de Tarajal (en Ceuta) y
Beni Anzar (en Melilla). Además, Amnistía Internacional se reunió con el fiscal
de menores de Melilla, el director del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes
(CETI) de Ceuta y el director adjunto del CETI de Melilla, y habló con representantes
de refugiados, migrantes y solicitantes de asilo, del ACNUR, de colegios de
abogados y de la sociedad civil. La delegación de Amnistía Internacional se
reunió asimismo con el fiscal jefe y el fiscal delegado de « extranjería » de Málaga,
que incluye Melilla, y visitó una casa refugio de la Cruz Roja para migrantes
y solicitantes de asilo en Algeciras, ciudad portuaria del sur de España. Amnistía
Internacional recopiló información sobre la situación de refugiados, migrantes
y solicitantes de asilo en Marruecos mediante investigación documental y entrevistas
telefónicas con ONG, representantes del ACNUR y la delegación de la Unión Europea
en Marruecos, y migrantes, solicitantes de asilo y refugiados en Marruecos.
No fue posible realizar visitas de investigación a Marruecos para los fines
de esta investigación porque en octubre las autoridades marroquíes devolvieron
desde la frontera a una delegación de Amnistía Internacional que visitó el
país. Desde entonces, las autoridades no han dejado de condicionar las actividades
de investigación de la organización en el país a la celebración de reuniones
que nunca han accedido a concertar. Finalmente, en junio de 2015 las autoridades
marroquíes detuvieron y expulsaron a dos miembros del personal de Amnistía
Internacional en su tercer día de visita a Marruecos en relación con esta investigación.
En total, en el curso de la investigación sobre la situación de las fronteras
de España con Marruecos, fueron entrevistados 74 refugiados, migrantes y solicitantes
de asilo. De las personas entrevistadas, 18 eran mujeres. Dos cameruneses fueron
entrevistados por teléfono mientras estaban detenidos en Marruecos. La mayoría
de los entrevistados eran de Siria (29), seguido de Guinea (14), Camerún (10),
Malí (5), Nigeria (4), Argelia (2), Marruecos (2), Sierra Leona (2), Burkina
Faso (1), Costa de Marfil (1), un refugiado palestino de Siria (1), Somalia
(1), Túnez (1) y Sáhara Occidental (1). La mayoría de las entrevistas en Ceuta
y Melilla se hicieron a hombres, lo que refleja en parte el desequilibrio en
materia de género entre las personas refugiadas y migrantes que llegan a los
enclaves españoles,13 aunque también la reticencia de algunas mujeres a ser

13 El número de mujeres que llegaban a los enclaves españoles tradicionalmente
venía siendo muy inferior al de hombres. Aunque el número de mujeres en los
enclaves aumentó con la llegada de sirios y palestinos que huían del conflicto
en Siria, seguía habiendo solamente 474 mujeres y niñas entre las 1.263 personas
presentes en Melilla el 15 de junio de 2015, de las que 422 eran de origen
sirio y palestino, según datos facilitados a Amnistía Internacional por la
dirección del CETI de Melilla. Por otra parte, entre los 597 residentes que
se encontraban en el CETI de Ceuta el 6 de febrero de 2015, sólo había 28 mujeres,
de las que sólo 2 eran sirias (datos extraídos de la entrevista celebrada con
el director del CETI de Ceuta el 6 de febrero 2015). Por lo que afirmaban en
sus entrevistas los refugiados sirios y palestinos presentes en Ceuta y Melilla
en febrero de 2015, la razón principal era que quienes huían del conflicto
de Siria ahora anteponían Melilla a Ceuta como destino porque en Ceuta los
plazos de espera para el traslado a territorio continental español eran más
largos que en Melilla. Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR
03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 13 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas entrevistadas. De las 59 entrevistas realizadas a solicitantes de
asilo, refugiados y migrantes en los enclaves, 12 fueron a mujeres. Los datos
incluidos en el informe sobre otros países y fronteras proceden de investigaciones
nuevas y existentes realizadas por Amnistía Internacional en Turquía, Grecia,
Bulgaria, Macedonia, Serbia y Hungría. Con el propósito de actualizar la investigación
de la organización sobre el trato recibido por personas migrantes y refugiadas
en las fronteras de Grecia y Bulgaria con Turquía, Amnistía Internacional llevó
a cabo una visita de investigación a Turquía de ocho días de duración, del
11 al 19 de mayo de 2015. La visita incluía la provincia de Kirklareli, fronteriza
con Bulgaria, y la provincia de Edirne, fronteriza con Bulgaria y Grecia, así
como una estancia de cuatro días en Estambul para entrevistar a refugiados
y migrantes14 que habían intentado pasar a Grecia y Bulgaria. La delegación
también visitó Ankara para reunirse con los representantes del alto mando de
los servicios guardacostas turcos. Amnistía Internacional desea expresar su
agradecimiento a todas las personas que le han brindado su ayuda para la investigación
y preparación de este informe, incluidas todas las personas que hablaron con
la organización en España, Marruecos, Grecia, Bulgaria, Turquía, Macedonia,
Serbia y Hungría, y especialmente a los refugiados, migrantes y solicitantes
de asilo que compartieron con tanta generosidad su tiempo y sus testimonios.
Los nombres de la mayoría de las personas se han omitido o alterado para proteger
su identidad.

14 La información sobre los entrevistados se incluye en los apartados pertinentes
sobre Grecia y Bulgaria. Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre
de 2015

1414 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas RECHAZADOS EN LAS FRONTERAS DE ESPAÑA

MEDIDAS DE ESPAÑA PARA EVITAR LAS LLEGADAS IRREGULARES AL SUR DEL PAÍS

Aunque en la actualidad las llegadas irregulares no son la principal fuente
de migrantes en situación irregular en España –ya que la mayoría de las personas
que se encuentran en esta situación llegaron de forma regular y después pasaron
a situación irregular por permanecer en el país tras haber superado el plazo
de estancia marcado por su visado o haber perdido el derecho a permanecer en
España por otros motivos15– desde principios de la década de 1990 el gobierno
español trata de impedir las llegadas irregulares a través de sus fronteras
meridionales. Hay varias rutas que conducen a las fronteras meridionales de
España: las travesías marítimas que van desde Marruecos a las costas del sur
del país –principalmente Tarifa– y desde Marruecos, Mauritania o Senegal a
las islas Canarias, y también la única ruta terrestre de África a Europa, la
que va de Marruecos a los dos enclaves españoles en el norte de África: Ceuta
y Melilla. Además, hay personas migrantes y refugiadas que entran a estos enclaves
por mar, bien sea a nado o en pequeñas embarcaciones hinchables.16

15 Véase por ejemplo el resumen ejecutivo de 2009 del proyecto de investigación
financiado por la Comisión Europea “Inmigración irregular en España”, llevado
a cabo por la Fundación Helénica para la Política Europea y Exterior (ELIAMEP),
disponible en: http://irregular- migration.net/typo3_upload/groups/31/4.Background_Information/4.3.Policy_Briefs_
NATIONAL/Spain_Po
licyBrief_Clandestino_Nov09_2_es.pdf (consultado el 19 de septiembre de 2015).
16 En la actualidad, casi todas las salidas hacia España que se realizan de
forma irregular parten de Marruecos. Las personas refugiadas y migrantes que
viajan a España a través de Marruecos llegan allí desde Senegal atravesando
Mauritania, o entran por Argelia tras atravesar Malí o Níger. Quienes toman
la primera ruta a lo largo de la costa son principalmente senegaleses, mientras
que la segunda es preferida por migrantes y refugiados de Costa de Marfil y
República Democrática del Congo. Hay una tercera ruta: la que siguen las personas
procedentes de Siria que se dirigen a Marruecos para continuar viaje hacia
España. La mayoría llegaban en avión hasta Argelia, aprovechando que como ciudadanos
sirios podían entrar sin visado en ese país, y después cruzaban irregularmente
la frontera entre Argelia y Marruecos. Sin embargo, actualmente a los sirios
les resulta más difícil utilizar esta ruta, ya que Argelia comenzó a exigirles
visado en diciembre de 2014. Fuente: Migration Trends across the Mediterranean:
connecting the dots, informe elaborado por Altai Consulting para la Oficina
Regional para Oriente Medio y África Septentrional de la Organización Internacional
para las Migraciones, junio de 2015: www.altaiconsulting.com/docs/migration/Altai_Migration_trends_accross_the_Me
diterranean.pdf
(consultado el 14 de septiembre de 2015). La información de este informe se
basa también en entrevistas mantenidas por Amnistía Internacional con personas
migrantes y refugiadas, así como en los datos proporcionados por organizaciones
no gubernamentales de España y Marruecos. Amnistía Internacional, noviembre
de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 15 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas En la década de 1990 se construyó por primera vez una valla fronteriza
en los enclaves de Ceuta y Melilla, únicas rutas terrestres a España desde
África. En enero de 1998, el gobierno de España anunció el Plan Sur para combatir
la “migración ilegal” y el tráfico de seres humanos, dirigido específicamente
contra las tramas dedicadas al tráfico y explotación de personas en Andalucía,
Ceuta, Melilla y Murcia. La operación contaba con un presupuesto de 250 millones
de pesetas (aproximadamente 1,5 millones de euros) y su mayor objetivo era
reforzar los controles fronterizos.17

Después se desarrolló un sistema de vigilancia de alta tecnología, el denominado
Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE), que comenzó a funcionar en
el Estrecho de Gibraltar en 2002.18 El sistema está compuesto por estaciones
fijas y móviles de cámaras de vídeo e infrarrojos y sensores de radar que controlan
la costa meridional de España.19 Cuando una embarcación entra en la zona de
cobertura de los radares del SIVE, la Comandancia de Algeciras recibe una alerta.
Las cámaras pueden tomar imágenes ampliadas de la embarcación, lo que ayuda
a determinar el número de personas que viajan a bordo. Se calcula que el coste
para España del desarrollo del sistema es de unos 300 millones de euros.20
La instalación del SIVE contribuyó a que la ruta migratoria cambiara: la del
estrecho de Gibraltar, más corta, fue sustituida por la de las islas Canarias,
más larga. El número de llegadas a las islas Canarias se incrementó en más
del doble ese año: de 4.105 llegadas irregulares en 2001 se pasó a 9.875 en
2002.21 Por consiguiente, el SIVE se amplió a Canarias, y posteriormente también
a la costa este española (Valencia y Alicante) y las islas

17El País, La policía destina cien agentes al Plan Sur contra las redes de
ilegales, 16 de enero de 1998, disponible en: elpais.com/diario/1998/01/16/espana/884905224_850215.html
(consulado el 14 de septiembre de 2015) y ABC Hemeroteca, “Cotino anuncia que
más de cien policías lucharán contra la inmigración”, 16 de enero de 1998,
disponible en: hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1998/01/16/076.html
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 18 Presentación del director de la
División de Defensa y Seguridad de la empresa Indra, J. M. Pérez Pujazón, SIVE
a Pioneer Maritime Border Surveillance System: What is Beyond?, marzo de 2009,
disponible en: ec.europa.eu/enterprise/newsroom/cf/_getdocument.cfm?doc_id=5127
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 19 Presentación de la empresa Indra,
Maritime Surveillance Systems, disponible en: www.indracompany.com/sites/default/files/mss.pdf
(consultado el 14 de septiembre de 2015) y presentación del director de la
División de Defensa y Seguridad de la empresa Indra, J. M. Pérez Pujazón, SIVE
a Pioneer Maritime Border Surveillance System: What is Beyond?, marzo de 2009,
disponible en: ec.europa.eu/enterprise/newsroom/cf/_getdocument.cfm?doc_id=5127
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 20 Deutsche Welle, “Spain's Border
Surveillance System Remains Controversial”, 29 de octubre de 2007, disponible
en: www.dw.com/en/spains-border-surveillance-system-remains-controversial/a-
2835465 (consultado el 14 de septiembre de 2015).

21 Ministerio del Interior de España, disponible en: http://www.interior.gob.es/documents/10180/3066430/Balance+2
014+de+la+lucha+contra+la+inmigra
ción+irregular/4a33ce71-3834-44fc-9fbf-7983ace6cec4 (consultado el 14 de septiembre
de 2015). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

1616 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Baleares.22 Entre 2007 y 2010, España realizó el mayor gasto con
cargo al Fondo para las Fronteras Exteriores de la Unión Europea: más de 120
millones de euros. De ellos, más de 44 millones se dedicaron al SIVE.23 Según
la Comisión Europea, “[e]sto [..] permitió [a España] interceptar a 5.279 inmigrantes
irregulares y mejorar la seguridad de su frontera marítima, reduciendo la entrada
irregular de inmigrantes a las Islas Canarias en un 17,5 %” en ese periodo.24

La ampliación del SIVE a la zona en torno a las islas Canarias contribuyó a
cambiar la ruta migratoria y sustituir la del archipiélago por la de los enclaves
españoles de Ceuta y Melilla. Tras una visita de carácter técnico efectuada
a Ceuta y Melilla en octubre de 2005, la Comisión Europea informó de que las
llegadas irregulares a las costas españolas, incluidas las de Canarias, habían
disminuido un 37 por ciento los primeros ocho meses de 2005 frente al mismo
periodo de 2004 “debido al aumento de la cooperación entre las autoridades
de España y Marruecos, y también a la aplicación del sistema de vigilancia
SIVE”.25 Aunque esto no supuso un gran incremento en las llegadas de carácter
irregular a los enclaves en 2005 comparadas con el año anterior,26 el cambio
de ruta quedó patente en el aumento de los intentos de saltar las vallas que
rodean los enclaves por parte de grandes grupos de migrantes y refugiados:
en alguna ocasión, grupos de más de 600 personas. El informe de octubre de
2005 de la Comisión concluyó: “[P]or consiguiente, la elevada afluencia súbita
hacia las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla podría considerarse en parte
consecuencia de

22 ABC.es, “El Gobierno amplía finalmente el SIVE a Alicante y Valencia para
prevenir la inmigración ilegal”, 7 de julio de 2007, disponible en: www.abc.es/hemeroteca/historico-07-07-
2007/abc/valencia/el-gobierno-amplia-finalmente-el-sive-a-alicante-y-valencia-para-prevenir-la-
inmigracion-ilegal_1634121831624.html (consultado el 14 de septiembre de 2015),
y El Mundo, “Los radares SIVE 'blindarán' el sudeste del archipiélago a finales
de octubre”, 25 de septiembre de 2009, disponible en: www.elmundo.es/elmundo/2009/09/25/baleares/1253888411.html
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 23 Comisión Europea, Informe de la
Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo
y al Comité de las Regiones sobre la evaluación a posteriori del Fondo para
las Fronteras Exteriores para el período 2007-2010 (Informe presentado de conformidad
con el artículo 52, apartado 3, letra c), de la Decisión nº 574/2007/CE del
Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de mayo de 2007, 23 de abril de 2014,
disponible en: ec.europa.eu/dgs/home-affairs/e- library/documents/policies/borders-and-
visas/schengen/docs/com_2014_235_f1_report_from_commission_es.pdf (consultado
el 14 de septiembre de 2015) (en adelante: “Comisión Europea, Informe sobre
el Fondo para las Fronteras Exteriores”). 24 Comisión Europea, Informe sobre
el Fondo para las Fronteras Exteriores, 23 de abril de 2014. 25 Comisión Europea,
Visit to Ceuta and Melilla –Mission Report Technical Mission to Morocco on
Illegal Immigration 7th October-11th October 2005, 19 de octubre de 2005, disponible
en: europa.eu/rapid/press-release_MEMO-05-380_en.htm?locale=en (consultado
el 14 de septiembre de 2015) (“Comisión Europea, Visita a Ceuta y Melilla –
Informe de la misión técnica a Marruecos sobre la inmigración ilegal”). [La
traducción de la cita es de Amnistía Internacional] 26 El aumento fue de 1.373:
de 4.193 en 2004 a 5.566 en 2005. Amnistía Internacional, noviembre de 2015
Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 17 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas un efecto de desplazamiento”.27 Durante tres semanas de 2005, entre
1.500 y 2.000 personas entraron a los enclaves de forma irregular;28 13 perdieron
la vida y muchas más resultaron gravemente heridas.29

Tras el aumento de la presión en las fronteras terrestres, España incrementó
el número de efectivos que las custodiaban y reforzó las vallas que rodeaban
los enclaves aumentando su altura a seis metros e introduciendo alambre de
cuchillas (conocido como “concertina”), entre otras medidas.30 Sólo en 2005,
se gastaron casi 40 millones de euros en reparar y reforzar las vallas.31 Coincidiendo
con el reforzamiento del control de las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla
en 2005, en 2006 se produjo de nuevo un importante aumento de las llegadas
a Canarias desde Senegal y Mauritania: se alcanzaron las 31.678 personas. Sin
embargo, en la actualidad esta ruta está prácticamente cerrada debido sobre
todo a las medidas proactivas tomadas por España y la UE para impedir las llegadas
irregulares: aumento de la vigilancia marítima mediante HERA –operación conjunta
coordinada de Frontex–, y el sistema español de vigilancia SIVE. Los acuerdos
bilaterales de cooperación firmados por España con Mauritania y Senegal, así
como los firmados con los países de origen para facilitar el regreso de migrantes,
también han contribuido al descenso del número de llegadas a las islas Canarias,
que pasaron de 12.478 en 2007 a 296 en 2014.32

27 Comisión Europea, Visita a Ceuta y Melilla – Informe de la misión técnica
a Marruecos sobre la inmigración ilegal, 19 de octubre de 2005. [La traducción
de la cita es de Amnistía Internacional] 28 20 Minutos, “Ya han entrado en
Melilla 3.500 inmigrantes, casi 1.000 más que en todo el año anterior”, 27
de octubre de 2014, disponible en: www.20minutos.es/noticia/2273960/0/inmigrantes-
melilla-ceuta/valla-saltos/ceti-cie/ (consultado el 14 de septiembre de 2015)
y Europa Press, “Cerca de 2.000 inmigrantes han entrado en Melilla saltando
la valla este año”, 22 de octubre de 2014, disponible en: www.europapress.es/epsocial/inmigracion-00329/noticia-c
erca-2000-inmigrantes-entrado-
melilla-saltando-valla-ano-doble-2013-20141022182722.html (consultado el 14
de septiembre de 2015). 29 Amnistía Internacional, España y Marruecos: Falla
la protección de los derechos de las personas migrantes: Ceuta y Melilla un
año después (Índice: EUR 41/001/2006), 30 de octubre de 2006, disponible en:
https://www.es.amnesty.org/uploads/media/Ceuta_y_Melilla_2006.pdf (consultado
el 14 de septiembre de 2015) (“Ceuta y Melilla un año después”). 30 Comisión
Europea, Visita a Ceuta y Melilla – Informe de la misión técnica a Marruecos
sobre la inmigración ilegal, 19 de octubre de 2005. [La traducción de la cita
es de Amnistía Internacional] 31 Contestación del gobierno a una pregunta parlamentaria,
8 de septiembre de 2014, núm. reg. 146881 (“Contestación del gobierno, núm.
reg.146881”). 32 Ministerio del Interior de España, disponible en: http://www.interior.gob.es/documents/10180/306
6430/Balance+2014+de+la+lucha+contra+la+inmigra
ción+irregular/4a33ce71-3834-44fc-9fbf-7983ace6cec4 (consultado el 14 de septiembre
de 2015).

Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

1818 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas LOS ENCLAVES COMO SÍMBOLO DE LA “FORTALEZA EUROPA”: LA CONSTRUCCIÓN
DE LAS VALLAS FRONTERIZAS Las vallas que rodean los únicos territorios europeos
en África continental (los enclaves españoles) se levantaron en la década de
199033 con el fin de detener la migración irregular y el tráfico de drogas.
Desde entonces han sido reforzadas constantemente,34 sobre todo en 2005, cuando
los intentos de saltarlas por parte de grandes grupos de africanos subsaharianos
se saldaron con 13 personas muertas y muchas más gravemente heridas.35 Para
aumentar la altura de las vallas que rodean Melilla e instalar sistemas de
vigilancia se invirtieron más de 31 millones de euros. Unas obras similares
realizadas en la valla de Ceuta en 2005 costaron casi 8 millones de euros,
el gasto anual más elevado de los últimos diez años.36

Según la contestación del gobierno a una pregunta parlamentaria el 8 de septiembre
de 2014, el importe de la instalación y el mantenimiento de las vallas entre
2005 y 2013, ambos inclusive, fue de 47.927.961,76 euros en el caso de Melilla
y de 24.669.835,90 euros en el de Ceuta, lo que equivale a 22.086,34 euros
de gasto diarios desde 2005, sin incluir los gastos relativos a agentes de
la Guardia Civil, la fuerza de seguridad española responsable de la seguridad
de las fronteras fuera de los pasos fronterizos oficiales.37

A Amnistía Internacional se le negó información sobre la capacidad de las Comandancias
de la Guardia Civil en Ceuta y Melilla para impedir entradas en los enclaves,
tanto a través de las vallas que los rodean como por mar, alegando que tales
detalles son secretos por motivos de seguridad.38 Sin embargo, el diario El
Mundo informó el 31 de marzo de 2015 que el patrullaje de los 12 kilómetros
de perímetro fronterizo terrestre y los 8 kilómetros de frontera marítima de
Melilla –uso de helicópteros incluido– lo realizan 270 guardias civiles

33 Stefan Alscher, Knocking at the Doors of “Fortress Europe”: Migration and
Border Control in Southern Spain and Eastern Poland, noviembre de 2005, disponible
en: http://www.stefan- alscher.de/resources/wrkg126.pdf (consultado el 14 de
septiembre de 2015). 34 La primera gran modificación para reforzar la frontera
en Ceuta se realizó en 1995, con un gasto de 48 millones de euros. En Melilla
esta medida se tomó en 1998, y costó 12 millones de euros. Jaume Castan Pinos,
Building Fortress Europe? Schengen and the cases of Ceuta and Melilla, 2009,
disponible en: http://www.qub.ac.uk/research- centres/CentreforInternationalBordersResearch/Publications/WorkingP
apers/CIBRWorkingPapers/Filetoupl
oad,174398,en.pdf (consultado el 19 de septiembre de 2015). 35 Amnistía Internacional,
Ceuta y Melilla un año después, 30 de octubre de 2006.

36 Contestación del gobierno, núm. reg.146881. 37 Contestación del gobierno,
núm. reg.146881. Según la respuesta, los gastos anuales de la valla en Melilla
de 2005 a 2013 ascendieron a 31.817.778,00, 2.862.070,05, 3.455.519,18, 2.823.112,41,
1.291.087,62, 1.339.914,85, 1.085.984,89, 1.915.646,32 y1.336.848,44 euros.
38 Entrevistas con representantes de la Comandancia de la Guardia Civil en
Melilla (8 de octubre de 2014) y Ceuta (22 de octubre de 2014). Amnistía Internacional,
noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 19 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas destinados en Melilla, reforzados por otros 200 de la Agrupación
de Reserva y Seguridad (ARS) que llegan periódicamente desde la península.39

Ambas vallas cubren todo el perímetro fronterizo terrestre entre los enclaves
españoles y Marruecos, y se extienden hasta el mar. Están levantadas en territorio
español. El sistema de tres vallas que separa Melilla de la vecina localidad
marroquí de Nador tiene 10,5 kilómetros de longitud. Las dos vallas externas
(es decir, la primera, que da al lado marroquí y la tercera, que da al lado
español), tienen 6 metros de altura.40 La valla intermedia (segunda valla)
es de 3 metros de altura. Entre la primera valla (la que da a Marruecos) y
la segunda valla intermedia hay un obstáculo adicional denominado “sirga tridimensional”.
Ya en 2006, la Asociación Independiente de la Guardia Civil (ASIGC) planteó
su honda preocupación por las lesiones que puede causar este sistema cuando
una persona se cae de las vallas.41 La vigilancia fronteriza se refuerza con
detectores de movimiento, sensores ópticos y sonoros, torretas de vigilancia
situadas a intervalos regulares, cañones de luz, farolas y cámaras de vigilancia.
En mayo de 2014, España instaló también una “malla antitrepa” en la zona más
alta de la valla exterior que da al lado marroquí. La malla es tan tupida que
los dedos no entran por los orificios, haciendo casi imposible trepar por ella.42
Este es el motivo por el cual las personas migrantes y refugiadas que intentan
cruzar el sistema de vallas de Melilla comenzaron a utilizar ganchos para trepar
por la primera valla.43 No obstante, según Frontex,

39 El Mundo, “La Asamblea de Melilla arropa a los agentes fronterizos premiándoles
con dos placas al Mérito Social”, 31 de marzo de 2015, disponible en: www.elmundo.es/espana/2015/03/31/551ab65ee2
704e0a198b456b.html
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 40 Los detalles sobre las vallas
y los sistemas de vigilancia fronteriza en Ceuta y Melilla se basan en observaciones
y entrevistas mantenidas con representantes de la Comandancia de la Guardia
Civil en Melilla el 8 de octubre de 2014 y en Ceuta el 22 de octubre de 2014.
Véase también la información gráfica disponible en El Diario: www.eldiario.es/desalambre/Grafico-valla-Melilla_0_
198780906.html
(consultado el 14 de septiembre de 2015) y en Terra: noticias.terra.es/espana/interior-confirma-la-
prohibicion-de-usar-pelotas-de-goma-en-ceuta-y- melilla,43857f1c4cf54410VgnCLD2000000ec6eb0aRCRD.html
(consultado el 14 de septiembre de 2015).

41 “Guardias civiles culpan al gobierno de las muertes en la valla de Melilla”,
El Mundo, 13 de julio de 2006.

42 ABC.es, Así es la malla antitrepa de Melilla que tiene un 99,13% de
«eficacia», 24 de julio de 2014, disponible en: www.abc.es/espana/20140723/abci-malla-anti-trepa-eficacia-2014072
21637.html
(consultado el 14 de septiembre de 2015).

43 Entrevistas con migrantes y refugiados que han cruzado la valla en Melilla,
así como con representantes de la Comandancia de la Guardia Civil en el enclave.
Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

2020 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas esta “mejora” de la valla fue la causante de un giro hacia las rutas
marítimas en la segunda mitad de 2014.44

El sistema de vallas de Ceuta está compuesto por dos vallas de 6 metros de
altura, separadas por entre 2 y 4 metros, que se extienden a lo largo de 8,2
kilómetros. En las vallas hay luces, detectores de movimiento y cámaras térmicas,
móviles y fijas. En ambos lugares la Guardia Civil patrulla las vallas las
24 horas del día. Además también hay puestos fijos de agentes de la Guardia
Civil a intervalos regulares. La vigilancia en las vallas está reforzada por
helicópteros, que proporcionan información sobre el número y la ubicación de
los migrantes y refugiados durante los intentos de saltarlas. Esta información
se transmite también a las autoridades marroquíes para que puedan interceptar
a migrantes y refugiados antes de que lleguen a las vallas.45

Las vallas de Ceuta y Melilla tenían alambre de cuchillas en su exterior –en
la parte más elevada o en la más baja–, una medida que ha causado graves heridas
a los refugiados y migrantes al tratar de saltarlas.46 Las vallas de Ceuta
aún tienen este tipo de alambre en ciertos lugares, por ejemplo, cerca del
paso fronterizo de El Tarajal, donde se producen la mayoría de los intentos
de salto. En Melilla, las autoridades dijeron a Amnistía Internacional que
se había retirado todo el alambre de cuchillas en mayo de 2014 para que los
trabajadores instalaran la malla antitrepa. Sin embargo, durante la visita
de Amnistía Internacional en octubre de 2014, podía verse algo de alambre de
cuchillas al pie de la valla exterior que da a Marruecos. En mayo de 2014,
Marruecos comenzó también a construir una valla en Nador, la ciudad vecina
a Melilla.47 Está previsto que esta valla tenga unos 2 metros de alto con una
zanja de 3 metros de profundidad y alambre de púas al pie. La valla, que rodea
la de España en torno

44 Frontex, Análisis de Riesgo Anual 2015, abril de 2015, disponible en: frontex.europa.eu/assets/Publications/Ri
sk_Analysis/Annual_Risk_Analysis_2015.pdf
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 45 Entrevistas mantenidas con representantes
de la Comandancia de la Guardia Civil en Ceuta y Melilla en octubre de 2014.
46 Véanse por ejemplo Médicos sin Fronteras (MSF), Violencia, vulnerabilidad
y migración: atrapados a las puertas de Europa, marzo de 2013, disponible en:
http://www.atrapadosenmarruecos.org/doc/informemarruecos2013_cast.pdf (consultado
el 14 de septiembre de 2015), y El País, “Tardaron doce horas en coserme las
heridas después de saltar la verja,” 1 de diciembre de 2013, disponible en:
politica.elpais.com/politica/2013/11/30/actualidad/1385831570_290011.html (consultado
el 14 de septiembre de 2015). 47 Yabiladi.com, L'Espagne remercie le Maroc
pour la construction de la nouvelle clôture frontalière à Melilla, 16 de julio
de 2014, disponible en: www.yabiladi.com/articles/details/27760/l-espagne-
remercie-maroc-pour-construction.html (consultado el 14 de septiembre de 2015).
Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 21 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas a Melilla, estaba al menos parcialmente acabada a fecha de octubre
de 2015.48 En una carta enviada a las autoridades marroquíes el 19 de mayo
de 2015, Amnistía Internacional solicitó información sobre los motivos de la
construcción de esta valla en Nador, así como su coste y sus dimensiones.49La
organización no había recibido respuesta a estas y otras peticiones de información
en el momento de publicar este informe, en octubre de 2015. El alambre de cuchillas
que se sigue utilizando en algunos segmentos de las vallas fronterizas de Ceuta
y Melilla, y el alambre de púas de la valla de Marruecos en torno a Melilla,
entrañan peligros físicos innecesarios. De conformidad con la disposición general
2 de los Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego
por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la « Ley, » España y Marruecos
deben tratar de evitar la aplicación de medios que puedan ocasionar lesiones.
LA EXTERNALIZACIÓN DE LOS CONTROLES FRONTERIZOS ESPAÑOLES: COOPERACIÓN CON
TERCEROS PAÍSES La cooperación con los países vecinos y los países de origen
ha sido parte importante de la estrategia de España para acabar con la “migración
irregular” en sus fronteras meridionales. Se firmaron acuerdos de readmisión,
que permiten el retorno de nacionales de terceros países, con Marruecos (1992),
Argelia (2002) y Guinea-Bissau y Mauritania (2003).50 España firmó también
un acuerdo de cooperación con Mauritania en 2006, que facilita el patrullaje
conjunto de la costa mauritana.51 A continuación vinieron los acuerdos marco
sobre cooperación en materia de inmigración firmados con Gambia y Guinea en
2006, y con Cabo Verde en 2007. Además, se firmaron acuerdos de cooperación
menos formales (memorandos de entendimiento) con Ghana en 2005, Senegal en
2006 y Malí en 2007.52

48 RTBF.be, Melilla: la construction d'une barrière “anti-immigrés” confirmée,
10 de mayo de 2014, disponible en: http://www.rtbf.be/info/monde/detail_maroc-immigration-une-barriere-en-cours-d
e-
construction-pres-de-melilla?id=8266165 (consultado el 5 de octubre de 2015).
En este enlace puede verse una fotografía de la valla marroquí en torno a Melilla:
http://emi-cfd.com/echanges- partenariats/?p=4875.

49 Carta y preguntas dirigidas por Amnistía Internacional el 19 de mayo de
2015 a la Delegación Interministerial de Derechos Humanos (TG MDE 29/2015.037).
50 Universidad de Granada, Los acuerdos bilaterales suscritos por España en
materia migratoria con países del continente africano: especial consideración
de la readmisión de inmigrantes en situación irregular, disponible en: www.ugr.es/~redce/REDCE10/articulos/04MAsu
ncionAsinCabrera.htm
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 51 Mauritania: “Nadie quiere tener
nada que ver con nosotros”: Arrestos y expulsiones colectivas de migrantes
a quienes se ha negado la entrada en Europa, 1 de julio de 2008, disponible
en: https://www.amnesty.org/es/documents/afr38/001/2008/es/ (consultado el
14 de septiembre de 2015). 52 Universidad de Granada, Los acuerdos bilaterales
suscritos por España en materia migratoria con países del continente africano:
especial consideración de la readmisión de inmigrantes en situación irregular,
disponible en: www.ugr.es/~redce/REDCE10/articulos/04MAsuncionAsinCabrera.htm
(consultado el 14 de septiembre de 2015). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía
Internacional, noviembre de 2015

2222 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas La primera operación conjunta de Frontex para patrullar la ruta
de África Occidental hacia las islas Canarias comenzó el 11 de agosto de 2006.
La operación, denominada HERA II, contó con un presupuesto de 3,2 millones
de euros para cuatro meses. El informe anual de Frontex para 2006 afirma que
en este periodo “se interceptaron un total de 57 cayucos con 3 887 inmigrantes
ilegales a bordo cerca de la costa africana, que fueron desviados”, sin más
información sobre hacia dónde fue el desvío ni si sus ocupantes tenían necesidad
de protección internacional.53Las operaciones HERA, incluido el patrullaje
de las costas de África Occidental y la ayuda para determinar los países de
origen de los migrantes (entrevistas para identificar el país de origen y facilitar
el retorno) se han renovado constantemente desde entonces, y en ellas han participado
Senegal y Mauritania, así como un gran número de Estados miembros de la UE.54

Igualmente, el proyecto Seahorse Atlántico, gestionado por la Guardia Civil
española en cooperación con Marruecos, Mauritania, Senegal y Cabo Verde, incluía
patrullas conjuntas, formación sobre seguridad marítima, intercambio de funcionarios
de enlace y otros foros de información e intercambio de experiencias. A este
proyecto, que contribuyó a reducir la migración irregular hacia las islas Canarias,55siguió
la creación de una red de intercambio de información entre España, Portugal,
Marruecos, Mauritania, Senegal y Cabo Verde (proyecto “Seahorse Network”).
El proyecto Centros de Cooperación Seahorse se amplió posteriormente para incluir
a Gambia y Guinea-Bissau en el intercambio de información.56 España estableció
también un centro de coordinación nacional en diciembre de 2013 como parte
del sistema EUROSUR.57

Dado que la mayoría de las llegadas irregulares a España proceden de Marruecos,
España ha tratado de que su vecino actúe como filtro de personas migrantes
y refugiadas. El acuerdo de readmisión firmado en 1992 permite a España devolver
a Marruecos no sólo a ciudadanos marroquíes, sino también de terceros países
que hayan llegado atravesando Marruecos.58 El

53 Mauritania: “Nadie quiere tener nada que ver con nosotros”: Arrestos y expulsiones
colectivas de migrantes a quienes se ha negado la entrada en Europa, 1 de julio
de 2008, disponible en: https://www.amnesty.org/es/documents/afr38/001/2008/es/
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 54 Frontex (noticia), Longest Frontex
coordinated operation – Hera, the Canary Islands, 19 de diciembre de 2006,
disponible en: frontex.europa.eu/news/longest-frontex-coordinated-operation-hera-the-canary-
islands-WpQlsc (consultado el 14 de septiembre de 2015). 55 Página web del
IMP-MED (presentación de la Guardia Civil española), Seahorse Projects: present
and future, disponible en: www.imp-med.eu/En/image.php?id=125 (consultado el
14 de septiembre de 2015). 56 Sitio web oficial de la Guardia Civil española
(comunicado de prensa), Nuevo marco de colaboración entre países del Mediterráneo
para luchar contra la inmigración irregular, 19 de septiembre de 2013, disponible
en: www.guardiacivil.es/es/prensa/noticias/4582.html (consultado el 14 de septiembre
de 2015).

57 Comisión Europea, Eurosur infographic, disponible en: ec.europa.eu/dgs/home-affairs/e-
library/docs/infographics/eurosur/eurosur_en.pdf (consultado el 14 de septiembre
de 2015). 58 Acuerdo entre el Reino de España y el Reino de Marruecos relativo
a la circulación de personas, el tránsito y la readmisión de extranjeros entrados
ilegalmente, firmado en Madrid en 1992 (fecha de Amnistía Internacional, noviembre
de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 23 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas acuerdo no incluye una serie de garantías de fondo y de procedimiento
previstas por el derecho internacional en caso de transferencia de una persona
de la jurisdicción de un Estado.

Y sobre todo, las excepciones a la obligación de readmisión que figuran en
el artículo 3 del Acuerdo no reflejan el principio de no devolución (non-refoulement).
La obligación del Estado requerido de asegurarse de que los extranjeros readmitidos
son enviados lo antes posible a su Estado de origen o al Estado donde comenzaran
su viaje, salvo que tengan derecho a permanecer en su territorio (artículo
5 del Acuerdo) puede dar lugar a infracciones del principio de no devolución.59
El artículo 8 del Acuerdo permite a España y Marruecos denegar el tránsito
para la expulsión a través de sus territorios cuando el extranjero “corra riesgo
de sufrir malos tratos” en el Estado de destino final. Sin embargo, no impone
tal denegación como obligación legal ni menciona el riesgo de sufrir persecución
u otras violaciones graves de derechos humanos como motivos para denegar el
tránsito. En virtud del artículo 9, el Acuerdo “se entiende sin perjuicio de
las obligaciones de readmisión de nacionales de países terceros que resulten
de la aplicación de las disposiciones de otros Acuerdos bilaterales o multilaterales”.
Sin embargo, esta formulación tan estricta no es suficiente para garantizar
que el Acuerdo se interprete y aplique con arreglo a las normas internacionales
de derechos humanos, tales como el principio de no devolución (non- refoulement).
Debe señalarse, no obstante, que los representantes de la Policía Nacional
en Ceuta y Melilla dijeron a Amnistía Internacional que Marruecos no está respetando
el Acuerdo, pues no acepta ninguna devolución desde los enclaves tal como éste
dispone.60

España firmó otro acuerdo de readmisión con Marruecos en 2007, en esta ocasión
para facilitar el retorno de menores marroquíes no acompañados. AECID, la Agencia
Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, destinó 2,7 millones
de euros a la creación de un sistema de apoyo a menores en Nador y Beni Mellal
(Marruecos).61

En respuesta a una pregunta parlamentaria sobre la cooperación de España con
Marruecos, el gobierno español señaló en enero de 2015, entre las medidas de
cooperación acordadas con Marruecos en el ámbito de la migración, el intercambio
de funcionarios de enlace, los Centros de Cooperación Policial en Algeciras
(España) y Tánger (Marruecos) para intercambio de información, el Equipo Conjunto
de Análisis e Investigación en materia de inmigración irregular, y las Patrullas
Mixtas Guardia Civil-Gendarmería Real Marroquí.62

entrada en vigor, 21 de octubre de 2012), www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-1992-8976#analisis
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 59 El artículo 5 del Acuerdo establece:
“El Estado requerido se asegurará de que los extranjeros readmitidos son enviados
lo antes posible a su Estado de origen o al Estado donde comenzaran su viaje,
en la medida en que no tengan derecho a permanecer en el territorio del Estado
requerido”. 60 Entrevistas realizadas en Ceuta y Melilla en octubre de 2015.
61 AECID, Cooperación española en Marruecos. Memoria 2005-2006, 6 de septiembre
de 2007, disponible en: http://www.aecid.ma/IMG/pdf_memoria_es.pdf (consultado
el 14 de septiembre de 2015). 62 Contestación del gobierno a una pregunta parlamentaria,
16 de enero de 2015, núm. reg. 174909. Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional,
noviembre de 2015

2424 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas En sus esfuerzos para que Marruecos actúe de filtro, España no ha
actuado en solitario. El Servicio Europeo de Acción Exterior señala las cuestiones
migratorias como una de las principales áreas en las que se centra la cooperación
de la UE con Marruecos, y la UE ha intentado firmar un acuerdo de readmisión
con el país desde la entrada en vigor del Acuerdo de Asociación UE-Marruecos
en el año 2000. El acuerdo de Asociación para la Movilidad entre Marruecos
y la UE firmado el 7 de junio de 2013 se centra en cuatro asuntos principales:
mejora de la organización de la migración legal; combate eficaz de la migración
irregular; maximización del efecto positivo de la migración en el desarrollo;
y promoción y respeto de los derechos de las personas refugiadas. Marruecos
también ha recibido financiación de la UE para gestionar la migración y combatir
la migración “ilegal”, en particular una dotación de 67,6 millones de euros
en virtud del programa MEDA para un proyecto titulado “Gestión de los controles
fronterizos” para el periodo 2003-2010.63

ATRAPADOS EN LOS ENCLAVES Los solicitantes de asilo cuya solicitud se admite
a trámite en España reciben una tarjeta de identidad (tarjeta roja) que los
acredita como tales y les permite viajar libremente por el país. Sin embargo,
a los solicitantes de asilo de Ceuta y Melilla no se les permite salir de los
enclaves con estas tarjetas rojas, lo que en la práctica supone que se encuentran
otra frontera antes de entrar en Europa continental. Es más, salvo contadas
excepciones, todos los solicitantes de asilo de Ceuta tienen que esperar hasta
que termina el procedimiento de tramitación de su solicitud de asilo para poder
salir del enclave, algo que puede durar meses o incluso años. Aunque hasta
hace poco la situación en Melilla era similar a la de Ceuta, Amnistía Internacional
recibió en julio de 2015 información según la cual las transferencias de solicitantes
de asilo desde Melilla a la España peninsular ya son más regulares.64 Sin embargo,
en ambos enclaves los solicitantes siguen sin poder viajar libremente a la
península y tienen que esperar la orden de la Jefatura Superior de Policía,
ubicada en Madrid, para poder salir de los enclaves. En junio de 2015, el director
del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla informó a
Amnistía Internacional de que el periodo medio de espera para los solicitantes
de asilo en el enclave era de dos o tres meses. Sin embargo, durante esa visita,
Amnistía Internacional se entrevistó con solicitantes de asilo que llevaban
en Melilla hasta siete meses.

63 Comisión Europea (comunicado de prensa), La Comisión refuerza la nueva estrategia
marroquí de lucha contra las migraciones ilegales concediendo apoyo presupuestario
a Marruecos, 23 de agosto de 2006, disponible en: europa.eu/rapid/press-release_IP-06-1121_es.htm
(consultado el 14 de septiembre de 2015). En total, los fondos facilitados
a Marruecos en virtud del programa MEDA entre los años 2000 y 2006 ascendieron
a 917,4 millones de euros. Servicio Europeo de Acción Exterior, Mediterranean
Neighbourhood Countries: Commitments and Payments, 15 de enero de 2007, disponible
en: eeas.europa.eu/euromed/docs/meda_figures_en.pdf (consultado el 14 de septiembre
de 2015).

64 Entrevistas con la dirección del CETI de Melilla en junio de 2015, la Comisión
Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) en julio de 2015 y el personal de ACNUR
radicado en Melilla en julio de 2015. Amnistía Internacional, noviembre de
2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 25 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Las restricciones a la libertad de circulación de los solicitantes
de asilo vulneran las leyes españolas, y varios tribunales españoles las han
declarado ilegales.65 Estas restricciones violan también las obligaciones internacionales
contraídas por España en materia de derechos humanos. El artículo 12 del Pacto
Internacional de Derechos Civiles y Políticos, por ejemplo, dispone que toda
persona que resida legalmente en el territorio de un Estado tiene derecho a
circular libremente por él y a elegir su lugar de residencia. No cabe duda
de que las personas solicitantes de asilo cuya solicitud se ha admitido a trámite
en Ceuta y Melilla están legalmente en España. Además de infringir tanto las
obligaciones internacionales contraídas por España en materia de derechos humanos
como la legislación nacional, la restricción de la libertad de circulación
de las personas solicitantes de asilo en Ceuta y Melilla significa someterlas
durante largo tiempo a condiciones de recepción inadecuadas, especialmente
en Melilla, debido sobre todo al hacinamiento existente en los centros de acogida.66Muchos
sirios con los que habló Amnistía Internacional en Melilla en octubre de 2014
afirmaron que esa larga espera en lugares que no reunían las condiciones mínimas,
unida a la falta de información sobre cuándo serían transferidos a la península,
afectaba negativamente a su bienestar psicológico, ya de por sí frágil como
consecuencia de las traumáticas experiencias que habían sufrido en su país.

65Véanse por ejemplo la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía
(TSJA) del 25 de octubre de 2010 (Rec 398/2010), disponible en: www.poderjudicial.es/search/doAction?action=conte
ntpdf&databasematch=AN&reference=5921753&link
s=%22398/2010%22&optimize=20110414&publicinterface=true (consultado el 14 de
septiembre de 2015); la decisión del TSJA del 28 de octubre de 2010 (Rec 437/2010),
disponible en: www.poderjudicial.es/search/doAction?action=contentpdf&databasematch=AN&reference=5876365&link
s=%22437/2010%22&optimize=20110310&publicinterface=true (consultada el 14 de
septiembre de 2015); y la decisión del TSJA de 21 de diciembre de 2010 (Rec
554/2010), disponible en: www.poderjudicial.es/search/doAction?action=contentpdf&databasematch=AN&reference=59499
19&link
s=refugiados%20Y%20asilo%20Y%20libertad%20de%20circulaci%F3n&optimize=20110505&publici
nterface=true (consultado el 14 de septiembre de 2015). 66Durante sus visitas
en octubre de 2014, una delegación de Amnistía Internacional determinó que
los servicios de recepción proporcionados a los solicitantes de asilo en ambos
enclaves no cumplían las normas internacionales. En ese momento, aunque se
observaron mejores condiciones en el CETI de Ceuta que en el de Melilla, el
hacinamiento constituía un grave problema en ambos enclaves. En posteriores
visitas a Ceuta y Melilla, realizadas en febrero y en junio de 2015 respectivamente,
Amnistía Internacional observó una mejoría de las condiciones, en especial
en el CETI de Ceuta, gracias a la reducción del número de residentes a 597
(el centro tiene capacidad para 512 personas). Sin embargo, en junio de 2015
las condiciones en el CETI de Melilla seguían incumpliendo las normas internacionales.
Durante la visita inicial de Amnistía Internacional en octubre de 2014, este
centro albergaba a 1.156 personas, más del doble de su capacidad original (480).
La cifra ha venido oscilando en torno a las 1.300 personas en el momento de
redactar el presente informe en 2015: el 15 de junio de 2015 ascendía a 1.263.
En ambos enclaves, el número de miembros del personal a disposición de los
residentes de los CETI, en especial intérpretes y psicólogos, era insuficiente.
Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

2626 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Estas inadecuadas condiciones, y la perspectiva de tener que soportarlas
durante varios meses, hacían que algunas personas que pudieran tener necesidad
de protección internacional no solicitaran asilo en los enclaves. En Ceuta,
por ejemplo, según la información recibida por Amnistía Internacional en octubre
de 2014, un grupo de solicitantes de asilo de Malí habían retirado sus solicitudes
tras darse cuenta de que otras personas procedentes de su mismo país que no
habían solicitado asilo estaban siendo trasladadas a la España peninsular,
mientras que a quienes sí lo habían solicitado les decían que tendrían que
esperar el resultado, y que eso podía tardar meses o años. En octubre de 2014,
Amnistía Internacional se entrevistó también en Ceuta con una mujer siria de
33 años cuyo hijo de 15 vivía en Madrid con su abuelo y había sido reconocido
como refugiado en España. Sin embargo, a ella se le había negado el visado
para viajar de Líbano a España y reunirse con el muchacho, y llevaba en Ceuta
desde finales de junio de 2014, junto con su hija de cuatro años, separada
innecesariamente de su hijo desde hacía cuatro meses.67

AUMENTA LA PRESIÓN EN LOS ENCLAVES ESPAÑOLES A pesar de todos los esfuerzos
y el dinero que España ha invertido en reforzar sus fronteras, las llegadas
irregulares a las fronteras meridionales del país aumentaron en un 60 por ciento
en 2014, tras haberse reducido prácticamente todos los años desde el pico de
2006. En 2014 entraron irregularmente a España un total de 12.549 personas,
siendo la siria la nacionalidad más frecuente (3.305 personas)68 Durante el
primer semestre de 2015 hubo 6.803 entradas irregulares, 4.936 de ellas a través
de los enclaves.69

El trayecto hacia los únicos territorios de la UE en el norte de África –los
enclaves españoles– se convirtió en la principal ruta migratoria del norte
de África a España para las personas refugiadas y migrantes que viajaban de
forma irregular en 2013. El 60 por ciento de las llegadas irregulares fueron
a los enclaves españoles de Ceuta (1.666)70 y Melilla (5.819).71 La mayoría
de las llegadas irregulares registradas a los enclaves fueron de refugiados
sirios con documentos falsos a través de los puestos fronterizos oficiales.

67 Entrevista en el CETI de Ceuta el 22 de octubre de 2014. 68 Contestación
del gobierno a una pregunta parlamentaria, 8 de abril de 2015, núm. reg. 189481.
69 Cifras de 2015 tomadas de la entrevista que Gil Arias Fernández, director
adjunto de Frontex, concedió a la emisora de radio española Cadena Ser, disponible
aquí: http://cadenaser.com/ser/2015/07/30/internacional/1438278656_598166.html.

70 En el caso de Ceuta, la mayoría de las llegadas no fueron por tierra, sino
por mar. 71 Contestación del gobierno a una pregunta parlamentaria, 8 de abril
de 2015, núm. reg. 189481. Si bien los grupos más numerosos que llegaron a
Ceuta fueron los argelinos (459), seguidos por guineanos (433), sirios (196)
y malienses (141), los sirios fueron con mucho el mayor contingente nacional
que llegó a Melilla en 2014, con 3.094 personas, seguidos por malienses (693),
cameruneses (651) y guineanos (335). El 94 por ciento de todos los sirios que
llegaron irregularmente a España lo hicieron por Melilla. Amnistía Internacional,
noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 27 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Las leyes españolas permiten a los marroquíes que residen en las
provincias de Tetuán o Nador, vecinas de Ceuta y Melilla, entrar en los enclaves
sin necesidad de visado.72 Por consiguiente, sirios y, en menor medida, argelinos
y marroquíes, “alquilan” documentos de identidad de marroquíes residentes en
Tetuán o Nador para entrar en Ceuta y en Melilla, respectivamente.73 Los portadores
de estos documentos fingen ser marroquíes y entran a pie o en vehículo a los
enclaves a través de los puestos fronterizos oficiales. Sin embargo, no todos
pueden hacerlo. En primer lugar, el “alquiler” de esos documentos oscila entre
500 y 2.000 euros, según han contado a Amnistía Internacional refugiados sirios
entrevistados en los enclaves. Además, los africanos subsaharianos no pueden
recurrir a esta opción, pues su aspecto físico suele ser distinto al de la
mayoría de los marroquíes. Por tanto, la gran mayoría de los africanos subsaharianos
entran a Ceuta en embarcaciones, y a Melilla, saltando la valla que rodea el
enclave. Un reducido número de personas refugiadas y migrantes consiguen atravesar
los puestos fronterizos escondidas en vehículos oficiales o sobrepasar las
vallas a nado. Llegadas irregulares a Ceuta y Melilla en 2014:74

Motivo Ceuta Melilla Total Documento falso 482 2.861 3.343 Embarcación 766
236 1.002 Valla 53 2.069 2.122 Vehículo 164 79 243 Otro 201 574 775 Total 1.666
5.819 7.485 Los datos recogidos por la Asociación Marroquí de Derechos Humanos
(AMDH) respecto a los intentos de africanos subsaharianos de entrar a Melilla
coinciden básicamente con las estadísticas del gobierno de España en cuanto
al número de personas que entraron en el enclave en 2014 cruzando la valla.
La AMDH dijo a Amnistía Internacional que en 2014

72 También lo dispone la declaración de España en el Acuerdo de Adhesión del
Reino de España al Convenio de aplicación del Acuerdo de Schengen del 14 de
junio de 1985, disponible en: http://eur- lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/HTML/?uri=CELEX:42000A0922(04)&from=
EN
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 73 Los documentos de identidad suelen
devolverse a intermediarios una vez se ha conseguido entrar al enclave. 74
Contestación del gobierno a una pregunta parlamentaria, 8 de abril de 2015,
núm. reg. 189481. Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre
de 2015

2828 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas había habido 60 intentos de entrada irregular en Melilla, en los
que se habían visto implicados 17.618 africanos subsaharianos. Cuatro de estos
intentos habían sido por mar (675 personas). Habían conseguido su objetivo
2.249 personas. Sin embargo, el número de entradas en la segunda mitad de 2014
bajó a 354 frente a las 1.895 del primer semestre del mismo año. La AMDH registró
también 4.182 africanos subsaharianos detenidos por las autoridades de Marruecos
en las vallas de Melilla en 2014. En 2015, sin embargo, las entradas saltando
la valla han descendido significativamente. Según información facilitada por
la Policía Nacional en Melilla, las entradas mensuales saltando la valla fueron
201, 119, 45, 27, y 22 durante los cinco primeros meses de 2015.75 Este descenso
se atribuye sobre todo a la evacuación por parte de las autoridades marroquíes
de los campos utilizados por migrantes y refugiados subsaharianos en la provincia
de Nador, y su desplazamiento hacia el sur del país.76

TRATO A LAS PERSONAS MIGRANTES Y REFUGIADAS DEL LADO MARROQUÍ DE LA VALLA

Muchos de los refugiados y migrantes que piensan cruzar a España se congregan
en ciudades vecinas a los enclaves españoles. En el este, los migrantes y refugiados
subsaharianos viven en las zonas boscosas y montañosas de Nador y Ujda y sus
alrededores, mientras que la mayoría de los sirios se alojan en hoteles. El
Monte Gurugú, a las afueras de Nador, es uno de los principales sitios donde
viven los refugiados y migrantes subsaharianos, en su mayoría hombres y niños,
antes de intentar saltar la valla de Melilla. En los últimos años ha habido
numerosos informes de violentas redadas de la policía marroquí, la Gendarmería
Real y las Fuerzas Auxiliares en los campamentos improvisados de Nador y Ujda.77
Las entrevistas de Amnistía Internacional con 19 personas subsaharianas que
habían vivido en el Monte Gurugú antes de entrar a España indican que en esos
campamentos había redadas al menos una vez a la semana, normalmente tras intentos
masivos de saltar la valla para cruzar a Melilla.78 Los refugiados y migrantes,
y también las

75 Entrevista con representantes de la Policía Nacional en Melilla, 15 de junio
de 2015. 76 Entrevista con representantes de la Policía Nacional en Melilla,
15 de junio de 2015, y entrevistas telefónicas con organizaciones de la sociedad
civil de Marruecos. 77 Servicio Jesuita a Refugiados (JRS-Europe), Vidas en
tránsito: Experiencias de migrantes que viven en Marruecos y Argelia, diciembre
de 2012, disponible en: http://www.sjme.org/sjme/item/753-vidas-en- transito,
Médicos sin Fronteras (MSF), Atrapados a las puertas de Europa, marzo de 2013,
disponible en: http://www.atrapadosenmarruecos.org/doc/informemarruecos2013_cast.pdf
y Human Rights Watch, Abused and Expelled: Ill-treatment of Sub-Saharan African
Migrants in Morocco, febrero de 2014, disponible en: http://www.hrw.org/sites/default/files/reports/morocco0214_F
orUpload.pdf
(consultado el 12 de septiembre de 2015). 78 Las entrevistas se realizaron
en Ceuta, Melilla y Madrid en octubre y diciembre de 2014 y en febrero de 2015.
Las personas entrevistadas procedían de Camerún, Guinea, Malí, Nigeria y Sierra
Leona. Algunas habían entrado a España saltando la valla de Melilla, otras
habían llegado en embarcación a Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice:
EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 29 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas organizaciones no gubernamentales, afirman que los agentes incendiaban
y destrozaban las tiendas de campaña que habían levantado en los campamentos,
confiscaban y quemaban o rompían sus pertenencias (incluidos documentos) y
se llevaban su dinero y sus objetos de valor, incluidos los teléfonos móviles.
A los refugiados y migrantes que aprehendían los subían a autobuses y se los
llevaban a ciudades más grandes alejadas de la frontera, como Rabat, Marrakech
y Fez.79

Las personas migrantes y refugiadas aprehendidas durante esas redadas solían
ser trasladadas a la zona desértica existente entre Marruecos (Ujda) y Argelia
(Maghnia) y expulsadas a Argelia sin ningún procedimiento formal.80 Según los
informes, esta práctica se abandonó en septiembre de 2013, tras anunciarse
la nueva política de migración y asilo de Marruecos basada en las recomendaciones
del Consejo Nacional de Derechos Humanos. En Tánger, cerca de Ceuta, la mayoría
de las personas migrantes y refugiadas viven en barrios de la ciudad, como
el de Boukhalef. En agosto de 2014, Amnistía Internacional recibió información
sobre violencia contra migrantes en Boukhalef a manos de vecinos marroquíes
del barrio. Un testigo contó a la organización que los ataques se desarrollaron
delante de agentes de policía que no intervinieron para proteger a los migrantes
y refugiados.81

Hubo más noticias de ataques de residentes marroquíes el 29 de agosto, durante
los cuales murió Charles Paul Alphonse Ndour, migrante senegalés de 26 años,
y otro migrante resultó gravemente herido.82 Varios extranjeros fueron detenidos
y expulsados tras estos acontecimientos. Según informan grupos locales a favor
de los derechos de las personas

Ceuta o a la costa meridional española. Todas habían pasado en el Monte Gurugú
periodos de entre un mes y tres años entre 2011 y 2015. 79 Entrevistas con
personas migrantes y refugiadas que habían acampado en el Monte Gurugú, realizadas
en España en octubre y diciembre de 2014 y en febrero de 2015, y con representantes
de una organización que trabaja con personas migrantes en Marruecos, realizadas
en octubre de 2014. 80 Véanse, por ejemplo, Servicio Jesuita a Refugiados (JRS-Europe),
Vidas en tránsito: Experiencias de migrantes que viven en Marruecos y Argelia,
diciembre de 2012; Médicos sin Fronteras (MSF) Violencia, vulnerabilidad y
migración: atrapados a las puertas de Europa, marzo de 2013; y Human Rights
Watch, Abused and Expelled: Ill-treatment of Sub-Saharan African Migrants in
Morocco, febrero de 2014. Véase también CNDH, Conclusiones y recomendaciones
del informe: “Extranjeros y derechos humanos en Marruecos: para una política
migratoria y de asilo radicalmente nueva”, de septiembre de 2013, disponible
en: http://cndh.ma/es/node/19640 (consultado el 14 de septiembre de 2015).
81 El Mundo, “Los policías marroquíes permitieron la agresión en Tánger a una
activista española”, 17 de agosto de 2014, disponible en: www.elmundo.es/espana/2014/08/17/53efd08222601d772d8b45
7e.html
(consultado el 14 de septiembre de 2015) y Fair Reporters, “Maroc: meurtrière
chasse aux migrants à Tanger”, 18 de septiembre de 2014, disponible en: fairreporters.wordpress.com/2014/09/18/ma
roc-meurtriere-chasse-
aux-migrants-a-tanger/ (consultado el 14 de septiembre de 2015). 82 Le 360,
“Un mort et un blessé grave dans des incidents à Tanger”, 30 de agosto de 2014,
disponible en: le360.ma/fr/societe/un-mort-et-un-blesse-grave-dans-des-incidents-a-tanger-20677
(consultado el 14 de septiembre de 2015). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía
Internacional, noviembre de 2015

3030 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas migrantes, entre los expulsados había testigos del homicidio de
Charles Paul Alphonse Ndour el 29 de agosto.83

Este tipo de incidentes no se limitan a este periodo. Tras una visita realizada
en septiembre de 2012, el relator especial de la ONU sobre la cuestión de la
tortura informó de un incremento de “brutales palizas, violencia sexual y otras
formas de maltrato” contra personas migrantes indocumentadas e instó a las
autoridades a que investigaran y evitaran tal “violencia contra migrantes subsaharianos”.84

REDADAS Y DETENCIÓN ARBITRARIA TRAS ACABAR EL PROCESO EXCEPCIONAL DE REGULARIZACIÓN
EL 9 DE FEBRERO DE 2015 Tras las recomendaciones presentadas por el Consejo
Nacional de Derechos Humanos (CNDH) el 9 de septiembre de 201385 y su apoyo
por parte del rey Mohammed VI, el gobierno de Marruecos anunció que elaboraría
y aplicaría una nueva política de asilo y migración ajustada a las obligaciones
internacionales del país.86 Un aspecto importante del nuevo enfoque de la migración
por parte de Marruecos ha sido la puesta en marcha, a partir del 1 de enero
de 2014 y durante todo ese año, de un proceso excepcional de regularización
para migrantes irregulares. De las 27.332 personas migrantes de 116 países
que solicitaron su regularización al Ministerio del Interior, 17.916 fueron
aceptadas, la mayoría de ellas senegalesas (6.600) y sirias (5.250).87 Sin
embargo, las organizaciones no gubernamentales se mostraron preocupadas por
los estrictos criterios y los requisitos probatorios de la

83 GADEM, “L’État marocain face au meurtre de Charles Ndour: expulsion de victimes
et témoins! Des expulsions illégales viennent ternir le premier anniversaire
du changement de politique migratoire”, 5 de septiembre de 2014, disponible
en: www.gadem-asso.org/L-Etat-marocain-face-au-meurtre-de (consultado el 14
de septiembre de 2015). 84 Informe del Relator Especial sobre la cuestión de
la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, Juan E.
Méndez, sobre su visita a Marruecos, 30 de abril de 2013. [La traducción de
las citas es de Amnistía Internacional.] 85 CNDH, septiembre de 2013, Conclusiones
y recomendaciones del informe: “Extranjeros y derechos humanos en Marruecos:
para una política migratoria y de asilo radicalmente nueva”, disponible en:
http://cndh.ma/es/node/19640 (consultado el 14 de septiembre de 2015). 86 RFI,
Le Maroc annonce une nouvelle politique migratoire, 12 de septiembre de 2013,
disponible en: www.rfi.fr/afrique/20130912-maroc-immigration-refugies-mohammed-vi
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 87 L’Économiste, “Immigrés clandestins
Après la régularisation, l’intégration”, 11 de febrero de 2015, disponible
en: www.leconomiste.com/article/966512-immigres-clandestinsapres-la-regularisation-l-
integration#sthash (consultado el 14 de septiembre de 2015). Amnistía Internacional,
noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 31 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas regularización, la insuficiente formación del personal de la Oficina
de « Extranjería » que recibía las solicitudes y la falta de información coherente
sobre el procedimiento de apelaciones.88

Tras declarar el Ministerio del Interior terminado el proceso excepcional de
regularización para migrantes irregulares el 9 de febrero de 2015, las fuerzas
de seguridad marroquíes comenzaron a efectuar redadas en los campamentos de
migrantes del norte del país, sobre todo cerca de la ciudad de Nador, junto
a Melilla. En los dos primeros días de redadas se detuvo a más de un millar
de migrantes sin valorar individualmente la necesidad y proporcionalidad de
su privación de libertad.

La primera redada masiva tuvo lugar a primeras horas de la mañana del 10 de
febrero de 2015 en los campamentos del Monte Gurugú, a las afueras de la ciudad
de Nador, vecina al enclave español de Melilla. Según organizaciones no gubernamentales,
fueron arrestadas unas 1.200 personas, a las que transportaron en autobús hasta
al menos 18 ciudades de la mitad sur del país, donde quedaron detenidas.89
Entre ellas había menores, personas solicitantes de asilo registradas en el
ACNUR y migrantes con permisos de residencia.90 Entre las personas detenidas
había 11 migrantes que resultaron heridos al tratar de evitar ser capturados
por las autoridades marroquíes durante la redada, y que fueron detenidos tras
recibir tratamiento en un hospital de Nador.91 Los medios de comunicación y
las organizaciones no gubernamentales informaron también de que algunos migrantes
afirmaban que los habían tratado con violencia o sometido a otros abusos, y
que les habían quemado sus pertenencias, al igual que se había denunciado en
anteriores redadas.92

El miércoles 11 de febrero se efectuó una segunda redada masiva en otros campamentos
de los alrededores de Nador (Selouane y Zeghanghane) en los que vivía un gran
número de

88 FIDH y GADEM, Maroc: entre rafles et régularisations, bilan d’une politique
migratoire indécise, 30 de marzo de 2015, disponible en: www.gadem-asso.org/Rapport-FIDH-et-GADEM-Maroc-entre
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 89 CCSM y GADEM, Note d’information
conjointe CCSM – GADEM sur les de?placements et les de?tentions arbitraires
de migrants au Maroc a? la suite des rafles du 10 fe?vrier 2015, 19 de febrero
de 2015, disponible en www.gadem-asso.org/IMG/pdf/20150219_-_NoteCCSM_GADEM_detention_migrants-
VF.pdf (consultado el 14 de septiembre de 2015) (CCSM y GADEM, Note d’information
conjointe, 19 de febrero de 2015). 90AMDH, L'AMDH dénonce les violences et
les arrestations des migrants, 16 de febrero de 2015, disponible en: http://www.amdh.org.ma/fr/communiques/amdh-s
olidaire-migrants-17-2-15
(consultado el 14 de septiembre de 2015). ACNUR Marruecos, en un mensaje de
correo electrónico enviado a Amnistía Internacional, confirmó que había identificado
a 14 solicitantes de asilo mediante contacto directo o a través de organizaciones
no gubernamentales. 91Entrevista telefónica con un representante de la AMDH,
13 de febrero de 2015. Véase también AMDH, 16 de febrero de 2015. 92AMDH, 16
de febrero de 2015, y CCSM y GADEM, Note d’information conjointe, 19 de febrero
de 2015. Véase también The Guardian, “Morocco destroys migrant camps near border
with Spanish enclave”, 11 de febrero de 2015, disponible en: www.theguardian.com/world/2015/feb/11/morocco-
destroys-migrant-camps-melilla-spain-border (consultado el 14 de septiembre
de 2015). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

3232 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas mujeres, niños y niñas. Según entrevistas con representantes de
organizaciones no gubernamentales y grupos a favor de los derechos de las personas
migrantes, a las mujeres y los niños y niñas los dejaron en libertad tras fotografiarlos
y tomarles las huellas dactilares, pero a los hombres los llevaron en autobuses
a otras ciudades del sur del país, donde quedaron detenidos.93

Los informes de organizaciones no gubernamentales y las entrevistas telefónicas
mantenidas por Amnistía Internacional con personas detenidas indican que a
los detenidos los recluyeron en edificios no oficiales, sin valorar individualmente
la necesidad y la proporcionalidad de la detención y sin proporcionarles un
documento que hiciera constar por escrito la decisión de privarlas de libertad
ni los motivos de su detención.94

En virtud del derecho internacional, la privación de libertad sólo es legal
si se realiza con arreglo a un procedimiento prescrito por « ley. » Cualquier detención
relacionada con el control de la inmigración sólo es permisible por motivos
concretos, como evitar la entrada sin autorización a un país o llevar a efecto
la expulsión del país.95 Incluso cuando el uso de la detención se ajusta a
estos requisitos, las normas internacionales limitan que se recurra a ella
con fines de control de la inmigración, exigiendo que cumpla con los principios
de necesidad y proporcionalidad. Esto quiere decir, por ejemplo, que en cada
caso individual la detención sólo estará justificada si se han tomado en consideración
medidas menos restrictivas y se han considerado insuficientes con respecto
a los objetivos legítimos que el Estado trata de lograr.96

En particular, las personas que solicitan asilo –y que se presume que tienen
derecho a protección internacional salvo que se demuestre lo contrario tras
un procedimiento de determinación de su condición de refugiadas completo, justo
y efectivo– no deben ser detenidas, ni administrativamente ni en virtud de
ninguna autoridad relativa a la inmigración, debido a su vulnerabilidad intrínseca.
La detención de solicitantes de asilo sólo debe ser un

93 Entrevistas telefónicas con la AMDH y GADEM el 13 y el 16 de febrero de
2015. 94AMDH, 16 de febrero de 2015, CCSM y GADEM, Note d’information conjointe,
19 de febrero de 2015, y EMHRN y FIDH, Rafles de Migrants au Maroc, 19 de febrero
de 2015, disponible en: www.fidh.org/La-Federation-internationale-des-ligues-des-droits-de-l-homme/maghreb-moyen-

orient/maroc/17016-rafles-de-migrants-au-maroc (consultado el 14 de septiembre
de 2015). Amnistía Internacional habló por teléfono con dos personas detenidas
que habían sido arrestadas en los campamentos de la provincia de Nador el 10
y el 11 de febrero. 95Véanse, por ejemplo, los artículos 3 y 9 de la Declaración
Universal de Derechos Humanos y el artículo 9 del Pacto Internacional de Derechos
Civiles y Políticos. 96Véase la jurisprudencia pertinente del Comité de Derechos
Humanos de la ONU sobre el artículo 9 del Pacto Internacional de Derechos Civiles
y Políticos; A v Australia, Comunicación No. 560/1993; C v Australia, Comunicación
No. 900/1999. Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 33 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas último recurso, cuando otras alternativas que no impliquen privación
de libertad hayan resultado o se hayan considerado insuficientes en el caso
individual.97

Estos incidentes de detención también violaron la legislación de Marruecos,
que exige que a los detenidos se les proporcione un documento que haga constar
por escrito la decisión de detenerlos y las razones para ello,98 y garantiza
ciertos derechos bajo custodia, como el acceso a intérpretes, abogados y asistencia
médica.99 Además, los migrantes permanecieron retenidos más de 24 horas sin
orden judicial, en contra de lo que prescribe la legislación marroquí sobre
inmigración.100

DEVOLUCIONES “EN CALIENTE” A PLENA VISTA: EXPULSIONES SUMARIAS DE ESPAÑA A
MARRUECOS Hay muchos indicios sobre las expulsiones sumarias de los enclaves
españoles a Marruecos. Por ejemplo, hay testimonios recogidos por Amnistía
Internacional y otras organizaciones no gubernamentales, y también hay de informaciones
publicadas en los medios de comunicación y grabaciones de vídeo. Lo que diferencia
las devoluciones “en caliente” de España (devoluciones en la frontera sin el
debido procedimiento) de las que Amnistía Internacional ha denunciado anteriormente
en Bulgaria y Grecia101 es que el gobierno español no trata de ocultarlas,
sino que intenta convencer al mundo de que son legales y no vulneran la legislación
española ni las obligaciones internacionales contraídas por el país. Tras el
incidente ocurrido el 6 de febrero de 2014 con la devolución sumaria de 23
personas que habían llegado a nado hasta las costas de Ceuta, el ministro español
del Interior afirmó que la expulsión había sido legal porque esas personas
aún no habían cruzado la frontera

97ACNUR, ExCom, Detención de los refugiados y de las personas que buscan asilo,
Conclusión Nº 44 (XXXVII) –1986, pár. (b), disponible en: http://www.acnur.org/t3/fileadmin/scripts/doc.php?file=
t3/fileadmin/Documentos/BDL/2002/0555
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 98 Loi n° 02-03 relative a? l'entre?e
et du se?jour des e?trangers au Royaume du Maroc, a? l'e?migration et l'immigration
irre?gulie?res (« Ley » núm. 02-03 relativa a la entrada y la estancia de extranjeros
en el Reino de Marruecos, emigración e inmigración irregular), artículo 34.
(« Ley » núm. 02-03) 99 « Ley » núm. 02-03, artículo 36. 100 « Ley » núm. 02-03, artículo
35. 101 Véanse, por ejemplo, las publicaciones de Amnistía Internacional Frontier
Europe: Human Rights Abuses on Greece's Border with Turkey (Índice: EUR 25/008/2013),
disponible en www.amnesty.org/es/documents/EUR25/008/2013/en/ (consultado el
14 de septiembre de 2015); Greece: Frontier of Hope and Fear: Migrants and
Refugees Pushed Back at Europe’s Border (Índice: EUR 25/004/2014), disponible
en www.amnesty.org/es/documents/EUR25/004/2014/en/ (consultado el 14 de septiembre
de 2015);y El coste humano de la fortaleza Europa: violaciones de derechos
humanos cometidas en las fronteras de Europa contra personas migrantes y refugiadas
(Índice: EUR 05/001/2014), disponible en www.amnesty.org/es/documents/EUR05/001/2014/es/
(consultado el 14 de septiembre de 2015).

Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

3434 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas española, que según él era la frontera humana formada por los agentes
de la Guardia Civil.102 Estas declaraciones demuestran que las autoridades
españolas están dispuestas a redefinir dónde empieza el territorio español
caso por caso, tratando de eludir sus obligaciones internacionales. El gobierno
español ha afirmado en reiteradas ocasiones, por ejemplo, que la zona situada
entre la triple valla de la frontera de Melilla con Marruecos no es territorio
español, para así justificar las devoluciones sumarias constantes que se realizan
desde este enclave a Marruecos, a pesar de que un tribunal español declaró
que la zona situada entre las vallas sí es territorio español.103 En cualquier
caso, y con independencia de dónde se produzcan estas devoluciones “en caliente”,
España es responsable mientras ejerza cualquier control efectivo sobre las
personas mediante las acciones de los agentes de la Guardia Civil española.
Amnistía Internacional habló con 14 hombres y una mujer que habían tratado
al menos en una ocasión de pasar de Marruecos a Melilla saltando la valla entre
2012 y 2014. Nueve de estas personas explicaron que los guardias civiles españoles
los aprehendieron dentro de las vallas fronterizas españolas en Melilla104
o justo después de pasarlas, y las devolvieron de inmediato a Marruecos sin
identificarlas y sin darles ninguna oportunidad de solicitar asilo al menos
una vez. Tampoco les dieron ocasión de explicar sus circunstancias individuales
o impugnar su devolución. Algunas de las personas entrevistadas dijeron a Amnistía
Internacional que las habían esposado con cuerda blanca y las habían entregado
directamente a las Fuerzas Auxiliares Marroquíes (FAM). Seis de las personas
entrevistadas, que no fueron devueltas “en caliente”, relataron que habían
visto cómo sí devolvían a las otras. Amnistía Internacional también supo que
varias de las personas entrevistadas habían sido golpeadas posteriormente por
las FAM.105

102 La grabación de las declaraciones está disponible en: www.congreso.es/portal/page/portal/Congreso/Congreso/Co
ngresoTV/HistEmisionFecha?_piref73_282405
3_73_2140072_2140072.next_page=/wc/accesoEmisionDiferido&fechaSeleccionada=2014/02/13&ca
mbioLegislatura=10 (consultado el 20 de junio de 2014). 103 El Faro, “El entrevallado
no es España, según Interior, para justificar la presencia de ‘mejanis’ allí”,
19 de septiembre de 2014, disponible en: elfarodigital.es/melilla/politica/151492-el-entrevallado-no-es-
espana-segun-interior-para-justificar-la-presencia-de-mejanis-alli.html# (consultado
el 14 de septiembre de 2015), y El Diario, “Imputado el coronel jefe de la
Guardia Civil de Melilla por permitir las devoluciones en caliente”, 15 de
septiembre de 2014, disponible en: www.eldiario.es/desalambre/Imputado-Guardia-Civil-Melilla-devoluciones_0_30307
0030.html
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 104 Para distinguir la estructura
de triple valla dispuesta por España en el territorio de Melilla de la nueva
estructura vallada levantada por el Estado de Marruecos en territorio marroquí,
nos referiremos a la primera como “vallas españolas”. 105 Las entrevistas se
realizaron en Ceuta, Melilla y Madrid en octubre y diciembre de 2014 y en febrero
de 2015. Las personas entrevistadas procedían de Camerún, Guinea, Malí y Sierra
Leona. Todos los entrevistados salvo dos habían intentado saltar la valla para
entrar en Melilla al menos dos veces, y algunas hasta cinco veces o más. La
mayoría de las devoluciones “en caliente” se habían producido en Amnistía Internacional,
noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 35 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas En una ocasión, incluso se permitió la entrada de las Fuerzas Auxiliares
Marroquíes al espacio situado entre las vallas fronterizas españolas para llevarse
de vuelta a Marruecos a migrantes y refugiados aprehendidos. En uno de estos
incidentes se vio envuelto un menor no acompañado de Malí a quien Amnistía
Internacional entrevistó en Madrid en diciembre de 2014.106 Algunos de los
detalles de su testimonio, incluida la presencia de Fuerzas Auxiliares Marroquíes
en el espacio existente entre las vallas el 24 de febrero de 2014, también
han sido confirmados por informaciones aparecidas en los medios de comunicación.107

Nací en Malí el 3 de octubre de 1998 y tengo dos hermanas y un hermano. Mi
madre enfermó y murió y yo tuve que irme de Malí. Tras pasar algún tiempo en
Argelia, me fui a Marruecos, al Gurugú. Fue a finales de noviembre de 2013.
Esperaba conseguir una vida mejor en Europa. Traté de entrar a Melilla saltando
la valla muchas veces, pero sólo conseguí llegar en dos ocasiones. El resto
de las veces nos pararon las Alit [Fuerzas Auxiliares Marroquíes]. La primera
vez que salté la valla fue el 22 o el 24 de febrero, creo [...] no recuerdo
bien la fecha exacta. Estaba en un grupo grande, de unos 700, la mayoría de
Malí. Había algunos guineanos, pero no muchos, y otros pocos más [...] Era
a primera hora de la mañana. Conseguí saltar las dos vallas, pero en la tercera,
la Guardia [agentes de la Guardia Civil española] me atrapó. Ya estaba trepando
la tercera valla, pero la Guardia nos golpeaba con porras por todo el cuerpo.
Me hacían mucho daño. Luego vi a los agentes de las Alit en la valla, junto
a mí. Ellos también nos golpearon. Fue una verdadera paliza [...] Ese día yo
estaba muy débil y me rendí. Volví a bajar porque tenía miedo de caerme de
la valla y herirme. Así que fui bajando lentamente mientras me golpeaban. Las
Alit me agarraron con fuerza y me llevaron de vuelta a Marruecos. Pidieron
a la Guardia que abriera las puertas que hay en las vallas para volver andando
a Marruecos. Vi cómo se llevaban a otros siete u ocho como yo. Tras regresar
a Marruecos, los agentes de las Alit siguieron pegándonos, con brutalidad.
Luego llegó el jefe de la policía y les dijo que pararan. Yo sentía mucho dolor,
pero mis heridas no eran graves. Había otros con la cabeza sangrando. La policía
se llevó a los que no estábamos gravemente heridos a la comisaría de Nador,
donde pasé unas cuatro horas. Dieron ropa y zapatos a quienes los habíamos
perdido. También nos dieron algo de comer. Pero luego nos llevaron a Rabat
y nos dejaron allí. Yo no llevaba nada encima, así que me tuve que quedar en
la estación de autobuses hasta que pude regresar al Gurugú.

2014, la última de ellas en el mes de agosto. Dos de los entrevistados compartieron
experiencias de devolución “en caliente” desde 2012. 106 Entrevista realizada
por Amnistía Internacional el 16 de diciembre de 2014 en Madrid (entrevista
nº 47). 107 El Mundo informa sobre el intento de entrada de migrantes la mañana
del 24 de febrero de 2014 y la entrada de agentes marroquíes al espacio existente
entre las tres vallas de Melilla: www.elmundo.es/espana/2014/02/24/530b07e8ca47419f388b456d.html
(consultado el 14 de septiembre de 2015). Véanse también El País politica.elpais.com/politica/2014/02/24/actualid
ad/1393232097_129060.html
(consultado el 14 de septiembre de 2015). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía
Internacional, noviembre de 2015

3636 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas La cooperación operativa entre España y Marruecos durante las operaciones
de devolución “en caliente” también quedó documentada el 28 de marzo de 2014108
y el 18 de junio de 2014109 gracias a las grabaciones de vídeo realizadas por
Prodein, un grupo a favor de los derechos de las personas migrantes en Melilla.
En ambas grabaciones se observa la presencia de las Fuerzas Auxiliares Marroquíes.
En la primera se ve cómo los agentes de las Fuerzas Auxiliares Marroquíes utilizan
las puertas de la valla para devolver a Marruecos a unas personas esposadas,
al parecer sin ningún procedimiento formal de identificación y devolución.
En la segunda, realizada el 18 de junio de 2014, se ve a agentes de las Fuerzas
Auxiliares Marroquíes en el interior de las vallas españolas haciendo bajar
a migrantes de la valla y devolviéndolos a Marruecos. No parece que ni las
autoridades marroquíes ni las españolas lleven a cabo ningún procedimiento
formal de devolución. Las imágenes muestran, además, cómo un agente marroquí
golpea brutalmente con un largo palo a un extranjero que está tirado en el
suelo entre las vallas y no parece entrañar ninguna amenaza. La respuesta del
gobierno de España a las preguntas planteadas por un parlamentario sobre el
incidente confirma que las fuerzas de seguridad marroquíes entraban en el sistema
de tres vallas de Melilla cuando la cooperación “contra la inmigración irregular”
entre los dos países lo hacía preciso.110

Algunas de las personas entrevistadas dijeron a Amnistía Internacional que
incluso habían pasado las tres vallas que separan Melilla de Nador, y sin embargo
fueron devueltas sin seguir ningún procedimiento. Uno de estos incidentes,
que tuvo lugar el 1 de mayo de 2014, fue relatado a Amnistía Internacional
por un camerunés, un sierraleonés y un guineano.111 El guineano explicó que
había pasado las tres vallas españolas de Melilla cuando fue aprehendido por
agentes de la Guardia Civil española, que lo entregaron a las autoridades marroquíes
llevándolo de nuevo a Marruecos a través de las puertas internas de las vallas.
Este hombre dijo a Amnistía Internacional que las autoridades españolas no
le habían dado oportunidad de identificarse ni de explicar por qué había ido
a Melilla. Afirmó que deseaba solicitar asilo en España. Los otros dos entrevistados
dijeron, cada cual por su lado, que habían visto cómo la Guardia Civil española
devolvía a Marruecos, a través de las puertas internas de la valla, a migrantes
que habían pasado las vallas españolas entre Nador y Melilla . Corroboran estos
testimonios las denuncias de un migrante que presentó una querella criminal
contra el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Melilla, alegando que
había sido devuelto de Melilla a Marruecos el 1 de mayo de 2014 y entregado
a las autoridades marroquíes sin ningún procedimiento formal y sin tener oportunidad
de solicitar asilo o

108 Imágenes de vídeo: www.eldiario.es/desalambre/VIDEO-ONG-marroquies-territorio-
inmigrantes_0_244625538.html (consultado el 14 de septiembre de 2015). 109
Imágenes de vídeo de Prodein, 18 de junio de 2014: vimeo.com/98687161 (consultado
el 14 de septiembre de 2015), así como una entrevista con el representante
de Prodein: politica.elpais.com/politica/2014/06/20/actualidad/1403249154_546020.html
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 110 Véanse la pregunta parlamentaria
planteada por el diputado Jon Iñarritu García el 20 de junio de 2014 y la respuesta
del gobierno del 11 de septiembre de 2014 (registrada con el número 147180).
111 Entrevistas realizadas por Amnistía Internacional el 7 de octubre de 2014,
el 10 de octubre de 2014 y el 2 de febrero de 2015 (entrevistas nº 1, 7 y 50).
Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 37 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas impugnar su devolución.112 El vídeo de Prodein, que se grabó en
las vallas españolas de Melilla el 1 de mayo de 2014, también muestra cómo
los guardias civiles españoles entregan a migrantes a los agentes de las Fuerzas
Auxiliares Marroquíes llevándolos a través de las puertas de las vallas.113

DEVOLUCIONES CUESTIONABLES DESDE ISLOTES ESPAÑOLES El 16 de abril de 2014,
siete personas, que habían llegado a la en la Isla del Congreso (archipiélago
de Las Chafarinas) el 15 de abril de 2014, fueron devueltas a Marruecos por
las autoridades españolas. Una declaración publicada por la Delegación de Gobierno
en la Ciudad Autónoma de Melilla ese mismo día confirmó su devolución tras
el correspondiente procedimiento formal.114

Amnistía Internacional entrevistó a uno de los jóvenes devueltos a Marruecos
desde Las Chafarinas el 16 de abril de 2014.115 Según su testimonio, los siete
inmigrantes que estaban en la isla habían comunicado tanto su deseo de solicitar
asilo como su condición de refugiados al personal militar, los policías y el
abogado que visitó la isla durante su estancia de aproximadamente 30 horas
en suelo español. En ningún momento se les comunicó que serían devueltos a
Marruecos ni se les dio oportunidad de impugnar su devolución. Amnistía Internacional
habló también con una abogada española, Patricia Fernández Vicens, que se había
comunicado con los siete hombres durante su estancia en Las Chafarinas tras
recibir, a través del representante de un grupo a favor de los derechos de
las personas migrantes en Marruecos, su petición de ayuda para la presentación
de solicitudes de asilo. Tras hablar con ellos por teléfono y confirmar su
deseo de solicitar asilo en España, Fernández Vicens envió por fax una carta
a la Oficina de Asilo y Refugio, dependiente del Ministerio del Interior, así
como al representante del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR)
en Madrid, facilitándoles detalles sobre la nacionalidad y la fecha de nacimiento
de los hombres que estaban en Las Chafarinas y comunicándoles su deseo de solicitar
asilo.116

112 Véase por ejemplo www.diagonalperiodico.net/global/26068-belletti-se-querella-contra-la-guardia-
civil-melilla-por-devolverlo-ilegalmente, (consultado el 14 de septiembre de
2015). 113 Imágenes de vídeo de Prodein, 1 de mayo de 2014: vimeo.com/93511041
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 114 Véase, por ejemplo, El Gobierno
entrega a Marruecos a los siete inmigrantes de Chafarinas, 16 de abril de 2014,
disponible en: http://www.elmundo.es/espana/2014/04/16/534eb7cf22601d10728b457e.html.
Véanse también la pregunta parlamentaria planteada por el diputado Jon Iñarritu
García el 30 de abril de 2014 (registrada con el número 133059) y la respuesta
del gobierno del 23 de junio de 2014 (registrada con el número 142316). 115
Entrevista (nº 72) realizada por Amnistía Internacional el 27 de julio de 2015
(se omiten el lugar de la entrevista y la nacionalidad del entrevistado por
deseo de éste). 116 Entrevistas y correspondencia electrónica con la abogada
Patricia Fernández Vicens, que envió el fax a la Oficina de Asilo y Refugio
el 15 de abril de 2014 a mediodía. En el siguiente enlace puede verse la carta
y el acuse de recibo del fax: www.publico.es/politica/siete-chafarinas-pidieron-asilo-
expulsados.html (consultado el 14 de septiembre de 2015). La abogada envió
fax y llamó a la Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre
de 2015

3838 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas El 3 de junio de 2014 ya había tenido lugar un incidente similar,
según informaciones publicadas en los medios de comunicación y declaraciones
de organizaciones no gubernamentales.117 Según dichas informaciones, 13 personas
del África Subsahariana, entre ellas al menos dos menores, fueron devueltas
a Marruecos desde el islote español de Perejil, cercano a Ceuta, por las autoridades
marroquíes (la Gendarmería, según informes), que fueron alertadas de la presencia
de los migrantes en la isla y autorizadas a desembarcar en ella por las autoridades
españolas (Guardia Civil). Según noticias de prensa, los agentes marroquíes
se llevaron a los 13 migrantes de la isla por la fuerza ante la mirada de los
guardias civiles.118

La Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) denunció que 324 subsaharianos
habían sido expulsados sumariamente en 2014 de España a Marruecos y entregados
a las autoridades marroquíes tras cruzar una, dos o las tres vallas españolas
que rodean Melilla.119

Como la topografía de Ceuta permite que las autoridades marroquíes o las españolas
detecten fácilmente a los migrantes que se aproximan a sus vallas, la mayoría
de los que llegan a Ceuta lo hacen por mar. Por este motivo, no hay tantos
informes de devoluciones “en caliente” desde las vallas de Ceuta. Amnistía
Internacional tampoco recibió denuncias de devoluciones “en caliente” en las
aguas de Ceuta durante el tiempo que duró la investigación para elaborar este
informe. Tanto organizaciones no gubernamentales como migrantes y refugiados
han dicho a Amnistía Internacional que las embarcaciones interceptadas por
la Guardia Civil en las aguas de Ceuta suelen recibir ayuda y ser conducidas
hasta el enclave.120 Sin embargo, en Melilla, representantes de la Comandancia
de la Guardia Civil han dicho a Amnistía Internacional que las aguas de Melilla
no forman parte de la zona de búsqueda y salvamento de España, y por consiguiente,
cuando interceptan una embarcación, informan a

Delegación de Gobierno en Melilla para evitar la devolución sumaria de los
solicitantes de asilo. Información corroborada en una declaración de la representación
de ACNUR en Madrid: acnur.es/noticias/noticias-de-espana/1676-acnur-preocupado-por-la-devolucion-de-personas-en-p
osible-
necesidad-de-proteccion-desde-chafarinas (consultado el 14 de septiembre de
2015). 117 Véanse la pregunta parlamentaria planteada por el diputado Jon Iñarritu
García el 6 de junio de 2014 y la respuesta del gobierno del 28 de julio de
2014 (registrada con el número 146917), así como las noticias disponibles en
los siguientes enlaces: politica.elpais.com/politica/2014/06/03/actualidad/1401791765_688046.html
(consultado el 14 de septiembre de 2015) y cadenaser.com/ser/2014/06/03/sociedad/1401761607_850215.html
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 118 Información de prensa: politica.elpais.com/politica/2014/06/03/actu
alidad/1401791765_688046.html
(consultado el 14 de septiembre de 2015) y cadenaser.com/ser/2014/06/03/sociedad/1401761607_850215.html
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 119 Entrevista telefónica mantenida
con representante de la AMDH el 21 de febrero de 2015. 120 Entrevistas realizadas
en octubre de 2014 y febrero de 2015 con personas migrantes y refugiadas que
llegaron a Ceuta por mar, y entrevista con representantes de la Cruz Roja en
Ceuta el 24 de octubre de 2014. Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice:
EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 39 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas las autoridades marroquíes para que recojan a sus ocupantes y los
devuelvan a Marruecos.121 Declaran, asimismo, que no se permite a los ocupantes
de ninguna de las embarcaciones interceptadas desembarcar en Melilla. El 6
de febrero de 2014 tuvo lugar un episodio de devolución “en caliente” en el
mar que fue ampliamente difundido y que Amnistía Internacional había denunciado.122
Al menos 14 migrantes que se dirigían a nado a España desde Marruecos perecieron
ahogados frente a la costa de Ceuta después de que la Guardia Civil española
lanzara proyectiles de goma y gas lacrimógeno en su dirección para impedir
que entrasen en España. Ese mismo día, 23 personas que habían sobrevivido a
la travesía a nado hasta las playas españolas fueron devueltas inmediatamente
a Marruecos, al parecer sin acceso a ningún procedimiento formal. El 3 de febrero
de 2015 se produjo otra expulsión sumaria desde Ceuta. Un camerunés entrevistado
por Amnistía Internacional explicó que había sorteado la valla de Ceuta a nado
y había entrado en España el 3 de febrero de 2015.123 Relató que, a diferencia
de él, sus amigos habían optado por trepar por la valla para pasar al lado
español, pero la Guardia Civil los había aprehendido cuando bajaban del lado
de Ceuta y los había devuelto a Marruecos por una puerta de la valla, entregándolos
a las autoridades marroquíes. Confirman su testimonio los medios de comunicación
locales, que afirmaron en sus informaciones que agentes de la Guardia Civil
habían devuelto a seis migrantes de origen subsahariano, uno por uno, a Marruecos
a través de la valla que separa Ceuta de Tetuán.124

121 Entrevistas mantenidas con representantes de la Comandancia de la Guardia
Civil en Melilla el 8 de octubre de 2014. 122 Comunicados de prensa de Amnistía
Internacional relacionados: Spain: Accountability urged for ‘appalling’ migrant
deaths in Ceuta, 14 de febrero de 2014, disponible en: https://www.amnesty.org/en/latest/news/2014/02/spain-accou
ntability-urged-appalling-migrant-deaths-
ceuta/ (consultado el 20 de septiembre de 2015) y España: La tragedia de los
migrantes de Ceuta, lamentable menosprecio hacia la vida humana, 6 de febrero
de 2015, disponible en: www.es.amnesty.org/noticias/noticias/articulo/la-tragedia-de-los-migrantes-de-ceuta-lamen
table-
menosprecio-hacia-la-vida-humana/ (consultado el 14 de septiembre de 2015).
Véase también Amnistía Internacional, El coste humano de la fortaleza Europa.
Violaciones de derechos humanos en las fronteras de Europa contra personas
migrantes y refugiadas (Índice: EUR 05/001/2014). 123 Entrevista mantenida
con Amnistía Internacional el 6 de febrero de 2015 en Madrid (entrevista nº
64). 124 Véanse por ejemplo, El Faro, “De la valla... a la entrega a Marruecos”,
4 de febrero de 2015, disponible en: elfarodigital.es/ceuta/sucesos/158564-de-la-valla-a-la-entrega-a-marruecos.h
tml#
(consultado el 14 de septiembre de 2015), y El Faro, “Entregados a Marruecos
los seis inmigrantes que se subieron a la valla en Benzú”, 4 de febrero de
2015, disponible en: elfarodigital.es/ceuta/sucesos/158486-cien-inmigrantes-intentan-entrar-a-traves-del-espigon-
de-
benzu.html (consultado el 14 de septiembre de 2015). Índice: EUR 03/2544/2015
Amnistía Internacional, noviembre de 2015

4040 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas LEGISLACIÓN ESPAÑOLA SOBRE DEVOLUCIÓN Y EXPULSIÓN DE EXTRANJEROS
La « Ley » Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los
extranjeros en España y su integración social, describe tres procedimientos
para la transferencia de un ciudadano extranjero a la jurisdicción de otro
Estado: denegación de entrada, devolución en la frontera tras entrada irregular
y expulsión.125 Según dispone el texto legal, los extranjeros que se hallen
en España tienen derecho a asistencia jurídica gratuita en los procedimientos
administrativos que puedan llevar a su denegación de entrada, devolución, o
expulsión del territorio español y en todos los procedimientos en materia de
protección internacional, así como a la asistencia en ellos de un intérprete.126

Sin embargo, las expulsiones de Ceuta y Melilla descritas supra parecen haber
sido sumarias, sin ninguna de las garantías previstas por el derecho internacional
y el de la UE, y por tanto vulneran las siguientes normas internacionales:
? artículo 13 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP);
? artículo 33 de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, de 1951;
? artículo 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH), así como el artículo
4 de su Protocolo nº 4 y el artículo 1 de su Protocolo nº 7, ratificados por
España. Además, violan leyes de la UE, como: ? el Código de Fronteras Schengen,127

? la Directiva sobre Procedimientos de Asilo,128 así como ? los artículos 18
(derecho de asilo), 19 (protección en caso de devolución, expulsión y extradición)
y 47 (derecho a la tutela judicial efectiva y a un juez imparcial) de la Carta
de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. Las autoridades españolas
con las que se reunió Amnistía Internacional en Madrid, Ceuta y Melilla argumentaron
reiteradamente que en los flujos de migración irregular hacia España, especialmente
hacia los enclaves, no había personas necesitadas de protección internacional
hasta que comenzaron llegar sirios a finales de 2013, y que las personas procedentes
de Marruecos o Argelia, o de países subsaharianos, son migrantes económicos.
Esta teoría pasa por alto el hecho de que las personas refugiadas no siempre
huyen de la violencia

125Artículos 58 y 60 de la « Ley » Orgánica 4/2000. 126 Artículo 22.2 de la « Ley »
Orgánica 4/2000. 127 Reglamento (CE) nº 562/2006 del Parlamento Europeo y del
Consejo, de 15 de marzo de 2006, por el que se establece un Código comunitario
de normas para el cruce de personas por las fronteras. 128 Directiva 2013/32/UE
del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de junio de 2013, sobre procedimientos
comunes para la concesión o la retirada de la protección internacional (refundición).
Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 41 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas generalizada o de violaciones de derechos humanos omnipresentes.
En todo el mundo hay millones de personas refugiadas que han huido de una persecución
individual en sus países de origen motivada por sus características concretas
(raza, religión, opinión política, identidad de género u orientación sexual,
entre otras).Por este motivo, toda persona, con independencia de cuál sea su
país de origen, debe tener acceso a procedimientos individuales de concesión
de asilo en los que pueda demostrar sus necesidades particulares de protección.
Al no haber procedimientos de identificación, en ocasiones los menores también
son víctimas de estas prácticas, como se describe supra. Esto constituye una
clara infracción de las obligaciones contraídas por España en virtud de la
Convención sobre los Derechos del Niño, que dispone que el interés superior
del niño constituirá una consideración primordial del Estado en todas sus actuaciones
relacionadas con menores.129 Las expulsiones sumarias también violan las leyes
españolas.130

A pesar del acuerdo de readmisión firmado en 1992 entre ambos países, el gobierno
de Marruecos, por regla general, no permite la devolución a su territorio de
ciudadanos extranjeros procedentes de los enclaves a través de los canales
formales (aunque hay numerosos indicios, como se ha visto supra, de que las
autoridades marroquíes aceptan a personas expulsadas sumariamente durante operaciones
de control fronterizo).131 Aunque algunas de estas expulsiones a Marruecos
puedan haberse realizado en virtud del acuerdo hispano-marroquí para la readmisión
de ciudadanos de terceros países,132 este acuerdo ya de por sí no incluye varias
salvaguardias de fondo y de forma previstas por el derecho

129 Convención sobre los Derechos del Niño, artículo 3.1. Para más información
sobre la pertinencia de la Convención sobre los Derechos del Niño y otros instrumentos
internacionales de derechos humanos relacionados, véase el apartado titulado
“Obligaciones de derechos humanos en relación con los reenvíos forzados o las
devoluciones 'en caliente'”, en la página 89. 130 Véase « Ley » Orgánica 4/2000,
de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y
su integración social (artículos 22.2, que garantiza la asistencia jurídica
gratuita y el acceso a intérpretes, y 57.6, que prohíbe la expulsión cuando
ésta conculca el principio de no devolución, y el Real Decreto 557/2011, de
20 de abril, por el que se aprueba el Reglamento de la « Ley » Orgánica 4/2000
(en particular el artículo 23.2), que afirma: “[...] las Fuerzas y Cuerpos
de Seguridad del Estado encargadas de la custodia de costas y fronteras que
hayan interceptado a los extranjeros que pretenden entrar irregularmente en
España los conducirán con la mayor brevedad posible a la correspondiente comisaría
del Cuerpo Nacional de Policía, para que pueda procederse a su identificación
y, en su caso, a su devolución”. 131 Entrevistas con representantes de la Policía
Nacional en Ceuta y Melilla en octubre de 2014. Al parecer esto es así porque
Marruecos considera los enclaves como territorios ocupados por España. Dado
que las autoridades marroquíes no concedieron ninguna entrevista a Amnistía
Internacional, la organización no pudo confirmar este extremo oficialmente.
132 Acuerdo entre el Reino de España y el Reino de Marruecos relativo a la
circulación de personas, el tránsito y la readmisión de extranjeros entrados
ilegalmente, firmado en Madrid en 1992 (fecha de entrada en vigor, 21 de octubre
de 2012) www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-1992-8976#analisis (consultado
el 14 de septiembre de 2015). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional,
noviembre de 2015

4242 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas internacional cuando se transfiere a una persona desde la jurisdicción
de un Estado (más información sobre este acuerdo de readmisión en el apartado
“La externalización de los controles fronterizos españoles: cooperación con
terceros países”, en la página 21). ENMIENDA A LA « LEY » ORGÁNICA 4/2000: UN NUEVO
RÉGIMEN FRONTERIZO PARA CEUTA Y MELILLA La aprobación del texto definitivo
de la « Ley » de Seguridad Ciudadana en el Congreso de los Diputados de España
el 26 de marzo de 2015 modificó la « ley » española sobre la inmigración (« Ley » Orgánica
4/2000) e introdujo un nuevo acto administrativo: el “rechazo” en la frontera,
específico para Ceuta y Melilla, además de las tres disposiciones ya en la
« ley. » La « ley » modificada dispone: “Los extranjeros que sean detectados en la
línea fronteriza de la demarcación territorial de Ceuta o Melilla mientras
intentan superar, en grupo, los elementos de contención fronterizos para cruzar
irregularmente la frontera podrán ser rechazados a fin de impedir su entrada
ilegal en España”.133

Aunque la enmienda incluye un párrafo que reza: “En todo caso, el rechazo se
realizará respetando la normativa internacional de derechos humanos y de protección
internacional de la que España es parte”, no detalla el procedimiento ni describe
cómo se respetarán durante los “rechazos” en la frontera los derechos humanos
de las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas que tratan de
cruzar la frontera. Por ejemplo, la « ley » enumera una serie de salvaguardias
de procedimiento –como el acceso a asistencia letrada gratuita y a servicios
de interpretación– para procedimientos conexos ya presentes en la « ley » española,
a saber, la denegación de entrada, la devolución en la frontera tras entrada
irregular y la expulsión. Sin embargo, no existen tales salvaguardias para
este nuevo acto de “rechazo” en la frontera que introduce la enmienda.

El 22 de octubre de 2014, el ministro del Interior anunció un “protocolo de
actuación integral en los perímetros fronterizos de Ceuta y Melilla”134 que
entraría en vigor una vez se aprobaran las enmiendas antedichas a la « ley » de
inmigración española con la introducción del “rechazo” en la frontera. Sin
embargo, dicho protocolo tampoco indica ninguna salvaguardia de derechos humanos,
excepto una disposición sobre el acceso a asistencia médica de las

133 Primer párrafo de la disposición adicional décima introducida por la disposición
final primera de la « Ley » Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, sobre Seguridad Pública
(BOE del 31 de marzo de 2015). En vigor desde el 1 de abril de 2015. 134 El
anuncioeste protocolo está en la página web del Ministerio del Interior: www.interior.gob.es/es/web/interior/noti
cias/detalle/-
/journal_content/56_INSTANCE_1YSSI3xiWuPH/10180/2687323/?redirect=http%3A%2F%2Fwww.inter
ior.gob.es%2Fes%2Fweb%2Finterior%2Fprensa%2Fnoticias%3Fp_p_id%3D101_INSTANCE_GHU8Ap6
ztgsg%26p_p_lifecycle%3D0%26p_p_state%3Dnormal%26p_p_mode%3Dview%26p_p_col_id%3Dcolu
mn- 2%26p_p_col_count%3D1%26_101_INSTANCE_GHU8Ap6ztgsg_advancedSearch%3Dfalse%26_101_I
NSTANCE_GHU8Ap6ztgsg_keywords%3D%26_101_INSTANCE_GHU8Ap6ztgsg_delta%3D10%26p_r_p
_564233524_resetCur%3Dfalse%26_101_INSTANCE_GHU8Ap6ztgsg_cur%3D59%26_101_INSTANC
E_GHU8Ap6ztgsg_andOperator%3Dtrue (consultada el 14 de septiembre de 2015).
Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 43 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas personas heridas. El hecho de que la enmienda no describa claramente
lo que conllevan los “rechazos” en la frontera, así como la falta de salvaguardias,
hace temer realmente que esta enmienda se limite a legalizar las prácticas
ilícitas de devolución “en caliente” que ya lleva a cabo la Guardia Civil en
las fronteras terrestres de España con Marruecos. Estos temores se ven agravados
por la justificación que aporta la enmienda propuesta a la « Ley » Orgánica 4/2000
para la entrada en vigor inmediata de la disposición concerniente a los rechazos
en la frontera,135 a saber, que dicha disposición no necesita periodo de transición
pues “se limita a dar mayor claridad al régimen jurídico ya vigente que rige
la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en los perímetros
fronterizos”.136

En mayo de 2015, el Comité contra la Tortura instó a España a examinar la nueva
« ley » para garantizar el principio de no devolución (non-refoulement) y asegurar
la evaluación individual de cada caso y el acceso a los procedimientos de concesión
de asilo.137 El Comité señaló que la nueva enmienda sirve simplemente para
dar “cobertura legal” a las devoluciones sumarias que se realizan desde las
ciudades de Ceuta y Melilla.138 De forma similar, el Comité de Derechos Humanos
de las Naciones Unidas recomendó que España examinara la « ley » que introduce
los “rechazos en la frontera” en Ceuta y Melilla con vistas a “garantizar que
todas las personas que solicitan protección internacional tengan acceso a procedimientos
de evaluación justos e individualizados y a la protección frente a la devolución
sin discriminación, y tengan acceso a un mecanismo independiente con autoridad
para suspender las decisiones negativas”.139

Para garantizar que el nuevo régimen de “rechazos” en la frontera introducido
para Ceuta y Melilla no genera violaciones de las obligaciones contraídas por
España en materia de derechos humanos, es urgente regular de forma precisa
cómo se llevarán a cabo estos

135 Véase p.145 de la Gaceta Oficial de las Cortes Generales, Senado, 13 de
febrero de 2015. 136“Se establece, con carácter general, un período de 'vacatio
legis' suficiente para que se produzca el adecuado tránsito desde la regulación
actual a la nueva; no obstante, se dispone la inmediata entrada en vigor del
régimen aplicable a los rechazos en frontera en Ceuta y Melilla, que se limita
a dar mayor claridad al régimen jurídico ya vigente que rige la actuación de
las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en los perímetros fronterizos”.
137 Comité contra la Tortura, Observaciones finales sobre el sexto informe
periódico de España (CAT/C/ESP/6), versión avanzada no editada, aprobadas en
su sesión 1.328º (CAT/C/SR.1328), celebrada el 15 de mayo de 2015, pár. 13,
disponible en: tbinternet.ohchr.org/Treaties/CAT/Shared%20Documents/ESP/CAT_C_ESP_CO_6_20489_S.pdf
(consultado el 14 de septiembre de 2015) (“Comité contra la Tortura, Observaciones
finales, 15 de mayo de 2015”). 138 Comité contra la Tortura, Observaciones
finales, 15 de mayo de 2015. 139 Comité de Derechos Humanos, Observaciones
finales sobre el sexto informe periódico de España (CCPR/C/ESP/6), aprobadas
en su reunión (CCPR/C/ SR.3192) celebrada el 20 de julio de 2015, pár. 18,
disponible en: tbinternet.ohchr.org/_layouts/treatybodyexternal/Download.aspx?symbolno=CCPR/C/ESP/CO/6&Lang=sp
(consultado el 14 de septiembre de 2015). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía
Internacional, noviembre de 2015

4444 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas rechazos, con todas las salvaguardias pertinentes para evitar la
devolución (refoulement) y las expulsiones colectivas de España a Marruecos.
ACCESO A ASILO EN PUESTOS FRONTERIZOS La entrada en vigor del nuevo régimen
para Ceuta y Melilla se produjo días después de que el ministro del Interior
inaugurara oficialmente sendas oficinas de protección internacional en los
puestos fronterizos oficiales de estos enclaves (el de El Tarajal en Ceuta
y el de Beni Enzar en Melilla).140 Con arreglo a la nueva « ley, » las solicitudes
de asilo de personas necesitadas de protección internacional se recibirán en
estos puestos fronterizos. Sin embargo, como también señaló Nils Muižnieks,
comisario para los Derechos Humanos del Consejo de Europa, tras su visita a
Melilla en enero de 2015, estas oficinas no son accesibles a los africanos
subsaharianos que no tienen documentos de viaje y, por tanto, no pueden salir
de Marruecos para llegar a los puestos fronterizos españoles. Esto significa
que estas personas tendrían que seguir arriesgándose a saltar las vallas que
rodean los enclaves o conseguir una embarcación para entrar en España. Por
consiguiente, la creación de estas oficinas, aunque es una buena noticia, no
salvaguarda el derecho a solicitar asilo en caso de “rechazos” en la frontera.
Desde octubre de 2014 hasta el 16 de junio de 2015, la policía del puesto fronterizo
de Beni Enzar, entre Melilla y Nador (Marruecos), recibió las solicitudes de
asilo de más de 3.300 personas, todas ellas en huida del conflicto de Siria.
Según el jefe de la Brigada de « Extranjería » y Fronteras de la policía de Melilla,
en este mismo periodo no se recibió ninguna solicitud de personas procedentes
de los países subsaharianos.141

EMPLEO INNECESARIO O EXCESIVO DE LA FUERZA POR AGENTES DE LA GUARDIA CIVIL
ESPAÑOLA Amnistía Internacional ha recibido numerosos informes sobre uso excesivo
de la fuerza por parte de agentes de la Guardia Civil española al tratar de
impedir que personas migrantes y refugiadas accedan a territorio español o
al devolverlas desde Ceuta y Melilla a Marruecos. Muchas de las personas refugiadas
y migrantes entrevistadas por Amnistía Internacional que habían intentado saltar
la valla de Melilla dijeron a la organización que los agentes de la Guardia
Civil las habían golpeado con porras, tratando de impactar en las articulaciones
y

140 Ministerio del Interior (comunicado de prensa), Jorge Fernández Díaz subraya
que la apertura de las Oficinas de Protección Internacional reafirma el compromiso
de España con la defensa de los derechos humanos, 16 de marzo de 2015, disponible
en: www.interior.gob.es/es/web/interior//noticias/detalle/- /journal_content/56_INSTANCE_1YSSI3xiWuPH/10180/35475
74/?redirect=http%3A%2F%2Fwww.inter
ior.gob.es%2Fes%2Fweb%2Finterior%2Fportada%3Bjsessionid%3DD9FA9161373788BCDF6F3553F3
20E480%3Fp_p_id%3D101_INSTANCE_OFA3ASFpQmdf%26p_p_lifecycle%3D0%26p_p_state%3Dno
rmal%26p_p_mode%3Dview%26p_p_col_id%3Dcolumn-2%26p_p_col_count%3D4 (consultada
el 14 de septiembre de 2015). 141 Entrevista con el jefe de la Brigada de « Extranjería »
y Fronteras de la policía en Melilla, 16 de junio de 2015. Amnistía Internacional,
noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 45 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas produciéndoles un fuerte dolor. Algunas también dijeron que habían
intentado hacerlas bajar de las vallas a tirones, con el consiguiente peligro
de hacerlas caer y que se lesionaran. Varios vídeos publicados por Prodein,
grupo a favor de los derechos de las personas migrantes en Melilla, muestran
a los guardias civiles haciendo uso innecesario de la fuerza contra migrantes
que tratan de cruzar las vallas en Melilla. Un vídeo del 13 de agosto de 2014
muestra a agentes de la Guardia Civil andando con al menos 11 migrantes esposados
desde el lado español de las vallas que separan Melilla y Nador al marroquí,
pasándolos por las puertas que hay en las vallas.142 Otro vídeo del mismo incidente
publicado por Human Rights Watch muestra a agentes uniformados que parecen
de la Guardia Civil española golpeando a los migrantes dentro de la valla de
Melilla.143 Las demandas presentadas ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos
por un ciudadano de Malí y otro de Costa de Marfil el 12 de febrero de 2015
contienen denuncias similares sobre expulsiones sumarias llevadas a cabo el
13 de agosto de 2014.144

Las imágenes grabadas por Prodein de expulsiones sumarias de Melilla el 15
de octubre de 2014 muestran a agentes de la Guardia Civil golpeando a un migrante
con porras mientras éste desciende por la valla que separa Melilla de Marruecos.
A continuación, se ve cómo los agentes se llevan en volandas al hombre, que
parece inconsciente, y lo meten por una puerta de la valla para devolverlo
a Marruecos.145 Un segundo vídeo del incidente muestra a los guardias civiles
llevándose a otro hombre, que parece inconsciente, hacia Marruecos a través
de la valla.146

En concreto, Amnistía Internacional considera que el 6 de febrero de 2014 los
agentes españoles encargados de hacer cumplir la « ley » hicieron un uso innecesario
y excesivo de la fuerza, contrario al derecho internacional de los derechos
humanos, cuando al menos 14 personas murieron mientras trataban de llegar a
nado desde el lado marroquí de la playa de El Tarajal hasta el lado español
en Ceuta. Los guardias civiles utilizaron la fuerza y equipo antidisturbios,
como balas de goma, cartuchos de fogueo y fumigantes, contra migrantes, solicitantes
de asilo y refugiados desarmados.147 Los partidos de oposición Partido Socialista

142 Imágenes de vídeo de Prodein, 13 de agosto de 2014: vimeo.com/103407413
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 143 Imágenes de vídeo publicadas
por HRW, 13 de agosto de 2014: www.youtube.com/watch?v=kpRJLsu_Nqo (consultado
el 14 de septiembre de 2015). 144 N.D. contre l’Espagne et N.T. contre l’Espagne
(números 8675/15 y 8697/15) disponible en francés en: hudoc.echr.coe.int/eng?i=001-156743
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 145 Imágenes de vídeo de Prodein,
15 de octubre de 2014: vimeo.com/109091397 (consultado el 14 de septiembre
de 2015). 146 Imágenes de vídeo de Prodein, 15 de octubre de 2014: vimeo.com/109010316
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 147 Para más información, véase supra
y Amnistía Internacional, España: La tragedia de los migrantes de Ceuta, lamentable
menosprecio hacia la vida humana, 6 de febrero de 2015, disponible en: Índice:
EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

4646 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Obrero Español (PSOE) e Izquierda Plural propusieron establecer
una comisión parlamentaria para investigar el incidente, pero la propuesta
fue rechazada en votación por el Partido Popular, partido en el gobierno, el
4 de marzo de 2014. Tras la presentación de una denuncia por varias ONG el
10 de febrero de 2014, se inició una investigación judicial sobre la muerte
de cinco personas cuyos cadáveres fueron encontrados en territorio español
(en el mar y en la costa de Ceuta). La investigación examinó también si el
uso de la fuerza por parte de la Guardia Civil había sido adecuado, y estudió
la devolución a Marruecos, sin procedimiento formal, de 23 personas que habían
conseguido llegar a nado hasta Ceuta. En octubre de 2015, el juzgado de instrucción
núm. 6 de Ceuta desestimó los cargos sobre la devolución de las 23 personas
y, en relación con las muertes, ordenó el sobreseimiento provisional de la
causa por los delitos de homicidio y lesiones imprudentes.148 En opinión del
juzgado, las devoluciones “en caliente”149 a Marruecos eran una práctica permitida
y aplicada por el Ministerio del Interior sobre la base de una interpretación
operativa de la frontera, que más tarde recibió “cobertura legal” con las reformas
a la « Ley » Orgánica 4/2000,150 y por tanto no podían considerarse infracción
por parte de los guardias civiles implicados. Respecto a las muertes, el juzgado
resolvió que no podía determinarse si habían tenido lugar en aguas españolas
o marroquíes, y si se habían producido durante el suceso del 6 de febrero o
no, ya que los cadáveres se encontraron varios días después del incidente.
El auto judicial manifestaba asimismo que no había pruebas de que la Guardia
Civil utilizara inadecuadamente el material antidisturbios, especialmente dada
la ausencia de normas respecto al uso de dicho material en el agua, y concluía
que el uso de la fuerza por parte de los guardias civiles no podía considerarse
excesivo o imprudente, ya que se había llevado a cabo de acuerdo con la « Ley »
Orgánica 2/1986 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.151

A Amnistía Internacional le preocupa el hecho de que la investigación llevada
a cabo no fue ni inmediata ni exhaustiva. La juez de instrucción no recabó
información esencial, incluidas las identidades de los agentes que participaron
en la operación, hasta meses después de los hechos, cuando las organizaciones
no gubernamentales emprendieron una causa judicial sobre su inacción. Según
se informó, las cámaras de la Guardia Civil que estaban operativas ese día
no grabaron las imágenes y, cuando los abogados de las ONG pidieron que se
citara a declarar al operador de una cámara móvil, la juez de instrucción denegó
la petición alegando que el testimonio del operador no era necesario, pues
bastaba con el que había

www.es.amnesty.org/noticias/noticias/articulo/la-tragedia-de-los-migrantes-de-ceuta-lamentable-
menosprecio-hacia-la-vida-humana/ (consultado el 14 de septiembre de 2015).
148 El auto judicial está en los archivos de Amnistía Internacional (Juzgado
de Instrucción n. 6 Ceuta. Procedimiento abreviado 0000123/2014). 149 El auto
judicial se refiere a estas expulsiones sumarias a Marruecos utilizando el
término devoluciones “en caliente”, término habitualmente utilizado en España
para los reenvíos forzados y que nosotros utilizamos también en este informe.
150 Para más información, véase el apartado “Enmienda a la « Ley » Orgánica 4/2000:
Un nuevo régimen fronterizo para Ceuta y Melilla”. 151 « Ley » Orgánica 2/1986,
de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, disponible en: https://boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1986-685
9.
Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 47 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas proporcionado en el informe presentado al juzgado por la Comandancia
de la Guardia Civil de Ceuta.152 Los abogados de las ONG presentaron también
al juzgado un informe pericial que afirmaba que las autopsias realizadas a
los cinco cadáveres recuperados en España presentaban defectos tales como la
falta de seguimiento de los protocolos para el estudio de las muertes por ahogamiento
en tres casos, y la ausencia de pruebas toxicológicas en los cinco casos. El
informe pericial sugería que las pruebas toxicológicas son necesarias en este
tipo de muertes para determinar si había presencia de drogas, alcohol, gases
u otras sustancias y, de ser así, si habían contribuido a la muerte.153

El “protocolo de actuación integral en los perímetros fronterizos de Ceuta
y Melilla”154 antes mencionado permite que los agentes encargados de hacer
cumplir la « ley » hagan uso de la fuerza y de armas antidisturbios al rechazar
a personas en la frontera, si ese uso es necesario y proporcionado. Incluso
cuando es necesario utilizar la fuerza para lograr alguna finalidad concreta
de aplicación de la « ley, » como controlar una frontera, las normas internacionales
exigen que las autoridades lo hagan con moderación, y que el uso de la fuerza
sea proporcionado a su finalidad. El objetivo de hacer cumplir la « ley » no debe
conseguirse a cualquier precio. Si el nivel de fuerza necesario para ello causa
daño y sobrepasa su efecto beneficioso, las autoridades deben aceptar que el
objetivo no se consiga y que las personas entren en el territorio. Amnistía
Internacional no tiene conocimiento de que el gobierno de España, la Delegación
de Gobierno en Ceuta o Melilla o la Fiscalía hayan abierto ninguna investigación
sobre las denuncias de expulsiones sumarias y uso excesivo de la fuerza a manos
de agentes de la Guardia Civil, salvo las investigaciones penales en torno
a la muerte, el 6 de febrero de 2014, de las cinco personas en la costa de
Ceuta, expuesta en los párrafos anteriores, y en torno a otros dos casos: una
investigación iniciada a raíz de una querella interpuesta por un migrante que
denunció haber sido devuelto de Marruecos a Melilla el 1 de mayo de 2014 y
entregado a las autoridades marroquíes sin procedimiento formal alguno, acceso
a

152 Entrevista con una abogada de las ONG españolas Coordinadora de Barrios
y Fundación La Merced Migraciones, 29 de octubre de 2015.

153 El informe pericial elaborado por el Dr. Luis F. Callado, de la Universidad
del País Vasco, está en los archivos de Amnistía Internacional. 154 El protocolo
está disponible en el sitio web del Ministerio del Interior: www.interior.gob.es/es/web/interior/noticias/detalle
/-
/journal_content/56_INSTANCE_1YSSI3xiWuPH/10180/2687323/?redirect=http%3A%2F%2Fwww.inter
ior.gob.es%2Fes%2Fweb%2Finterior%2Fprensa%2Fnoticias%3Fp_p_id%3D101_INSTANCE_GHU8Ap6
ztgsg%26p_p_lifecycle%3D0%26p_p_state%3Dnormal%26p_p_mode%3Dview%26p_p_col_id%3Dcolu
mn- 2%26p_p_col_count%3D1%26_101_INSTANCE_GHU8Ap6ztgsg_advancedSearch%3Dfalse%26_101_I
NSTANCE_GHU8Ap6ztgsg_keywords%3D%26_101_INSTANCE_GHU8Ap6ztgsg_delta%3D10%26p_r_p
_564233524_resetCur%3Dfalse%26_101_INSTANCE_GHU8Ap6ztgsg_cur%3D59%26_101_INSTANC
E_GHU8Ap6ztgsg_andOperator%3Dtrue (consultada el 14 de septiembre de 2015).
Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

4848 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas procedimientos de asilo u oportunidad de impugnar su devolución,155
y una investigación preliminar iniciada a consecuencia de las denuncias presentadas
por unas ONG respecto a los incidentes ocurridos en la valla que rodea Melilla
el 18 de junio, el 13 de agosto y el 15 de octubre de 2014. Respecto a los
sucesos del 18 de junio, el 13 de agosto y el 15 de octubre de 2014 en Melilla,
la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Málaga dictó en abril de 2015
un auto en el que concluía que el coronel al mando de las operaciones no era
penalmente responsable por las devoluciones de Melilla a Marruecos, pese a
que, en el momento de los hechos, éstas no cumplían lo dispuesto por el sistema
legal (modificado posteriormente a consecuencia de las reformas expuestas supra,
en el apartado “Enmienda a la « Ley » Orgánica 4/2000: Un nuevo régimen fronterizo
para Ceuta y Melilla”). El auto decía que no había habido infracción del Código
Penal español, que requiere arbitrariedad en las acciones llevadas a cabo u
ordenadas, ya que los actos realizados en las fechas citadas formaban parte
de la política y la práctica del Estado en materia de inmigración desde hacía
muchos años y, por tanto, el coronel no actuaba arbitrariamente aunque las
órdenes fueran ilegales en aquellos momentos.156 El juzgado de instrucción
núm. 2 de Melilla dictó posteriormente –en agosto de 2015– un auto sobre la
cuestión de si los guardias civiles que participaron en las operaciones en
las fechas citadas habían incurrido en responsabilidad penal sobre el uso de
la fuerza contra ciudadanos de un tercer país que habían cruzado la valla de
Melilla y, presuntamente, habían sufrido lesiones. El auto ordenaba el sobreseimiento
provisional y archivo de las actuaciones sobre la base de que no se podían
recabar las pruebas forenses necesarias sobre las lesiones presuntamente sufridas,
ni tampoco los testimonios de los ciudadanos del tercer país afectados, a consecuencia
de su “entrega inmediata en frontera a las autoridades marroquíes”.157

Al no investigarse sin demora y de manera imparcial y exhaustiva las denuncias
de expulsiones sumarias y uso excesivo de la fuerza durante las operaciones
de control fronterizo, Amnistía Internacional teme que tales abusos continúen.
PARTICIPACIÓN DE MARRUECOS EN LAS EXPULSIONES SUMARIAS DE ESPAÑA Las autoridades
españolas suelen alabar los esfuerzos de Marruecos para impedir la migración
irregular a España.158 Sin embargo, la actual cooperación entre España y

155 Véase, por ejemplo, www.diagonalperiodico.net/global/26068-belletti-se-querella-contra-la-guardia-
civil-melilla-por-devolverlo-ilegalmente, (consultado el 14 de septiembre de
2015). 156 El auto judicial está en los archivos de Amnistía Internacional
(Audiencia Provincial de Málaga, secc. 7 de Melilla, Auto n 83/15. Procedimiento
abreviado 0000866/2014). 157 El auto judicial está en los archivos de Amnistía
Internacional (Juzgado de Instrucción n. 2 Melilla. Procedimiento abreviado
0000866/2014). 158 Véase, por ejemplo, “España y Marruecos ratifican hoy su
colaboración ante el yihadismo y la inmigración”, 5 de junio de 2015, disponible
en: http://www.efe.com/efe/espana/politica/espana- marruecos-ratifican-hoy-colaboracion-ante-yihadismo-inmigracio
n/10002-2631407
(consultado el 14 de septiembre de 2015) o “España y Marruecos reiteran su
colaboración contra la inmigración ilegal,” 28 Amnistía Internacional, noviembre
de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 49 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Marruecos sobre control fronterizo y migratorio y la devolución
sumaria de España a Marruecos de ciudadanos de terceros países es motivo de
honda preocupación en vista de los constantes informes sobre violaciones de
derechos humanos cometidas por las autoridades marroquíes contra personas migrantes,
solicitantes de asilo y refugiadas en el país, en particular cerca de los enclaves
españoles. La participación de las autoridades marroquíes en las expulsiones
sumarias desde España, en episodios como los que se han descrito supra, en
los que participaron las Fuerzas Auxiliares Marroquíes, la Gendarmería o la
Armada marroquí está bien documentada. Sin embargo, no hay ningún acuerdo o
protocolo entre los dos países que establezca los parámetros de esta participación
en las fronteras de Ceuta y Melilla.159

Existen graves denuncias de empleo excesivo o innecesario de la fuerza por
los agentes de seguridad marroquíes contra los migrantes. Estas denuncias están
respaldadas por imágenes de vídeo captadas durante operaciones cuyo objetivo
es evitar la entrada irregular de estas personas en Melilla saltando la valla
fronteriza o en Ceuta empleando embarcaciones. También se han denunciado las
ocasiones en que se ha utilizado fuerza excesiva en territorio español dentro
de las vallas fronterizas de España o al expulsar sumariamente a los migrantes
desde Melilla a Marruecos ante la mirada de la Guardia Civil.160

de agosto de 2014: http://www.lasexta.com/noticias/sociedad/espana-marruecos-reiteran-colaboracion-
inmigracion-ilegal_2014082800167.html (consultado el 14 de septiembre de 2015).
159 En reuniones mantenidas con representantes de la Comandancia de la Guardia
Civil en Ceuta y Melilla en octubre de 2014, Amnistía Internacional solicitó
información sobre todos los protocolos y acuerdos de cooperación en temas migratorios
firmados con Marruecos relativos a la gestión de las fronteras de Ceuta y Melilla.
Representantes del Ministerio del Interior habían dicho a Amnistía Internacional
en septiembre de 2014 que los acuerdos de cooperación con Marruecos son públicos,
pero que los protocolos conexos tienen carácter operativo y no es obligatorio
que se den a conocer públicamente. Los representantes de la Comandancia de
la Guardia Civil en Melilla dijeron a Amnistía Internacional que mantienen
reuniones periódicas con sus homólogos marroquíes en las que acuerdan temas
de cooperación operativa sobre problemas fronterizos, y esos acuerdos quedan
plasmados en documentos firmados. Sin embargo, dijeron que estos documentos
son confidenciales, pues incluyen información sobre medidas para combatir la
delincuencia organizada. Representantes de la Comandancia de la Guardia Civil
en Ceuta dijeron que no hay ningún protocolo operativo con Marruecos. En respuesta
a una petición que Amnistía Internacional realizó por correo electrónico pidiendo
detalles sobre la cooperación en temas migratorios con Marruecos y sobre los
acuerdos y protocolos existentes entre los dos países en este área, el Ministerio
de Asuntos Exteriores español respondió a Amnistía Internacional que las preguntas
debían trasladarse al Ministerio del Interior español (intercambio de mensajes
de correo electrónico del 9 de julio de 2015). La organización planteó entonces
las mismas preguntas al Ministerio del Interior de España el 27 de julio de
2015, sin que hasta la fecha haya recibido respuesta por escrito, pero un representante
de Interior se puso en contacto con ella por teléfono para declarar simplemente
que todos los acuerdos de cooperación con Marruecos se hacen públicos (agosto
de 2015). 160Algunas de estas denuncias se han enumerado supra, en el apartado
“Devoluciones 'en caliente' a plena vista: Expulsiones sumarias de España a
Marruecos”. Entre ellas figuran dos incidentes en las vallas fronterizas españolas
situadas entre Melilla y Nador, acaecidos uno el 24 de febrero de 2014 y el
Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

5050 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas En su totalidad, los 15 migrantes y refugiados con los que ha hablado
Amnistía Internacional que trataron de cruzar las vallas fronterizas españolas
que rodean Melilla afirmaron haber sido objeto o testigos de actos de violencia
por parte de los agentes de las Fuerzas Auxiliares Marroquíes: golpes con palos,
patadas y pedradas, incluso a personas que estaban en lo alto de las vallas,
e intento de hacerlos bajar tirando de ellos con ganchos cuando intentaban
trepar por la valla de Melilla.161 Algunos dijeron a Amnistía Internacional
que habían visto cómo otros migrantes resultaban gravemente heridos como consecuencia
de estos actos de violencia. Tres de ellos dijeron que habían recibido puñetazos
y patadas de agentes de la Gendarmería o la policía cuando los apresaron cerca
del mar en Fnideq, donde iban a subir a una embarcación en dirección a Ceuta
o a la España peninsular.162

RESTRICCIONES DE LAS AUTORIDADES MARROQUÍES A LA INVESTIGACIÓN INDEPENDIENTE
DE AMNISTÍA INTERNACIONAL Desde septiembre de 2014, el gobierno marroquí ha
restringido la capacidad de Amnistía Internacional para investigar sobre el
trato que reciben las personas refugiadas, migrantes y solicitantes de asilo
en el norte del país, cerca de los enclaves de España y de la frontera con
Argelia. Estas restricciones han limitado la capacidad de la organización para
verificar de forma independiente algunas de las denuncias expuestas en este
informe, realizadas por otras organizaciones no gubernamentales y por personas
que han sufrido los abusos. La poca disposición de Marruecos para permitir
la investigación y la observación independiente en este campo inevitablemente
hace temer que el gobierno tenga algo que ocultar. España y la UE deben ser
muy prudentes a la hora de firmar acuerdos sobre devoluciones y cooperación
fronteriza con países que no aceptan abiertamente un escrutinio independiente
del trato que dispensan a personas migrantes y refugiadas. El 12 de octubre
de 2014, las autoridades marroquíes negaron la entrada a una delegación de
Amnistía Internacional que pensaba documentar la situación de migrantes y refugiados
en el norte del país y en las fronteras con los enclaves españoles de Ceuta
y Melilla, a pesar de que la organización había notificado con antelación su
intención de realizar esta investigación. Una segunda visita de investigación
prevista a partir del 9 de noviembre, de la que se informó a las autoridades
con más de dos semanas de antelación, fue cancelada por la organización cuando
las autoridades marroquíes condicionaron su entrada al país a que se mantuvieran
reuniones previas en Rabat para acordar los parámetros de la visita. Estas
condiciones constituían restricciones.

otro el 18 de junio de 2014. Otra denuncia es la aprehensión de migrantes en
la Isla de Perejil el 3 de junio de 2014. 161 Entrevistas con 15 refugiados
y migrantes que habían intentado saltar la valla de Melilla al menos una vez.
Las entrevistas tuvieron lugar en Ceuta y en Melilla en octubre de 2014, en
Madrid en diciembre de 2014 y en Melilla en febrero de 2015. 162 Entrevistas
con 14 refugiados y migrantes en Ceuta en octubre de 2014 y en febrero de 2015.
Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 51 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Desde entonces, Amnistía Internacional ha estado intentando en vano
reunirse con el ministro del Interior para abordar las cuestiones relacionadas
con el acceso de la organización al país para llevar a cabo trabajo de investigación.
Por este motivo, la investigación sobre el trato a solicitantes de asilo, refugiados
y migrantes se retrasó más de seis meses, hasta que la organización consiguió
garantías de que podría visitar el país sin tener que conseguir autorización
previa, cosa que sucedió en una reunión con las autoridades marroquíes el 18
de mayo de 2015. A pesar de haber informado a las autoridades de la visita
prevista, y de haber recibido garantías verbales y escritas de acceso ilimitado
al país para visitas de investigación, dos miembros del personal de Amnistía
Internacional fueron expulsados el 11 de junio de 2015. Habían llegado a Marruecos
el 8 de junio de 2015 para investigar la situación de migrantes y refugiados
en las fronteras septentrionales con España. Tres días después de su llegada,
fueron detenidos y llevados a las comisarías de Rabat y Ujda, respectivamente,
donde fueron interrogados: les preguntaron con quién pensaban reunirse, para
a continuación embarcarlos en sendos aviones con destino a Londres y a París.
España es directamente responsable de cualquier acto de violencia que sufran
las personas migrantes y refugiadas cuando las autoridades españolas las devuelven
sumariamente a Marruecos. Amnistía Internacional considera asimismo que España
se arriesga a ser legalmente responsable del uso excesivo de la fuerza empleado
por las fuerzas de seguridad marroquíes contra los migrantes cuando las autoridades
españolas ayudan a las marroquíes a aprehender migrantes para luego tratarlos
de forma violenta, ya que esto constituiría ayuda o asistencia.163 Los representantes
de las Comandancias de la Guardia Civil de Ceuta y Melilla dijeron a Amnistía
Internacional en las entrevistas que mantuvieron con la organización que las
autoridades españolas informan a las marroquíes cuando detectan a migrantes
que se acercan a las vallas españolas, para que puedan aprehenderlos antes
de que entren a España.164 Además, hay denuncias, algunas también documentadas
en vídeo, de que los agentes de la Guardia Civil españoles dejan a los agentes
de las Fuerzas Auxiliares Marroquíes entrar a las vallas fronterizas de España
para que puedan aprehender a los migrantes y llevarlos de vuelta a Marruecos.165
España está implicada en cualquier violación

163 Texto del proyecto de artículos sobre la responsabilidad del Estado por
hechos internacionalmente ilícitos, en el Informe de la Comisión de Derecho
Internacional sobre el trabajo del 53 periodo de sesiones, Asamblea General,
Documentos Oficiales, 56º periodo de sesiones, Suplemento Nº 10 A/56/10 (2001),
artículos 16 y 17, disponible en: http://www.un.org/es/ga/56/documents.shtml
(consultado el 15 de septiembre de 2015). 164 Entrevistas con representantes
de la Comandancia de la Guardia Civil en Melilla (8 de octubre de 2014) y Ceuta
(22 de octubre de 2014). 165 Véanse, por ejemplo, los reportajes del diario
El Mundo sobre el intento de entrada de migrantes la mañana del 24 de febrero
de 2014 y la entrada de agentes marroquíes en el espacio existente entre las
tres vallas de Melilla: www.elmundo.es/espana/2014/02/24/530b07e8ca47419f388b456d.html
(consultado el 14 de septiembre de 2015). Véanse también El País politica.elpais.com/politica/2014/02/24/actualid
ad/1393232097_129060.html
(consultado el 14 de septiembre de 2015), El Diario www.eldiario.es/desalambre/VIDEO-ONG-marroquies-territorio-
inmigrantes_0_244625538.html (consultado el 14 de septiembre de 2015), y vimeo.com/98687161
(consultado el 14 de septiembre de 2015), así como una entrevista con el representante
de Prodein: Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

5252 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas de derechos humanos –incluido el uso excesivo e innecesario de la
fuerza por parte de las fuerzas de seguridad marroquíes– que tenga lugar en
territorio español en presencia de las autoridades españolas o con su ayuda.
OBSTÁCULOS PARA ACCEDER A LA PROTECCIÓN INTERNACIONAL EN MARRUECOS La gravedad
de las expulsiones sumarias de España a Marruecos aumenta por la falta de protección
efectiva de las personas refugiadas en Marruecos, a pesar de los avances realizados
recientemente tras anunciarse la nueva política de asilo y migración en septiembre
de 2013, que incluye la creación de una comisión interministerial especial
para examinar y reconocer a las personas que están dentro de la competencia
del ACNUR. Todas las solicitudes examinadas por esta comisión hasta octubre
de 2015166 fueron de personas cuya condición de refugiado había sido reconocida
por el ACNUR antes del fin de 2014, ya que el gobierno decidió que examinaría
las solicitudes posteriores a 2014 una vez aprobada la nueva « ley » sobre asilo.167
Sin embargo, casi dos años después del anuncio de la nueva política, aún no
se ha hecho pública ninguna « ley » de asilo, ni para su consulta ni mucho menos
para su aprobación. Además, en el momento de publicarse el presente informe,
a comienzos de octubre, la comisión especial aún no había hecho pública ninguna
decisión sobre los solicitantes de protección internacional sirios, pues el
gobierno marroquí todavía no había determinado el estatuto que se dará a los
refugiados sirios en Marruecos.168 Sin tarjetas de refugiado ni de residencia,
no pueden alquilar viviendas oficialmente, trabajar

politica.elpais.com/politica/2014/06/20/actualidad/1403249154_546020.html (consultado
el 14 de septiembre de 2015). 166 El 13 de octubre de 2015, Amnistía Internacional
recibió de ACNUR Rabat información que indicaba que la comisión interministerial
especial había decidido a finales de septiembre entrevistar a todas las personas
reconocidas como refugiadas por el ACNUR, independientemente de la fecha en
la que el ACNUR las hubiera registrado. No obstante, en el momento de publicar
este informe, la organización no pudo confirmar si la comisión había reconocido
a alguna persona que se hubiera registrado en el ACNUR en 2015. 167Entrevista
con representantes del Consejo Nacional de Derechos Humanos, 9 de junio de
2015, Rabat. Véase también Morocco Update: Regularisation of Refugees, 1 de
abril de 2015. Entrevista telefónica con el encargado de prensa de ACNUR Marruecos,
22 de agosto de 2014. ACNUR, “Morocco Update: Regularisation of Refugees by
National Authorities”, agosto de 2015 (en el archivo de Amnistía Internacional).
168 Entrevistas con representantes de la sociedad civil en Rabat el 9 y 10
de junio de 2015, y entrevista telefónica con ACNUR Marruecos el 17 de septiembre
de 2015. Véanse también ACNUR, 1 de abril de 2015, Morocco Factsheet, disponible
en: http://reliefweb.int/sites/reliefweb.int/files/resources/4c907df39_1.pdf
(consultado el 14 de septiembre de 2015) y Morocco Factsheet September 2015,
compartido con Amnistía Internacional por ACNUR Marruecos. Véase también ACNUR,
Morocco Update: information note on Syrians applying for asylum in Morocco,
septiembre de 2015, disponible en: http://ma.one.un.org/content/dam/unct/morocco/docs/UNCT-MA-
Information%20Note%20on%20Syrians%20Applying%20for%20Asylum%20Morocco- %20September%202015.pdf
Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 53 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas legalmente ni acceder a ciertos servicios básicos, como la atención
básica a la salud, excepto en caso de urgencia médica.169

Amnistía Internacional insta a ambos países a investigar las denuncias de uso
excesivo de la fuerza contra personas migrantes y refugiadas durante las operaciones
de control de fronteras, y a garantizar que estos incidentes no se repiten.
España debe suspender toda cooperación con Marruecos sobre control de la migración
que ayude a las fuerzas de seguridad marroquíes a aprehender migrantes en el
norte del país, en vista de las violaciones de derechos humanos que se han
descrito supra. Marruecos no debe aceptar la devolución de personas migrantes
y refugiadas de España a Marruecos sin que medie un procedimiento formal, de
acuerdo con las obligaciones contraídas por ambos países en materia de derechos
humanos.La organización pide también a las autoridades españolas que detengan
cualquier devolución de ciudadanos de terceros países a Marruecos hasta que
este país haya demostrado su respeto por los derechos humanos de las personas
migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo, y en particular hasta que el
país establezca un sistema nacional de asilo que garantice una protección eficaz
a refugiados y solicitantes de asilo. Esto incluiría la suspensión del acuerdo
con Marruecos sobre la readmisión de ciudadanos de terceros países que carece
de las salvaguardias necesarias en materia de derechos humanos, como se ha
explicado en páginas anteriores del presente informe.

169Entrevistas con organizaciones no gubernamentales que ayudan a personas
refugiadas, migrantes y solicitantes de asilo en Marruecos. Véase también ACNUR,
Q&R: Premiers pas vers une nouvelle politique d'asile au Maroc, 8 de octubre
de 2013, disponible (en francés) en: www.unhcr.fr/52540fb06.html (consultado
el 14 de septiembre de 2015). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional,
noviembre de 2015

5454 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas UN VIAJE DE ESPERANZA ENSOMBRECIDO POR EL MIEDO: LA RUTA DEL MEDITERRÁNEO
ORIENTAL HACIA EUROPA La ruta de entrada a la Unión Europea (UE) desde Turquía
es desde hace tiempo utilizada por muchas personas refugiadas y migrantes de
Asia, Oriente Medio y el Cuerno de África, así como del Norte de África y del
África Subsahariana. Se compone de las rutas terrestres desde el noroeste de
Turquía hasta Grecia y Bulgaria y la ruta marítima desde la costa egea de Turquía
hasta las islas griegas. Hasta 2010, la mayoría de los migrantes y refugiados
intentaban llegar a Grecia cruzando el mar Egeo en pequeñas embarcaciones.
Ese año empezó a utilizarse como ruta principal la frontera terrestre de Grecia
con Turquía en la región de Evros, que en su mayor parte se extiende a lo largo
del río Evros. La causa de este cambio fue, en parte, el aumento de la vigilancia
en el mar por parte de los guardacostas griegos con el apoyo de la Agencia
Europea de Fronteras, Frontex,170 y también que el gobierno griego había despejado
de minas antipersonal todo el trazado de la frontera terrestre y los migrantes
ya podían cruzar a pie desde Turquía sin tanto peligro.171

Sin embargo, a mediados de agosto de 2012, Grecia puso en marcha la Operación
Aspida (“Escudo”) para impedir la entrada irregular de migrantes por la frontera
del Evros desplegando más de 1.800 agentes de policía adicionales172 y construyendo
una valla de 10,5 kilómetros a lo largo del sector norte de esta frontera terrestre,
por donde estaba cruzando la mayoría. Según Frontex, estas medidas han surtido
tal efecto que, al término de octubre de 2012, el número de migrantes en situación
irregular detectados cuando

170 Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras
Exteriores de los Estados Miembros de la Unión Europea. 171 Según Landmine
& Cluster Munition Monitor, “en 2009, Grecia terminó de despejar de minas antipersonal
las 57 áreas minadas que había establecido a lo largo de la frontera con Turquía”.
Disponible en: http://archives.the-monitor.org/index.php/cp/display/region_profiles/theme/1004
(consultado el 20 de septiembre de 2015). 172 Comisión Europea, La Comisión
informa sobre la libre circulación en la UE, 3 de junio de 2013, disponible
en: europa.eu/rapid/press-release_IP-13-496_es.htm (consultado el 15 de septiembre
de 2015). Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS LOS PLANTEAMIENTOS DE EUROPA PARA CONTENER A LAS PERSONAS REFUGIADAS

Arriba: Personas refugiadas y migrantes intentan llegar a la isla griega de
Lesbos, el 30 de septiembre de 2015, tras haber cruzado el mar Egeo desde Turquía.
Debido al refuerzo de los controles en las fronteras terrestres de Grecia y
Bulgaria con Turquía, numerosas personas refugiadas se vieron obligadas a embarcarse
en una peligrosa travesía hacia las islas griegas. Según la Organización Internacional
para las Migraciones, 246 perdieron la vida o desaparecieron, entre los meses
de enero y septiembre de 2015, cuando intentaban cruzar el mar Egeo.

Derecha: Personas refugiadas y migrantes caminan por una carretera cercana
a Edirne (Turquía), el 19 de septiembre de 2015. Ese mes comenzaron a concentrarse
en la ciudad de Edirne cientos de personas refugiadas que pedían acceso a la
UE por la frontera terrestre entre Turquía y Grecia, para GXKVCTETW\CTGNOCT'IGQRCICPFQCVTC?ECPVGU
y exponiéndose a un riesgo considerable. Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía
Internacional, noviembre de 2015

MIEDO Y VALLAS LOS PLANTEAMIENTOS DE EUROPA PARA CONTENER A LAS PERSONAS REFUGIADAS
AS DE LAS PRUT ERSONAS REFUGIADAS Y MIGRANTES QUE V

ROMA CLAVE (MAPAS Y GRÁFICO) Grecia: ruta marítima hacia las islas griegas
(desde Turquía) ITALIA Italia: ruta marítima (desde Túnez, Libia, Egipto, Grecia
y Turquía) España: ruta marítima a la costa sur española (desde el norte de
África) España: ruta marítima a las Islas Canarias (desde el oeste de África)
España: rutas por tierra y por mar a Ceuta y Melilla (desde Marruecos) Grecia:
ruta por tierra (desde Turquía) Hungría: ruta por tierra (desde Serbia) Bulgaria:
ruta por tierra (desde Turquía) Países de la UE Desde Países que no pertenecen
a la UE Egipto Valla fronteriza Grecia Turquía TÚNEZ MALTA

ESPAÑA

Ceuta (enclave español en África) TÚNEZ Melilla (enclave español en África)

TRÍPOLI

LIBIA MARRUECOS

VIENA BUDAPEST

AUSTRIA HUNGRÍA

RUMANIA

ESLOVENIA ZAGREB BUCAREST CROACIA

BELGRADO BOSNIA Y HERZEGOVINA SARAJEVO SERBIA BULGARIA

SOFÍA

KOSOVO

SKOPIE ROMA MONTENEGRO MACEDONIA ITALIA TURQUÍA ALBANIA

GRECIA

ATENAS

Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS LOS PLANTEAMIENTOS DE EUROPA PARA CONTENER A LAS PERSONAS REFUGIADAS
VIAJAN A EUROPA NÚMERO DE PERSONAS REFUGIADAS Y MIGRANTES EN LOS PRINCIPALES
PUNTOS DE ENTRADA 2005-2015 250.000

240.000 200614: El incremento de los 2010: El refuerzo de la vigilancia 2014:
8 En 2014, llegaron a los controles de fronteras y el refuerzo, en el mar Egeo
y la retirada de minas enclaves españoles de Ceuta y 230.000 en 2005, de las
vallas que rodean por parte de Grecia en su frontera Melilla, en el norte de
África, 3.305 Ceuta y Melilla contribuyeron al terrestre con Turquía permitió
a más refugiados sirios. El año anterior, la descenso en el número de personas
personas llegar por tierra a Grecia, en cifra había sido de sólo 273. 220.000
que llegaban a estos enclaves y al lugar de viajar por mar a las islas incremento
de llegadas por mar a griegas. 9 2014: La reanudación del España. EQP?KEVQCTOCFQGP.KDKC[NC
210.000 2011: 5 'NEQP?KEVQFG.KDKCGPanarquía reinante en el país se .C?TOCFG2
acuerdos 2011 y la inestabilidad de Túnez tradujeron en un acusado aumento
bilaterales de cooperación con provocaron un marcado aumento en del número
de personas refugiadas y 200.000 Mauritania y Senegal en 2006, el número de
personas que se migrantes, algunas de ellas sirias, el comienzo, el 11 de agosto
de dirigían a Italia siguiendo la ruta del que se dirigían a Italia. 2006,
de la operación HERA del /GFKVGTT½PGQEGPVTCN#?PCNGUFG 190.000 Frontex para
vigilar la ruta hacia las marzo de 2011 se dejó navegar a la 2015: 10 Refugiados
llegados a las Islas Canarias y el refuerzo del SIVE deriva por el Mediterráneo,
durante islas griegas continuaron su viaje (Sistema Integrado de Vigilancia
dos semanas, a una embarcación con 180.000 hacia el interior de Europa, al
no Exterior) contribuyeron a reducir 72 personas a bordo pese a que encontrar
protección efectiva en las llegadas a las Islas Canarias a había solicitado
ayuda y los pasajeros Grecia, y entraron a Hungría desde partir de 2006. se
habían comunicado con otros 170.000 Serbia. En respuesta, Hungría barcos. Cuando,
navegando sin 9 desplegó personal militar y, en rumbo, la embarcación regresó
a #PVGUFG?TOCTCEWGTFQU3 septiembre de 2015, construyó una Libia, había
sólo nueve 160.000 de control migratorio con Libia, Italia valla de alambre
de espino a lo largo supervivientes a bordo. llevaba a las personas interceptadas
de su frontera con Serbia. por mar a territorio italiano. Sin 10 embargo, a
mediados de 2009, 2013: El 6 lanzamiento de la 150.000 la guardia costera y
la policía de operación Aspida (Escudo), en agosto aduanas de Italia empezaron
a de 2012, y la construcción de una interceptar embarcaciones en alta valla
de 10,5 kilómetros a lo largo de 140.000 mar y a devolver a sus ocupantes a
la frontera griega con Turquía Libia, lo que explica, probablemente, obligaron
a numerosas personas a el descenso experimentado ese año viajar por mar a las
islas griegas o a 130.000 en el número de llegadas. dirigirse por tierra a
Bulgaria. Posteriormente, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos falló que
esas 120.000 #?PCNGUFG7 prácticas contravenían la prohibición Bulgaria
reforzó la vigilancia de su de las expulsiones colectivas y el frontera terrestre
con Turquía y principio de no devolución 110.000 empezó a construir una valla
de 30 (non-refoulement). Actualmente, las kilómetros, con lo que aumentó el
autoridades italianas han dejado de número de personas que viajaban por devolver
a Libia a las personas 100.000 mar a las islas griegas. refugiadas y migrantes
interceptadas en alta mar. 90.000

80.000

70.000

60.000 5

50.000

40.000

30.000

20.000

2 6 10.000 3 8 7 1 4 0

Año

Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

MIEDO Y VALLAS LOS PLANTEAMIENTOS DE EUROPA PARA CONTENER A LAS PERSONAS REFUGIADAS

Izquierda: Personas refugiadas tras la valla de la frontera húngara con Serbia,
en las proximidades de la localidad serbia de Horgos, el 16 de septiembre de
2015. El 15 de septiembre, el gobierno húngaro terminó de construir una valla
en la frontera EQP5GTDKC[VKRK?EÏEQOQFGNKVQGPVTCTGP Hungría a través de ella.
Tras haberse cerrado herméticamente la frontera húngara con Serbia, las personas
refugiadas y migrantes comenzaron a llegar al país a través de la frontera
con Croacia. Abajo: un guardia civil español hace descender a un migrante o
refugiado africano de la valla fronteriza que separa Melilla (enclave español)
de Marruecos, el 15 de octubre de 2014. Un vídeo del 15 de octubre de 2014
muestra cómo unos guardias civiles golpean con porras a un migrante que trata
de cruzar la valla de Melilla. A continuación, puede verse cómo unos agentes
lo devuelven, inconsciente, a Marruecos a través de una puerta que hay en la
valla.

Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 55 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas intentaban cruzar esta frontera era de menos de 10 a la semana,
mientras que la primera semana de agosto de 2012 había sido de 2.000. 173

Con la intensificación de las medidas de seguridad en la frontera terrestre,
un número creciente de refugiados y migrantes comenzaron a tomar la ruta por
mar a las islas griegas, que es más peligrosa. De acuerdo con la policía griega,
el número de migrantes detenidos intentando cruzar de forma irregular la frontera
terrestre descendió de 15.877 en los primeros cinco meses de 2012, a 336 en
el mismo periodo de 2013; el número de migrantes detenidos en las islas griegas
o en el mar Egeo aumentó de 169 en 2012 a 3.265 en el mismo periodo de 2013.174
En todo 2013, 1.109 personas entraron de forma irregular por tierra desde Turquía,
mientras que 11.447 lo hicieron por mar. El número de personas que tomaron
la ruta marítima de Turquía a Grecia continuó creciendo en 2014, con la llegada
de 43.518 refugiados y migrantes a las islas griegas. Sólo 1.903 personas pasaron
de forma irregular de Turquía a Grecia por la frontera terrestre que divide
ambos países en 2104.175 A fecha de 5 de octubre de 2015, el ACNUR informa
de que 416.245 personas llegaron a las islas griegas en 2015: el 97 por ciento
procedían de los 10 países de los que más refugiados parten, y el 70 por ciento
huían de Siria.176

El 25 de septiembre de 2015, un portavoz del ACNUR enumeró los principales
factores que explican el aumento del número de refugiados sirios que viajan
hacia Europa: la pérdida de esperanza en que termine la crisis de Siria; el
agotamiento de los ahorros tras cuatro años en el exilio, sumado a la falta
de oportunidades de empleo legal en algunos de los países limítrofes con Siria;
las limitaciones de acceso a la educación en Jordania, Egipto, Líbano e Irak;
las dificultades para conseguir la residencia legal en Líbano y Jordania; la
sensación de inseguridad en Irak; y la “falta crónica de financiación” para
los programas de ayuda humanitaria en países vecinos de Siria, donde viven
la mayoría de los refugiados sirios.177

Pero el cambio en las rutas de migración no fue sólo hacia las islas griegas.
Tras quedar bloqueada casi por completo la ruta terrestre hacia Grecia, muchos
migrantes y refugiados que intentaban llegar a la UE también fueron desviados
hacia la frontera terrestre entre

173Frontex, Annual Risk Analysis 2013, abril de 2013, p. 20, disponible en:
http://frontex.europa.eu/assets/Publications/Risk_Analysis/Annual_Risk_Analysis_2013.pdf
(consultado el 15 de septiembre de 2015).

174 Se pueden consultar estadísticas pertinentes en el sitio web de la policía
griega: www.astynomia.gr/images/stories//2013/statistics13/stat_allod/etsynora.JPG
(consultado el 15 de septiembre de 2015). 175 Véanse los datos estadísticos
de 2013 y 2014 disponibles en el sitio web de la Policía de Grecia: http://www.astynomia.gr/images/stories//2014/
statistics14/allod2014/statistics_all_2014_et.JPG
(consultado el 15 de septiembre de 2015). 176 Sitio web del ACNUR sobre respuesta
de emergencia en el Mediterráneo, disponible en: http://data.unhcr.org/mediterranean/country.php?id=83
(consultado el 5 de octubre de 2015). 177 Adrian Edwards, portavoz del ACNUR,
Seven factors behind movement of Syrian refugees to Europe, en una sesión informativa
para la prensa ofrecida en el Palacio de las Naciones de Ginebra el 25 de septiembre
de 2015, disponible en: http://www.unhcr.org/560523f26.html.

Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

5656 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Bulgaria y Turquía. El número de refugiados y migrantes detenidos
en la frontera de Bulgaria con Turquía experimentó un acusado aumento en julio
de 2013. El número total de personas que cruzaban la frontera de manera irregular
era de alrededor de 1.700 en 2012.178 En 2013, la cifra se elevó a 11.158.179

A la vez que se esforzaban por atender debidamente las necesidades del gran
número de refugiados que cruzaban la frontera,180 las autoridades búlgaras
se apresuraron a aumentar el control fronterizo con medidas como desplegar
a 1.572 agentes de policía más, junto con 141 vehículos de patrulla todoterreno,181
y comenzar a levantar una valla de 30 kilómetros de longitud en enero de 2014.
En 2013 se estaban llevando a cabo en Bulgaria tres operaciones conjuntas de
Frontex: Poseidón Tierra, Puntos Focales 2013 - tierra y Puntos Focales 2013
- mar, en las que participaban 216 expertos y 30 traductores de otros Estados
miembros.182

Tras la adopción de estas medidas, el número de personas que entraban de manera
irregular en Bulgaria desde Turquía se redujo espectacularmente. Casi 8.000
migrantes entraron de manera irregular en Bulgaria por la frontera turca entre
septiembre y noviembre de 2013.183 Entre el 1 de enero y el 26 de marzo de
2014 la cifra se redujo a sólo 302.184 Este descenso resulta especialmente
preocupante si se tiene en cuenta que casi el 60 por ciento de las personas
que entraron de manera irregular en Bulgaria en 2013 eran sirios que huían
del conflicto y de los abusos generalizados contra los derechos humanos.185
En el mismo periodo, Bulgaria recibió 5,65 millones de euros de los fondos
de emergencia de la UE para mejorar sus servicios de acogida y sus procedimientos
de asilo. Sin embargo, para cuando

178 Parte diario del Ministerio del Interior de Bulgaria, 2 de enero de 2014.
179 Parte diario del Ministerio del Interior de Bulgaria, 26 de marzo de 2014.
180 Amnistía Internacional, Suspension of returns of asylum-seekers to Bulgaria
must continue (Índice: EUR 15/002/2014), disponible en: https://www.amnesty.org/es/documents/eur15/002/2014/en/
(consultado el 20 de septiembre de 2015) y Bulgaria: Personas refugiadas y
migrantes en situación de riesgo (Índice: EUR 15/003/2013), disponible en:
https://www.amnesty.org/es/documents/eur15/003/2013/es/ (consultado el 20 de
septiembre de 2015). 181 Comisión Europea, Commission Staff Working Document
(SWD(2014) 165 final), 22 de mayo de 2014 (consultado el 15 de septiembre de
2015). 182 Ministerio del Interior de la República de Bulgaria (noticias),
The Executive Director of Frontex: The key factor for the normalization of
the situation on the Bulgarian-Turkish border is the sequence of activity of
the Bulgarian authorities under the direction of the Ministry of Interior,
7 de marzo de 2014, disponible en: press.mvr.bg/en/News/news140307_02.htm (consultado
el 15 de septiembre de 2015). 183 Parte diario del Ministerio del Interior
de Bulgaria, 26 de marzo de 2014. 184 Parte diario del Ministerio del Interior
de Bulgaria, 26 de marzo de 2014. 185 Parte diario del Ministerio del Interior
de Bulgaria, 2 de enero de 2014. Amnistía Internacional, noviembre de 2015
Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 57 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas hubo mejoras en estas áreas, sólo unos pocos solicitantes de asilo
habían conseguido entrar en Bulgaria para beneficiarse de ellas.186

En 2015, Bulgaria continuó con sus intentos de cerrar la frontera terrestre
con Turquía. Habían comenzado las obras para extender la valla fronteriza otros
130 kilómetros antes de finalizar el año, a fin de que abarcara la totalidad
de su frontera con Turquía.187 Según anunció el director general de Policía
en abril de 2015, iban a ser reclutados 100 agentes de policía adicionales
para reforzar las unidades de seguridad de las fronteras.188 Además, las autoridades
búlgaras están intentando alcanzar un acuerdo con las autoridades griegas y
las turcas para el establecimiento de un centro tripartito de coordinación
policial y aduanera.189 A pesar de estas iniciativas, y aunque siga siendo
desdeñable si se compara con el número de llegadas a las islas griegas, el
número de personas que llegaron irregularmente a Bulgaria en los siete primeros
meses de 2015 fue el triple que en el mismo periodo de 2014, según el Ministerio
del Interior búlgaro.190 El 2 de agosto de 2015, el Ministerio del Interior
búlgaro anunció asimismo que llevaba registrados 43.706 intentos de entrada
irregular desde el comienzo del año, el 93 por ciento en la frontera de Bulgaria
con Turquía.191 Fueron

186 Véase el documento de Amnistía Internacional Suspension of Returns of Asylum
Seekers to Bulgaria Must Continue, 31 de marzo de 2014 (consultado el 15 de
septiembre de 2015). 187 Novinite, Fence along Bulgaria-Turkey border to be
completed by end 2015, IntMin Bachvarova says, 5 de abril de 2015, disponible
en: www.novinite.com/articles/167722/Fence+along+Bulgaria- Turkey+Border+to+be+Completed+by+End+2015,+IntMin+Bach
varova+says
(consultado el 15 de septiembre de 2015). 188 Novinite, Fence along Bulgaria-Turkey
border to be completed by end 2015, IntMin Bachvarova says, 5 de abril de 2015,
disponible en: www.novinite.com/articles/167722/Fence+along+Bulgaria- Turkey+Border+to+be+Completed+by+End+2015,+
IntMin+Bachvarova+says
(consultado el 15 de septiembre de 2015). 189Ministerio del Interior de la
República de Bulgaria (noticias), First visit in Bulgaria of the new Executive
Director of Frontex, 31 de julio de 2015, disponible en: https://press.mvr.bg/en/News/news150731_04.htm
(consultado el 15 de septiembre de 2015). Comisión Europea, Turkey Progress
Report 2014, octubre de 2014, disponible en: http://ec.europa.eu/enlargement/pdf/key_documents/2014/20141008-turk
ey-progress-report_en.pdf
(consultado el 20 de septiembre de 2015).

190 Ministerio del Interior de la República de Bulgaria (noticias), Minister
Bachvarova for the Migratory Pressure: Spontaneously Occurring, This Phenomenon
Becomes More and More an Assisted Migratory Process, 2 de agosto de 2015, disponible
en: press.mvr.bg/en/News/news150730_04.htm (consultado el 15 de septiembre
de 2015). En 2014, el número total de personas que entraron de forma irregular
por la frontera verde entre Bulgaria y Turquía fue de 4.027, según el “Informe
semanal relativo a la situación migratoria en Bulgaria a fecha de 26 de marzo
de 2015” que el Ministerio del Interior de Bulgaria compartió con Amnistía
Internacional. 191 Ministerio del Interior de la República de Bulgaria (noticias),
Minister Bachvarova for the Migratory Pressure: Spontaneously Occurring, This
Phenomenon Becomes More and More an Assisted Migratory Process, 2 de agosto
de 2015, disponible en: press.mvr.bg/en/News/news150730_04.htm (consultado
el 15 de septiembre de 2015). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional,
noviembre de 2015

5858 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas aprehendidas 2.751 personas en la denominada “frontera verde” (franja
de tierra adyacente a la línea fronteriza) y 1.983 en los pasos fronterizos
oficiales entre Turquía y Bulgaria, por lo que, a finales de julio de 2015,
el número total de entradas en lo que iba de año ascendía a 4.734.192

Bulgaria recibió más de 38 millones de euros entre 2010 y 2014, y Grecia ha
recibido 207 millones desde 2007 con cargo al Fondo para las Fronteras Exteriores.193
No se incluyen en estas cantidades los fondos adicionales de emergencia recibidos
ni el gasto nacional en control de las fronteras. Sin embargo, lo que reflejan
las estadísticas supra es que la voluntad de alcanzar la seguridad es más fuerte
que cualquier barrera que pueda interponerse. Estas costosas medidas no abordan
las causas fundamentales que impulsan a la gente a emprender el arriesgado
viaje hacia Europa: conflictos armados, violencia generalizada, persecución
y pobreza extrema. Simplemente cambian las rutas.194 Mientras persistan los
factores que llevan a las personas a huir de sus lugares de origen, el único
efecto de levantar barreras físicas o de otra índole será obligar a estas personas
a emprender rutas más peligrosas, ya sea por razones geográficas (travesías
más largas por mar) o porque opten por confiar su suerte a traficantes sin
escrúpulos. UN NUEVO PACTO, NINGUNA DIFERENCIA: EL PLAN DE ACCIÓN UE-TURQUÍA
PARA IMPEDIR LAS LLEGADAS A LA UE El 16 de octubre de 2015, la Comisión Europea
publicó un plan de acción conjunto para mejorar la cooperación con Turquía
y apoyar tanto a las personas sirias que llegan a Turquía como la gestión de
la migración.195 A 26 de octubre de 2015, los detalles del plan de acción aún
se estaban negociando con Turquía.

192 Ministerio del Interior de la República de Bulgaria (noticias), Minister
Bachvarova for the Migratory Pressure: Spontaneously Occurring, This Phenomenon
Becomes More and More an Assisted Migratory Process, 2 de agosto de 2015, disponible
en: press.mvr.bg/en/News/news150730_04.htm (consultado el 15 de septiembre
de 2015). 193 Información detallada en El coste humano de la fortaleza Europa:
violaciones de derechos humanos cometidas en las fronteras de Europa contra
personas migrantes y refugiadas (Índice: EUR 05/001/2014), disponible en www.amnesty.org/es/documents/EUR05/001/2
014/es/.

194 Véase el gráfico “Número de personas refugiadas y migrantes en los principales
puntos de entrada 2005-2015”, en las páginas centrales de este informe. En
un mapa online que han elaborado el Centro Internacional para el Desarrollo
de Políticas Migratorias, Europol y Frontex se reflejan también los cambios
en las corrientes migratorias hacia Europa a través del Mediterráneo entre
2000 y 2013: www.imap-migration.org/index.php?id=471&L=0%20 (consultado el
15 de septiembre de 2015). 195 Comisión Europea, plan de acción conjunto UE-Turquía,
16 de octubre de 2015, disponible (en inglés) en: http://ec.europa.eu/priorities/migration/docs/20151016-eu-revis
ed-draft-action-plan_en.pdf.
El 6 de octubre de 2015 se publicó un borrador del plan de acción, que incluía
referencias en apoyo a los refugiados iraquíes en Turquía: Comisión Europea,
Draft Action Plan: Stepping up EU-Turkey cooperation on support of refugees
and migration management in view of the situation in Syria and Iraq, 6 de octubre
de 2015, disponible en: http://europa.eu/rapid/press-release_MEMO-15-5777_en.htm

Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 59 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Según el plan de acción, por un lado, la UE se compromete a “movilizar
[...] fondos nuevos concretos [...] para apoyar a Turquía a la hora de hacer
frente al desafío que representa la presencia de sirios bajo protección temporal”,
y a incrementar la ayuda para las personas refugiadas sirias en otros países
de la región, así como para los ciudadanos sirios desplazados dentro de Siria.
Por otro lado, las dos partes se comprometen a incrementar la cooperación para
prevenir la migración irregular de Turquía a la UE, con una serie de acciones
concretas. En este ámbito, entre las acciones que la UE tiene intención de
apoyar se encuentran, por ejemplo, la cooperación entre los Estados miembros
de la UE y Turquía para organizar devoluciones conjuntas a los países de origen
de los migrantes irregulares, mejorar el intercambio de información sobre las
redes de traficantes, e incrementar la ayuda económica a Turquía para cumplir
los requisitos establecidos en el diálogo sobre la liberalización de visados.196
Por otra parte, entre los compromisos adquiridos por Turquía se encuentra el
redoblar la cooperación con Bulgaria y Grecia para prevenir la migración irregular
a través de las fronteras terrestres comunes, con medidas como el establecimiento
de un centro común en Capitan Andreevo (Kapikule), la mejora de la cooperación
–mediante los acuerdos bilaterales existentes con Estados miembros de la UE–
para readmitir a los migrantes irregulares que atraviesan Turquía, la intensificación
de la cooperación con Frontex, y el establecimiento de procedimientos de asilo
más rápidos. Ante el enorme número de llegadas a las islas griegas desde Turquía,
que en octubre de 2015 superaron las 500.000, uno de los objetivos principales
a los que las dos partes se comprometen en este ámbito es fortalecer la capacidad
de patrulla, vigilancia e interceptación de la guardia costera turca. Los planes
de la UE que empujan a Turquía a reforzar sus controles fronterizos están plagados
de riesgos. Desde septiembre de 2015, Amnistía Internacional ha documentado
casos de personas refugiadas que han sido devueltas a Siria e Irak tras haber
sido interceptadas por las autoridades turcas cuando trataban de llegar a la
UE. Otras han sido detenidas arbitrariamente, sin acceso a abogados. Por otra
parte, el plan de acción no contiene compromisos concretos para incrementar
el reasentamiento o el número de rutas alternativas seguras y legales, y hace
caso omiso de la necesidad evidente de que la UE brinde protección a una proporción
mayor de la población refugiada del mundo. A fecha de 2 de octubre de 2015,
había en Turquía más de dos millones de personas refugiadas sirias y, de ellas,
sólo aproximadamente el 10 por ciento estaban en campos gestionados por el
gobierno; otras luchan por sobrevivir con una ayuda mínima de las agencias
estatales y las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales.197
En

196Para más información sobre los requisitos que se espera que Turquía cumpla
en virtud de este diálogo, y sobre los progresos realizados por el país a fecha
de octubre de 2014, véase Report from the Commission to the European Parliament
and the Council on progress by Turkey in fulfilling the requirements of its
visa liberalisation roadmap, disponible en: http://ec.europa.eu/dgs/home-affairs/e-
library/documents/policies/international-affairs/general/docs/turkey_first_progress_report_en.pdf

197 Amnistía Internacional, Struggling to Survive: Refugees from Syria in Turkey,
20 de noviembre de 2014 (Índice: EUR 44/017/2014). Índice: EUR 03/2544/2015
Amnistía Internacional, noviembre de 2015

6060 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas particular, cientos de miles de personas refugiadas y solicitantes
de asilo que proceden de lugares que no son Siria se enfrentan a grandes obstáculos
para acceder al asilo y poder ganarse la vida. A los refugiados yazidíes que
huyen del grupo armado autodenominado Estado Islámico en Irak se les ha pedido
que esperen más de cinco años sólo para inscribirse como solicitantes de asilo.
Resulta difícil prever a corto plazo un apoyo económico o de otro tipo de la
UE que sea suficiente para garantizar protección efectiva en Turquía a las
personas refugiadas sirias y no sirias, con pleno acceso a los derechos tanto
sociales y económicos como civiles y políticos. Así, las actividades centradas
únicamente en mantener a las personas refugiadas en Turquía entrañan el riesgo
de que muchas de ellas queden atrapadas en situaciones insostenibles, sin acceso
a protección efectiva. Cualquier plan para evitar que las personas refugiadas
atraviesen irregularmente las fronteras desde Turquía hasta la UE debe incluir
medidas concretas para incrementar las plazas de reasentamiento y otras rutas
legales por las que estas personas puedan llegar a la UE, además del aumento,
muy necesario, de la provisión de fondos para atender a las personas refugiadas
y solicitantes de asilo en Turquía. REFUGIADOS NÁUFRAGOS EN PELIGRO DE DEVOLUCIÓN
A SIRIA E IRAK198

El 15 de septiembre de 2015, hacia las cuatro y media de la mañana, un grupo
de más de 250 personas viajaba a bordo de una embarcación que había partido
de la localidad costera de Bodrum, en la provincia de Muüla, Turquía. Según
los testimonios de los refugiados, una nave guardacostas turca interceptó su
embarcación hacia las cinco y media de la mañana. Los refugiados entrevistados
contaron a Amnistía Internacional que la nave guardacostas primero dio varias
vueltas en torno a su embarcación, provocando grandes olas que la hicieron
oscilar peligrosamente a un lado y al otro. Según los entrevistados, desde
la nave guardacostas se realizó una rápida sucesión de disparos, que provocó
pánico y alarma. Los testigos presenciales dijeron a Amnistía Internacional
que creían que los disparos iban dirigidos contra su embarcación. Después de
los disparos, la nave guardacostas volvió a dar varias vueltas alrededor de
la embarcación de los refugiados, haciéndola oscilar seriamente de nuevo. En
la cubierta inferior empezó a entrar agua, por lo que cundió el pánico. Según
los refugiados que hablaron con Amnistía Internacional, los guardacostas entonces
transfirieron a aproximadamente 20 mujeres y niños a su nave. Para cuando llegó
un buque de salvamento más grande, una hora después, la cubierta inferior de
la embarcación estaba ya sumergida en el agua. Amnistía Internacional ha visto
fotos que confirman estos testimonios de los supervivientes. Según varios supervivientes
del incidente, que proporcionaron relatos detallados y coincidentes sobre lo
sucedido, tras llevarlos a tierra los recluyeron en las instalaciones de la
gendarmería en Bodrum o sus alrededores, sin realizarles exámenes médicos.
Los supervivientes contaron a Amnistía Internacional que las

198 La información que se proporciona a continuación se recopiló mediante entrevistas
telefónicas realizadas en septiembre de 2015 a cuatro supervivientes del suceso:
dos sirios, una siria y un iraquí. Amnistía Internacional, noviembre de 2015
Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 61 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas autoridades de la gendarmería tomaron registro de sus nombres y
fechas de nacimiento y les dijeron que les iban a dejar marchar. El 16 de septiembre,
a una gran mayoría de los refugiados supervivientes los hicieron subir a dos
autobuses y dos furgones; les dijeron que los iban a llevar a la provincia
de Muüla y allí los iban a dejar en libertad. En lugar de eso, los llevaron
a un campo en Düziçi, en la provincia oriental de Osmaniye, contra su voluntad
y sin informarles de a dónde los trasladaban. Varios refugiados sirios recluidos
en el campo informaron a Amnistía Internacional de que las autoridades les
habían dicho que iban a permanecer recluidos allí durante un periodo indefinido,
a menos que accedieran a ser devueltos a Siria a través de uno de los dos pasos
fronterizos: Bab al Hawa y Bab al Salam. Se cree que los dos pasos están bajo
el control del Movimiento Islámico de Ahrar al Sham (Harakat Ahrar al Sham
al Islamiya), que ha sido responsable de abusos contra los derechos humanos.
Los refugiados del campo informaron de que a la mayoría de los refugiados iraquíes
los dejaron en libertad tras permanecer en el campo unos días, a condición
de que regresaran a Irak en el plazo de un mes. Amnistía Internacional habló
con un refugiado iraquí que ha tenido que regresar a Irak y actualmente está
oculto, pues teme por su vida, y también ha hablado con una familia kurda de
cuatro miembros, procedente de Siria, a la que presionaron para que regresara
a Siria a través del paso fronterizo de Bab al Salam. Según los refugiados,
entre 50 y 60 de ellos aceptaron ser devueltos a Siria cuando se les presentó
la opción de permanecer indefinidamente en el campo o ser enviados de vuelta
a su país, y fueron trasladados por las autoridades turcas en furgones hasta
el paso fronterizo de Bab al Salam, por el que les dijeron que cruzaran a Siria.
Los refugiados contaron también que les habían hecho firmar documentos escritos
en turco, que no entendían. De acuerdo con los testimonios de los refugiados
del campo, todos los refugiados sirios e iraquíes, que habían sobrevivido al
naufragio del 15 de septiembre de 2015, fueron liberados del campo de Düziçi
el 5 de octubre con la orden de abandonar el país en plazos inferiores a un
mes. Amnistía Internacional habló con otros refugiados sirios que, a final
de octubre de 2015, permanecían en el campo de Düziçi. La organización presentó
el 30 de septiembre de 2015 una petición para visitar el campo que, en el momento
de imprimir este informe, a finales de octubre, aún estaba pendiente. El mantener
retenidas en un campo del que no pueden salir a personas necesitadas de protección
internacional constituye detención. Toda medida, sea o no privativa de libertad,
que restrinja el derecho a la libertad de refugiados y solicitantes de asilo
debe ser excepcional y estar basada en una valoración caso por caso de la situación
personal del individuo en cuestión. El obligar a las personas refugiadas a
elegir entre permanecer indefinidamente en un campo, del que no pueden salir,
o ser devueltas a Irak o Siria constituye devolución, y por tanto una violación
del principio de no devolución (non-refoulement). Dados los actuales conflictos
de Siria e Irak, no debe devolverse a ninguno de estos grupos de personas refugiadas
a sus países de origen, donde correrían un peligro real de sufrir abusos o
violaciones de derechos humanos. También es fundamental que las personas que
sobrevivieron al hundimiento parcial de la embarcación el 15 de septiembre
puedan participar en cualquier investigación que se lleve a cabo sobre el incidente.
Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

6262 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas EXPULSIONES COLECTIVAS A TURQUÍA DESDE LA UNIÓN EUROPEA REENVÍO
EN CADENA DE YAZIDÍES DE IRAK DESDE BULGARIA Y GRECIA HASTA TURQUÍA: LA HISTORIA
DE Z Emprendimos viaje hacia Bulgaria el 4 de marzo de 2015. Queríamos ir a
Alemania. Era de noche. Sólo íbamos mi primo K. y yo con nuestro tío J. Llegamos
a Bulgaria el 5 de marzo por la mañana. Estábamos seguros de estar en Bulgaria.
Nos encontrábamos cerca de una localidad pequeña. Decidimos entrar en ella.
Teníamos que hacerlo, porque llovía mucho y estábamos empapados y helados de
frío. Antes de entrar en la localidad nos dio el alto un vehículo de policía,
tipo jeep, de color oscuro. En él iban dos hombres. Uno vestía de civil; el
otro llevaba uniforme. El de civil sostenía una porra en la mano. El otro tenía
un arma. Todavía estaba oscuro, y estábamos agotados, hambrientos, mojados
y helados. Les dijimos que éramos yazidíes de Irak, que había terroristas en
nuestro país, que el Daesh [Estado Islámico] nos perseguía, y que habíamos
venido a Bulgaria buscando la paz. La policía dijo: “Ok, ok, entiendo”. Nos
dijeron que subiéramos al vehículo. Pensamos que iban a llevarnos a Sofía pero,
tras un trayecto de unos 30 minutos, nos llevaron hasta un lugar cercano a
un río. Allí había una silla y una tienda de campaña […]. No había nadie aparte
de nosotros y estos dos policías. Nos hicieron salir del coche y empezaron
a golpearnos con las manos y la porra. Nos dieron golpes por todas partes.
No nos pegaban con mucha fuerza, así que no nos lesionaron, pero fue humillante.
Nos quitaron todo el dinero y el teléfono. No era un teléfono caro, un Nokia
normal y corriente. Pero se lo quedaron de todas formas. Sacaron de él una
tarjeta SIM turca que llevábamos. Gesticulando con las manos y chapurreando
inglés nos dijeron que teníamos que cruzar el río hasta la otra orilla. Era
un río pequeño. Sólo teníamos un móvil para todos. Les pedimos que nos lo devolvieran
para poder pedir ayuda, pero ni siquiera nos lo devolvieron. Pasamos mucho
miedo. Nos empujaron y golpearon. Fue horrible. Señalaban al otro lado, diciendo:
“Sofía, Sofía”. Obviamente nos estaban mintiendo. Descubrimos que era Grecia.
Teníamos miedo, así que cruzamos el río y echamos a andar. Tras caminar unos
15 minutos, vimos una localidad pequeña y entramos en ella. Tenía banderas
griegas. Llegamos hasta la iglesia local para pedir ayuda, porque casi no podíamos
andar, pero las puertas estaban cerradas. Eran alrededor de las cuatro de la
tarde. Así que nos fuimos y seguimos caminando por la localidad. Poco después
apareció un vehículo policial. Nos preguntaron de dónde éramos y si teníamos
pasaporte. Dijimos que no y explicamos que éramos yazidíes y necesitábamos
ayuda. En el auto iban tres policías. Vestían camisa blanca y pantalón azul
oscuro. Era un automóvil blanco y pequeño. No nos dijeron que subiéramos a
él. Yo creo que pensaron que se lo íbamos a ensuciar, porque estábamos empapados
y manchados de barro. Entonces llegó una especie de camioneta. Tenía un banco
metálico en la parte trasera. Nos sentamos allí. Condujeron a toda velocidad
durante una media hora, hasta alcanzar a un autobús de color caqui. Nos traspasaron
a ese autobús, que era de tipo militar. Me parece que había en él doce sirios:
diez hombres jóvenes y dos mujeres. Nos llevaron en ese autobús otros 40 minutos
hasta que llegamos a un río, muchísimo más grande que el primero que la policía
búlgara nos había hecho cruzar. Había una decena de hombres vestidos de negro
riguroso. Llevaban el rostro cubierto. Nos filmaron bajando del autobús y caminando
hacia el río. Nos maltrataron y nos obligaron a ir hacia el río. Luego, en
grupos de siete, nos metieron en una […] pequeña embarcación y nos llevaron
a una isla situada en medio del río. Dos de ellos también iban en la embarcación,
uno delante y el otro detrás, junto al motor. Nos ordenaron bajar la cabeza
y nos prohibieron mirar alrededor. El río tenía una anchura de entre 50 y 70
metros, y la isla medía de dos a tres kilómetros de largo. Amnistía Internacional,
noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 63 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Nos dejaron en aquella isla. Nos abandonaron allí para que muriéramos.
No nos dieron comida ni agua. Veníamos de estar bajo la lluvia y sin comer,
y ahora nos abandonaban allí. Seguía lloviendo. Esperamos allí durante dos
días. Algunos, entre ellos mi primo, exploraron la isla en busca de una salida,
pero no la encontraron. Mi tío J. ya estaba en muy mal estado. Al final, dos
hombres sirios de aspecto fuerte dijeron que, si no hacíamos nada, íbamos a
morir todos allí. Así que decidieron intentar llegar a nado hasta Turquía.
Lo consiguieron. Luego buscaron la gendarmería turca y fuimos rescatados de
la isla. Nos rescataron en barco. Nos trataron muy bien, nos llevaron a un
albergue y nos dieron comida y agua. A los que estaban enfermos los llevaron
al hospital. Uno de ellos fue mi tío, pero no sé a qué hospital lo llevaron.
Nos quedamos dos días en el albergue de la gendarmería y luego fuimos trasladados
a una cárcel [describe el centro de expulsión de Edirne]. Allí había iraquíes,
sirios y afganos. De los aproximadamente 120 iraquíes, unos 85 eran yazidíes;
a algunos los habían devuelto desde Grecia como a nosotros. Cuando estábamos
en la prisión de Edirne nos comunicaron que nuestro tío había muerto. Nos dijeron
que la causa había sido el agua que había bebido en la isla. Hablamos con nuestros
familiares en Irak y decidimos volver allá acompañando el cadáver. No teníamos
nada y queríamos volver con nuestras familias. La policía nos preguntó qué
queríamos hacer y dijimos que queríamos volver, volver con nuestra familia.
Dijimos de dónde éramos y que queríamos volver allí, a Khanke, en Dohuk. Así
que nos llevaron hasta Estambul junto con el cadáver de nuestro tío. Mi padre
y mi otro tío vinieron desde Irak y se reunieron con nosotros en Estambul.
Ya todos juntos volamos hasta Erbil y regresamos a Dohuk, donde celebramos
el entierro. Aquí no tenemos nada. Los integristas se lo llevaron todo. Nos
hemos convertido en refugiados en nuestro propio país. Aquí no tenemos nada,
ninguna seguridad. Necesitamos ayuda para ir a Alemania, donde tenemos familia
que puede ayudarnos. Z., yazidí de 24 años procedente de Dohuk (Irak)199

La terrorífica historia de Z., que incluye palizas a manos de la policía búlgara
y griega, la confiscación de objetos de valor y el abandono en lugares inhabitables
sin ninguna asistencia, no supone una anomalía en las fronteras terrestres
del sureste de la Unión Europea. Aunque es un caso especial, puesto que conlleva
dos reenvíos forzados sin el debido procedimiento –uno de Bulgaria a Grecia,
seguido de otro de Grecia a Turquía–, presenta numerosas similitudes con la
extensa colección de testimonios recabados por Amnistía Internacional en años
recientes sobre abusos contra migrantes y refugiados cometidos por las fuerzas
policiales de Grecia y Bulgaria en sus fronteras, y la práctica ilegal de reenviar
indebidamente a personas a Turquía, con el consiguiente riesgo para sus vidas.
REENVÍOS FORZADOS DE GRECIA A TURQUÍA POR TIERRA Y MAR Amnistía Internacional
viene documentando desde septiembre de 2012 las prácticas de reenvío forzado
y los abusos conexos por parte de la policía griega200 en la frontera terrestre

199 Entrevista telefónica realizada el 30 de abril de 2015, campo para personas
internamente desplazadas en Khanke (Dohuk, Irak). 200La policía griega, que
depende del Ministerio de Orden Público y de Protección del Ciudadano, es el
máximo organismo encargado de hacer cumplir la « ley » en el país. Es responsable
del control de las fronteras terrestres del país, entre ellas las de Turquía.
Véase el sitio web de la policía griega en: www.astynomia.gr/index.php?option=ozo_content&perform=view&id=1831&It
emid=528&lang=EN

Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

6464 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas de Grecia con Turquía, y por parte de la guardia costera griega201
en el mar Egeo.202 Desde entonces, 85 personas refugiadas y migrantes han contado
a la organización su experiencia de ser reenviadas a Turquía o abandonadas
en las proximidades de la costa turca del mar Egeo. Algunas afirmaron que habían
sido reenviadas de Grecia a Turquía en más de una ocasión.203

La frontera terrestre de Grecia con Turquía mide 203 kilómetros de largo y,
excepto los 12 kilómetros casi íntegramente vallados por Grecia en el norte,
viene marcada por el río Evros, en cuya parte central se sitúa la frontera.
La mayoría de los migrantes y refugiados que toman esta ruta cruzan el Evros
de noche en pequeñas embarcaciones hinchables. Los que después habían sido
reenviados contaron a Amnistía Internacional que la policía griega los había
aprehendido en plazos que oscilaban desde varios minutos hasta varios días
después de cruzar a Grecia. En algunos casos, tras ser aprehendidos permanecieron
hasta cuatro días privados de libertad en lo que parecía ser una comisaría
de policía. A todos los llevaron hasta el río Evros en pequeños furgones o
en autobuses de tipo militar, y seguidamente los cruzaron en barco hasta la
parte turca del río y los dejaron en suelo turco o en alguna de las pequeñas
islas del

(consultado el 15 de septiembre de 2015). Las unidades de guardias de fronteras
adscritas a la policía griega tienen el cometido expreso de abordar el problema
de la inmigración “ilegal” y la delincuencia transfronteriza. Actúan en las
zonas fronterizas terrestres con altos índices de migración irregular. Véase
el sitio web de la policía griega en: www.astynomia.gr/index.php?option=ozo_content&perform=view&id=56&Itemid=47&
lang=EN
(consultado el 15 de septiembre de 2015). 201 La guardia costera griega, que
depende del Ministerio de Marina Mercante y del Egeo, es responsable de la
vigilancia de las fronteras marítimas del país y el control policial de los
puertos, y de prestar asistencia en las operaciones de búsqueda y salvamento.
Véase el sitio web del servicio de guardacostas griego en: www.hcg.gr/node/95
(consultado el 15 de septiembre de 2015). 202 Publicaciones de Amnistía Internacional:
Greece: The end of the road for refugees, asylum-seekers and migrants (Índice:
EUR 25/011/2012), disponible en: http://www.amnesty.org/es/documents/EUR25/011/2012/en/
(consultado el 20 de septiembre de 2015); Frontier Europe: Human Rights Abuses
on Greece's Border with Turkey (Índice: EUR 25/008/2013), disponible en: www.amnesty.org/es/documents/EUR25/008/2
013/en/
(consultado el 14 de septiembre de 2015); Greece: Frontier of Hope and Fear:
Migrants and Refugees Pushed Back at Europe’s Border (Índice: EUR 25/004/2014),
disponible en www.amnesty.org/es/documents/EUR25/004/2014/en/ (consultado el
14 de septiembre de 2015);y El coste humano de la fortaleza Europa: violaciones
de derechos humanos cometidas en las fronteras de Europa contra personas migrantes
y refugiadas (Índice: EUR 05/001/2014), disponible en www.amnesty.org/es/documents/EUR05/001/2014/es/
(consultado el 14 de septiembre de 2015). 203 Aunque se documentaron cuatro
casos durante una visita de investigación de tres días a Estambul en mayo de
2015, los testimonios restantes son de refugiados y migrantes que, de manera
aleatoria, se pusieron en contacto con la Sección Turca de Amnistía Internacional.
Dos testimonios fueron recabados por la investigadora de Amnistía Internacional
sobre Grecia que indagaba en torno a las condiciones de recepción en agosto
en la isla de Lesbos. Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR
03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 65 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas río. En la mayoría de los casos no los esposaron. Son embargo, algunos
entrevistados contaron que les habían atado las manos a la espalda y que habían
tenido miedo de ahogarse si caían al agua. Además, los migrantes y refugiados
que fueron abandonados en alguna de las islas del río quedaron allí atrapados
con condiciones meteorológicas adversas y sin agua ni comida hasta que fueron
rescatados por las fuerzas armadas turcas. Por mar, la distancia entre la costa
turca del mar Egeo y algunas de las islas griegas es de menos de cinco millas
náuticas (unos 10 kilómetros). La mayoría de los refugiados y migrantes entrevistados
por Amnistía Internacional viajaron en botes hinchables hasta la isla griega
más próxima desde diversos puntos situados en cinco provincias turcas del litoral
egeo. Los que después habían sido reenviados contaron que los había interceptado
la guardia costera griega en medio del mar o a escasos metros de una isla griega.
Incluso reenviaron a varios que ya habían tocado tierra en una isla griega.204

Algunos migrantes y refugiados, tras ser interceptados en el mar, fueron transportados
en naves de los guardacostas griegos de regreso a su embarcación o, si ésta
había quedado inservible, hasta otra embarcación hinchable, después de que
los acercaran más al lado turco del mar. En el caso de otros, su embarcación
fue remolcada por los guardacostas griegos hasta Turquía y abandonada en el
mar. En la mayoría de los casos, la embarcación en la que viajaban los migrantes
era inutilizado mediante la retirada del motor, el combustible o los remos;
en algunos casos, además, la guardia costera griega o los propios migrantes
habían perforado la embarcación hinchable al divisar a los guardacostas, pensando
que no serían reenviados a Turquía en una barca agujereada. Algunas de las
personas que intentaron llegar a Grecia por mar explicaron que sus embarcaciones
habían sido remolcadas o rodeadas de tal manera que estuvieron a punto de hacerlas
volcar. La mayoría de los que aseguraron que habían pasado por la experiencia
de un reenvío forzoso, en la frontera terrestre o en el mar, dijeron que habían
sufrido o presenciado violencia o trato degradante. Algunos describieron haber
recibido bofetadas, patadas, golpes y empujones. Prácticamente todos los entrevistados
contaron que los habían sometido a registros, y a la mayoría, según dijeron,
les habían confiscado el teléfono móvil, la tarjeta SIM, dinero, joyas, ropa
de recambio, documentos o fotografías de familiares: los agentes responsables
de ese trato habían lanzado sus pertenencias al mar o se habían quedado con
ellas. Algunos de los entrevistados dijeron que habían sufrido registros corporales
sin ropa que calificaron de humillantes. Todos los que aseguraron haber sido
reenviados de Grecia a Turquía afirmaban que en ningún momento les habían dado
ocasión de explicar su situación o impugnar su expulsión. Esto es contrario
a las obligaciones internacionales y regionales contraídas por Grecia en materia
de derechos humanos, en particular con la obligación de no devolución (non-

204 Encontrarán información detallada sobre dos de los casos, registrados tras
el desembarco de migrantes y refugiados en las islas de Samos y Lesbos, en
el informe de Amnistía Internacional Greece: Frontier of Hope and Fear: Migrants
and Refugees Pushed Back at Europe’s Border (Índice: EUR 25/004/2014), disponible
en www.amnesty.org/es/documents/EUR25/004/2014/en/ (consultado el 14 de septiembre
de 2015). El tercer caso, de principios de abril de 2015, es de una isla sin
identificar y se describe más adelante en este informe. Índice: EUR 03/2544/2015
Amnistía Internacional, noviembre de 2015

6666 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas refoulement), así como con la legislación nacional griega. Además,
la práctica de abandonar a los migrantes en el mar, a bordo de embarcaciones
no aptas para navegar, o en tierra, en zonas deshabitadas o islas fluviales,
pone en peligro su vida y su bienestar. Con arreglo a la « ley » 3907/2011 de Grecia,
todos los ciudadanos de terceros países que lleguen de forma irregular a Grecia
y sean aprehendidos deben ser trasladados a un centro de primera acogida donde
tengan garantizadas su inscripción adecuada en un registro, su identificación
y una evaluación de sus necesidades de protección. Para llevar a cabo legalmente
una expulsión, el derecho griego exige que las autoridades examinen previamente
la situación particular de cada persona que llega a territorio griego y, si
deciden expulsarla, le ofrezcan la oportunidad de impugnar la decisión. Tanto
la investigación realizada por Amnistía Internacional en mayo de 2015 en la
frontera terrestre que separa Grecia de Turquía como los testimonios adicionales
recabados de migrantes y refugiados demuestran que las autoridades griegas
continúan reenviando a migrantes y refugiados a Turquía sin un procedimiento
previo, a pesar de que el ministro suplente del Interior responsable del Orden
Público condenó la práctica durante una reunión mantenida con Amnistía Internacional
a finales de febrero de 2015.205

Los casos de reenvío más recientes documentados por Amnistía Internacional
habían tenido lugar entre finales de noviembre de 2014 y principios de agosto
de 2015. Siete de ellos sucedieron en la frontera terrestre y afectaron al
menos a 248 personas, y cuatro sucedieron en el Egeo, donde al menos 162 personas
fueron reenviadas a la costa turca. Las personas entrevistadas que relataron
estos hechos procedían de Siria, Palestina, Irak, Afganistán y Sudán.206

Estos 19 testimonios sobre 11 casos de reenvío forzoso contienen información
semejante a la incluida en los casos que Amnistía Internacional había recopilado
con anterioridad, y que se resumen supra. En los reenvíos a través del río
Evros es posible establecer algunos patrones importantes, tales como: ? la
reclusión en régimen de incomunicación, bajo custodia de la policía griega,
–durante periodos que oscilan entre varias horas y hasta cuatro noches– de
todos los expulsados a Turquía;

205 La reunión se celebró en Atenas el 27 de febrero de 2015. Hasta enero de
2015, la reacción de las autoridades griegas ante las denuncias de reenvíos
forzosos era negar rotundamente que existiera tal práctica o afirmar que, de
existir, se trataba únicamente de “casos aislados”. Véase Greece: Frontier
of Hope and Fear: Migrants and Refugees Pushed Back at Europe’s Border (Índice:
EUR 25/004/2014), disponible en www.amnesty.org/es/documents/EUR25/004/2014/en/
(consultado el 14 de septiembre de 2015), pp. 21-23. 206 Los siete casos de
la frontera terrestre fueron relatados por ocho sirios, un palestino de Siria
y dos iraquíes, mientras que los cuatro de la frontera marítima fueron relatados
por cinco afganos –tres de ellos menores de edad no acompañados–, dos sirios
y un refugiado sudanés. Sólo una persona de entre todas las entrevistadas era
mujer, y procedía de Siria. Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice:
EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 67 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas ? la vigilancia del lado turco de la frontera por parte de la policía
griega antes de llevar a cabo el reenvío, con lo que parecían gafas de visión
nocturna, para evitar la presencia de soldados turcos en las proximidades;
? y la presencia en el río de hombres enmascarados que transportaban a los
migrantes y refugiados en embarcaciones hasta Turquía. Las descripciones del
lugar de detención que hicieron todas las personas entrevistadas que habían
sido detenidas tras cruzar el río Evros para pasar a Grecia son coincidentes.
Tres de los entrevistados que habían vivido experiencias diferentes hicieron
dibujos idénticos del lugar de detención, que habían descrito como una comisaría
de policía. Todos recordaban haber visto al menos una bandera griega en el
exterior, y aseguraban que el lugar estaba custodiado por agentes de policía
que llevaban uniformes azul oscuro con la bandera griega. Todos excepto uno
dijeron que la policía que custodiaba el lugar había dicho que era la comisaría
de policía de Didimoticho, y que habían visto un cartel de la Organización
Internacional para las Migraciones donde se explicaban los derechos de migrantes
y solicitantes de asilo en varios idiomas. Dos de los entrevistados que habían
sido reenviados juntos a mediados de marzo de 2015 mostraron al equipo de investigación
de Amnistía Internacional una bolsa de la compra que llevaba impresas las palabras
griegas “Kathe Mera” y una dirección de Didimoticho. Dijeron que, cuando estaban
detenidos, habían convencido a la policía griega para que les comprara comida,
y que los policías se la habían traído en esa bolsa.

El testimonio de un refugiado palestino de 23 años procedente de Siria contiene
una descripción típica de los reenvíos recientes desde la frontera terrestre
de Grecia con Turquía:207

[Cinco amigos sirios] inflamos nuestro bote hinchable con una bomba y nos preparamos
para cruzar. Pero esta vez eran alrededor de las seis de la mañana. No vimos
guardias de fronteras

207 Entrevista realizada en Estambul el 1 de abril de 2015 (sobre un caso de
reenvío del 28 de marzo de 2015). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional,
noviembre de 2015

6868 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas en el lado turco ni en el lado griego de la frontera. Nos subimos
todos al bote y remamos hacia el otro lado. En seguida llegamos a una isla
que había en medio del río. Para entonces ya estaba saliendo el sol y pensamos
que los guardias de fronteras griegos podrían vernos. No queríamos ser descubiertos,
así que nos detuvimos en la isla y esperamos a que volviera a oscurecer. No
llevábamos nada de comida ni agua, porque nuestro plan era haber cruzado antes
de que saliera el sol. Esperamos en la isla hasta que anocheció. Hacia las
seis y media de la tarde del martes [26 de marzo de 2015] volvimos a subirnos
al bote y cruzamos hasta el lado griego. En el lado griego hay una zona boscosa
que está sumergida en el agua. […] Hacia la una de la madrugada todavía estábamos
en el bosque y en aguas profundas. No teníamos comida ni agua, y tampoco se
nos ocurría la manera de cruzar. Intentamos dormir en el bote. Terminé llamando
al número de emergencia turco 112 para pedir ayuda. Me dijeron que llamara
al 150 y que alguien podría hablar conmigo en inglés. No contestó nadie. Conseguimos
dormir un poco. Cuando despertamos la mañana del viernes [27 de marzo de 2015]
encontramos un edificio vacío con chimenea. […] Atravesamos unas tierras de
cultivo hasta llegar a las afueras del pueblo de Nea Vyssa. Serían aproximadamente
las seis de la tarde. Hice detenerse a un automóvil y pedí a sus ocupantes
que nos llevaran al centro del pueblo. Dijeron que no podían ayudarnos porque
tendrían problemas con la policía si lo hacían. Caminamos hasta el centro del
pueblo y allí empezamos a ponernos la ropa limpia que traíamos. Se acercó hasta
nosotros un vehículo con dos policías uniformados en su interior. Su matrícula
era EA 24 86 0. Nos pidieron el pasaporte y reconocimos que habíamos cruzado
la frontera desde Turquía. Les pedimos que nos dejaran comprar algo de comida,
pero nos dijeron que teníamos que esperar a que otro automóvil nos llevara
hasta la comisaría de policía. Nos pidieron los teléfonos con sus cargadores.
En ese momento empezó a llover, así que nos llevaron a un refugio en el pueblo.
Desde el refugio llegaron dos policías más en una furgoneta blanca normal.
Nos metieron en la furgoneta y nos llevaron hasta la carretera que va a Orestiada.
Allí había una familia de refugiados iraquíes kurdos procedente de Sinyar.
Eran tres niños y su madre. Metieron a toda la familia en la furgoneta y luego
nos llevaron a todos a la comisaría. En una pared había un aviso de la Organización
Internacional para las Migraciones (OIM) escrito en doce idiomas sobre el derecho
a solicitar asilo. En esta comisaría había un agente de uniforme que hablaba
algo de inglés y me dijo que explicara a todos en árabe que nos iban a registrar
para que entregáramos nuestros bienes. Le dijimos que ya habíamos entregado
nuestros [4] teléfonos móviles a la policía que nos había interceptado. Nos
registraron y nos metieron en una celda. Entre hombres, mujeres y niños, éramos
13 en total. Les pedí que nos dieran mantas porque hacía frío y había varios
niños allí. La celda estaba muy sucia y en muy mal estado. El retrete también
estaba mugriento. Nos dijeron que vendría un médico y después nos llevarían
a un campo. Les dijimos que necesitábamos comer y que podíamos pagarlo. No
habíamos probado bocado desde que salimos de Turquía el miércoles por la noche,
y ya eran las nueve de la noche del viernes. El agente me dijo que esperara.
Yo le dije que tenía derecho a hacer una llamada telefónica. Me contestó que
tendría que esperar a la mañana siguiente. No querían que habláramos con nadie
y les dijéramos que estábamos allí. Yo iba a llamar a alguien para tener un
sitio donde quedarme y Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR
03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 69 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas que no me devolvieran a Turquía. Pedí un abogado, pero me dijo que
también tenía que esperar al día siguiente para eso. A lo largo de la noche
fueron trayendo a mucha gente a aquel lugar. Al final éramos unos treinta.
Allí había afganos y paquistaníes. Al día siguiente, la mañana del sábado [28
de marzo de 2015], llamaron por su nombre a algunos de los que estaban recluidos
allí. Los fotografiaron y se los llevaron a algún sitio, me imagino que al
campo [...] Por la mañana vinieron otros agentes diferentes. Nos trataron realmente
mal, no como lo habían hecho los de la noche anterior. Seguimos sin recibir
comida ni agua. Cuando pedí que nos dieran ambas cosas, me gritaron y me dijeron
que bebiera agua del grifo del retrete. Para entonces estábamos allí nueve
hombres paquistaníes, tres afganos (la familia ya mencionada), cuatro hombres
de Argelia, nosotros cinco y otros cinco hombres de Siria, un hombre de Senegal,
un hombre kurdo de Turquía, y ocho hombres de Sinyar, Irak. Todos metidos en
una celda nauseabunda de unos veinte metros cuadrados. Había un solo colchón
en aquel espacio. La policía trajo comida a la gente que estaba en la otra
sala y la trató bien. Allí había personas de Siria y otros países. Me imagino
que iban a mandarlas al campo. A nosotros nos trataron muy mal y no nos dieron
nada de comer. Entonces comprendí que iban a mandarnos de vuelta a Turquía.
A las dos de la tarde yo estaba temblando a causa del hambre y uno de mis amigos
estaba muy pálido. Me puse furiosísimo y empecé a gritarles que serían responsables
de lo que nos pasara y que necesitábamos comida y agua. Los niños llevaban
dos días sin comer, igual que nosotros. Les di dinero por nosotros. Los argelinos
no tenían dinero; la policía dijo: “sin dinero, no hay comida”. Le dimos dinero
a la policía y luego compartimos con todos los demás la comida que nos trajeron.
Entre las cinco y media y las seis de la tarde llegó un furgón negro sin distintivos.
Un policía nos dijo que nos preparáramos. Le pregunté adónde íbamos. Dijo que
podía mandarnos adonde ellos quisieran. Yo se lo traduje a todo el mundo. El
hombre kurdo de Turquía les pidió su cartera, en la que llevaba su carnet de
identidad. La policía dijo que no la tenía. Nos metieron a todos en el vehículo.
Yo iba en la parte de delante. Vi que pasábamos por la ciudad de Kavyli [pequeña
localidad cercana a la frontera con Turquía, a unos 30 kilómetros de Didimoticho].
Nos dirigíamos al norte. Llegamos a un lugar próximo a la frontera con Bulgaria.
[…] Había cuatro hombres con uniforme militar y enmascarados. Nos llevaron
–a los 44 que estábamos allí– hasta el río. Insultaron a uno que no quiso ponerse
de rodillas. Nos hablaban en susurros mientras nos metían en la barca, de seis
en seis. Serían alrededor de las siete y media de la tarde. Había un guardia
con gafas de visión nocturna. Les pedí mi pasaporte. A uno de mis amigos lo
golpearon con un remo para que agachara la cabeza. Nos fueron llevando de seis
en seis hasta la otra orilla, en el lado turco de la frontera. Allí estuvimos
esperando. Nos lanzaron dos bolsas de plástico. Dentro de una había pasaportes,
y en la otra teléfonos móviles, pero faltaban muchos. Nosotros echamos a andar
hacia la izquierda, otros fueron hacia la derecha, donde hay edificios militares.
Éramos un grupo de 24. Se acercaron dos soldados turcos. Les dijimos que nos
habían devuelto desde Grecia. Los soldados nos trataron correctamente y nos
llevaron al edificio militar. Estaban realmente indignados por el hecho de
que los soldados griegos nos hubieran reenviado allí. Pernoctamos allí y al
día siguiente nos llevaron a otro lugar, donde pasamos la noche. Después nos
llevaron hasta el campo de Edirne. Allí dormimos otra noche, y Índice: EUR
03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

7070 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas finalmente nos enviaron de vuelta a Estambul. Tuve que pagar 10
euros por el billete de autobús. Cuatro amigos sirios, de edades comprendidas
entre los 21 y los 31 años, contaron a Amnistía Internacional que habían sido
enviados de vuelta a Turquía en una embarcación a través del río Evros después
de permanecer casi dos días recluidos en una comisaría de policía que, al parecer,
era la de Didimoticho, próxima a la frontera con Turquía. A.C., sirio de 31
años, describe en su testimonio la violencia que sufrieron cuando fueron reenviados
de Grecia a Turquía el 13 de abril de 2015:208

Nos llevaron a un pueblo pequeño. Creo que se llama Dilofos; lo comprobé más
tarde en el GPS de mi teléfono. Nos hicieron salir de los vehículos; los hombres
que llevaban el uniforme de la policía estaban allí con nosotros, y había otros
hombres que vestían ropa militar sin ninguna inscripción. Algunos llevaban
armas. No podíamos mirarlos porque nos golpeaban si lo hacíamos. Todos llevaban
el rostro cubierto con pasamontañas. Uno de ellos me agarró del pelo [A.C.
tiene el pelo largo] y me dijo algo en griego, en actitud agresiva. Nos llevaron
a la orilla del río y nos ordenaron ponernos de rodillas. Ya estaba oscuro,
eran alrededor de las ocho y media de la tarde. Allí había más personas a las
que iban a enviar de vuelta a Turquía. Las vimos al salir de los vehículos.
Uno de los agentes me golpeó en la espalda, rompiendo el laúd árabe [instrumento
de cuerda] que yo llevaba, y me golpeó en las piernas y en la cabeza con un
palo de madera. También pegaron a M. Nos acercaron más al río y nos dijeron
que estuviéramos callados y no nos moviéramos. A M. y a mí nos apartaron del
grupo y empezaron a darnos puñetazos y patadas mientras yacíamos en el suelo.
Me agarraron por el pelo y empezaron a empujarme hacia el río. Tuve miedo de
que me arrojaran al agua, pero no lo hicieron.

Su amigo M., un sirio de 21 años, también contó el trato violento que habían
sufrido cuando, temiendo que los reenviaran a Turquía, se negaron a salir de
la celda en la que estaban detenidos.209

Fuera de la celda usaban porras eléctricas, para que oyéramos el sonido y nos
asustáramos. Abrieron la celda y sacaron de ella a las mujeres y los niños.
Dejaron a los varones de las familias en la celda con nosotros. [De acuerdo
con el testimonio de A.C., los varones de las familias también se marcharon].
Al final sólo quedamos en la celda nosotros cuatro, otros dos de Siria (de
Raqqa y Daraa), y uno de Argelia. Tenía 19 años. Nosotros nos habíamos negado
a salir. Cuando ya habían metido a todos en los vehículos, volvieron a por
nosotros. La mujer policía nos preguntó qué queríamos. Le dijimos que queríamos
ver a un abogado, y que no queríamos volver a Turquía. Nos dijeron que iban
a llevarnos al campo, no a Turquía, y que si no salíamos voluntariamente de
la celda nos sacarían ellos. Nos dijeron que no podían hacer nada, que cumplían
órdenes de su superior. Entraron en la celda, eran 10 o 15, y empezaron a golpear
el suelo con palos. Yo me había agarrado a las rejas de la ventana; me golpearon

208 Entrevista realizada en Estambul el 16 de abril de 2015. 209 Entrevista
realizada en Estambul el 16 de abril de 2015. Amnistía Internacional, noviembre
de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 71 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas cinco o seis veces en las manos con palos de madera. Me agarraron
del pelo y nos sacaron a rastras de la celda.

Los patrones de actuación que revelaban los testimonios sobre reenvíos forzados
desde la frontera terrestre fueron confirmados en reuniones con autoridades
turcas y miembros de la fiscalía en Edirne. En una reunión celebrada el 14
de mayo de 2015, dos fiscales de Edirne confirmaron la devolución de refugiados
y migrantes a Turquía desde la frontera con Grecia sin mediar ningún procedimiento
formal. En otra reunión celebrada el mismo día en el centro de expulsión de
Edirne, representantes de la Dirección Provincial de Seguridad, la Gendarmería
y la Dirección Provincial de Migración confirmaron igualmente los reenvíos
desde Grecia. Los representantes turcos dijeron que la policía griega vigilaba
el lado turco del río Evros con gafas de visión nocturna y que llevaba a cabo
los reenvíos después de que pasara una patrulla militar turca, sabiendo que
la misma unidad de patrulla tardaría aproximadamente media hora en volver.
Los representantes dijeron que se reunían una vez al mes con sus homólogos
griegos para debatir asuntos de migración irregular y tráfico de personas,
y que en esas reuniones les habían planteado las denuncias relativas a los
reenvíos. Sin embargo, hasta ahora no han sido informados del resultado de
ninguna investigación. Amnistía Internacional habló asimismo con tres soldados
que estaban haciendo el servicio militar en la zona. Estos soldados dijeron
que los reenvíos desde Grecia tienen lugar más o menos dos veces a la semana,
y se reenvía a entre 60 y 80 personas cada vez. La información compartida por
uno de los soldados confirma los testimonios de migrantes y refugiados reenviados
desde Grecia a través del río Evros: [La policía griega] los reenvía dos veces
por semana, aproximadamente. Los retienen durante tres, cuatro o cinco días,
esperan a tener un buen número y entonces los devuelven a Turquía, cinco o
diez personas cada vez en un bote, pero en grandes grupos. Visten de negro
y se cubren el rostro, porque temen ser reconocidos. Les dicen a los migrantes
que agachen la cabeza, para que, si el barco es avistado, no se los divise
a ellos. De vez en cuando, las personas reenviadas tienen los ojos y el rostro
hinchados, porque a veces también las golpean. Hemos visto a la policía griega
vigilando nuestro lado del río para asegurarse de que no estamos por la zona
cuando hacen el reenvío. El testimonio de otro soldado corrobora la observación
de que la policía griega concentra en grandes grupos a los migrantes y refugiados
que han ido cruzando a Grecia en grupos más pequeños.

Cuando los migrantes pasan de aquí a Grecia, normalmente lo hacen en grupos
pequeños. Si los capturamos antes de que consigan llegar allí, tenemos espacio
suficiente en el cuartel para alojarlos una noche. Pero si los capturamos después
de un reenvío, es muy difícil porque, cuando los reenvían, llegan en grupos
de 80 o 90 personas. Amnistía Internacional también ha recibido recientemente
denuncias de reenvíos forzados en el mar Egeo: uno en abril, dos en julio y
uno en agosto de 2015. Estos casos contienen detalles que demuestran que se
están poniendo vidas en peligro y que se está negando a refugiados y migrantes
el acceso a un procedimiento individualizado antes de devolverlos a Turquía.
En dos de los casos, el personal implicado llevaba el rostro cubierto y hablaba
en griego, pero los entrevistados no supieron precisar si eran civiles o miembros
de la guardia costera griega. Sin embargo, en las imágenes de un vídeo promocional
publicado en el sitio Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre
de 2015

7272 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas web oficial de la guardia costera griega210 se ve a uno de los agentes
en una lancha de vigilancia con una máscara puesta que coincide con las descritas
en los testimonios de refugiados y migrantes recabados por Amnistía Internacional,
tanto en fechas recientes como ya documentados en informes anteriores de julio
de 2013211 y abril de 2014.212

Siempre es difícil hacerse una idea exacta de las dimensiones de la actividad
clandestina. Sin embargo, en una reunión celebrada el 18 de mayo de 2015, representantes
del alto mando de la guardia costera turca compartieron con Amnistía Internacional
algunos indicadores de la frecuencia de los reenvíos forzados en la frontera
griega. Mostraron a la organización una presentación que revelaba que la guardia
costera turca había rescatado del mar Egeo a 3.412 personas como consecuencia
de 121 casos de reenvío forzado en alta mar en los últimos cinco años; más
de la mitad (62) correspondían a 2014. La guardia costera turca aclaró que
estas cifras no se refieren a todos los incidentes que ellos consideran reenvíos,
sino sólo a los casos en los que disponen de testimonios de migrantes o de
imágenes de vídeo. No obstante, se calcula que el número real de reenvíos forzados
es muy superior. La guardia costera turca pensaba que la información sobre
estos casos también se hacía llegar a las autoridades griegas a través del
Ministerio de Asuntos Exteriores turco. Según se explicaba en la presentación,
en los casos de reenvío forzado se inutilizan las embarcaciones agujereando
los flotadores o retirando el motor, el combustible o los remos, y se golpea
a los migrantes. Los representantes de la guardia costera turca dijeron que
los reenvíos continúan en 2015. La investigación de Amnistía Internacional
apunta a que los reenvíos en la frontera terrestre de Grecia son sistemáticos
y están cuidadosamente planificados, con un lugar de retención específico para
ellos en la localidad de Didimoticho o en sus inmediaciones, y que los reenvíos
en el mar continúan. A pesar de la abundante información proporcionada por
organizaciones no gubernamentales sobre reenvíos forzados, incluido un caso
en el que 11 personas –8 de ellas niños– perdieron la vida, no se han realizado
investigaciones eficaces sobre los presuntos reenvíos y, por la información
de que dispone Amnistía Internacional, no se ha obligado a nadie a rendir cuentas
por las violaciones de derechos humanos que conllevaron.213

210 Las imágenes pueden verse en la sección dedicada a medios de comunicación
del sitio web de los servicios de guardacostas griegos: http://www.hcg.gr.
Enlace directo a las imágenes: https://www.youtube.com/watch?list=PLE70A9FB3E6CAFCD0&feature=player_embedded&v=Pb
Zq5ipD0
R0

211 Amnistía Internacional, Frontier Europe: Human Rights Abuses on Greece's
Border with Turkey (Índice: EUR 25/008/2013), disponible en www.amnesty.org/es/documents/EUR25/008/2013/en/.

212 Amnistía Internacional, Greece: Frontier of Hope and Fear: Migrants and
Refugees Pushed Back at Europe’s Border (Índice: EUR 25/004/2014), disponible
en www.amnesty.org/es/documents/EUR25/004/2014/en/.

213 Véase una descripción más detallada de las conclusiones de Amnistía Internacional
y la respuesta de las autoridades griegas en Greece: Frontier of Hope and Fear:
Migrants and Refugees Pushed Back at Europe’s Border (Índice: EUR 25/004/2014),
disponible en www.amnesty.org/es/documents/EUR25/004/2014/en/ (consultado el
14 de septiembre de 2015). En su Amnistía Internacional, noviembre de 2015
Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 73 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas REENVÍOS FORZADOS DE BULGARIA A TURQUÍA “Nos metieron en un jeep
y nos llevaron hasta un lugar cercano al paso fronterizo internacional. Dándonos
manotazos en el cuello, nos dijeron: “caminad, adiós”, señalando hacia Turquía.
Así que echamos a andar hacia Turquía. Cuando nos volvimos a mirarlos, nos
enseñaron sus armas. [...] Yo estaba muy asustado. Después de tres años de
guerra en Siria, las armas me aterran. Haber escapado de Siria para morir en
Bulgaria habría sido inaceptable. Pasé miedo.” T.J., refugiado sirio de 22
años214

Amnistía Internacional ha informado anteriormente sobre migrantes y refugiados
que denuncian reenvíos forzados en la frontera de Bulgaria con Turquía, y viene
dando seguimiento a la situación en esta frontera desde marzo de 2014. Los
migrantes y refugiados entrevistados por Amnistía Internacional desde marzo
de 2014 normalmente fueron aprehendidos por la policía búlgara a los pocos
minutos u horas de haber cruzado la frontera desde Turquía. Seguidamente fueron
escoltados a pie hasta la frontera, o en vehículos hasta un lugar próximo a
la frontera, y obligados a cruzar de nuevo a Turquía, prácticamente en todos
los casos por sitios distintos a los que habían utilizado para entrar en Bulgaria.
Algunos explicaron que los habían recluido en lugares que les parecieron

respuesta escrita a una carta de finales de abril de 2014 en la que Amnistía
Internacional expresaba su preocupación por las continuas denuncias de reenvío
forzado y malos tratos en la frontera grecoturca, la guardia costera griega
decía que el principio de no devolución (non-refoulement) era un elemento fundamental
de sus operaciones. La guardia costera añadió que, entre 2001 y 2013, se habían
llevado a cabo 12 investigaciones sobre denuncias de malos tratos infligidos
por miembros de los servicios guardacostas. Estas investigaciones dieron lugar
a la exención de responsabilidad penal de un agente y la condena de seis agentes
en procesos penales. 214 Entrevista realizada en Estambul el 16 de mayo de
2015 (sobre un caso de reenvío forzado del 12 de abril de 2014). Índice: EUR
03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

7474 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas comisarías de policía antes de llevarlos a la frontera y enviarlos
ilegalmente de regreso a Turquía. La mayoría de los migrantes y refugiados
entrevistados que habían sido reenviados de Bulgaria a Turquía contaron a Amnistía
Internacional que habían sufrido violencia y malos tratos a manos de la policía
búlgara. Dijeron que los habían golpeado y que les habían confiscado el dinero
y los teléfonos. Muchos de los que habían sido reenviados desde Bulgaria contaron
a Amnistía Internacional que los habían tenido retenidos hasta 12 horas, a
la intemperie a pesar del frío, en la frontera. Algunos dijeron que los habían
tenido tumbados boca abajo en el suelo durante todo ese tiempo. Como parecen
indicar testimonios recientes recabados por Amnistía Internacional, así como
la visita de investigación realizada en mayo de 2015 a Edirne y Kirklareli,
las dos provincias turcas que limitan con Bulgaria, la policía de fronteras
búlgara sigue llevando a cabo reenvíos forzados periódicamente. Sin embargo,
de acuerdo con los testimonios, los reenvíos forzados de Bulgaria a Turquía
actualmente se hacen con grupos concretos, de manera específica, y no siguiendo
un protocolo establecido y reenviando de una sola vez a grandes grupos de refugiados.

Se han recabado nuevos testimonios que proporcionan información sobre 17 casos
distintos de reenvío forzado a Turquía desde Bulgaria entre septiembre de 2014
y mayo de 2015. Los hechos fueron relatados por 19 individuos procedentes de
Siria, Afganistán, Irak y Marruecos, y se referían a grupos de entre 2 y 37
personas, que en total sumaban al menos 177 personas.215 Siete de ellas contaron
que habían sido detenidas y reenviadas por hombres con uniforme de color verde
oscuro, mientras que otras cuatro dijeron que los uniformes eran de color azul
oscuro.216 Ambas descripciones concuerdan con los uniformes de la policía de
fronteras de Bulgaria. Seis contaron que habían leído “policía de fronteras”
o “policía” en los uniformes. Salvo en un caso de mediados de septiembre de
2014, a todos los migrantes los registraron. En dos casos que afectaron a hombres
sirios, uno a mediados de diciembre de 2014 y el otro el 14 de abril de 2015,
los entrevistados dijeron que habían sido sometidos a registros corporales
sin ropa delante de otras personas. Mientras que la mitad de ellos dijeron
que les habían quitado los teléfonos y el dinero, los demás dijeron que la
policía sólo les había quitado las tarjetas SIM y las baterías de los móviles
y les había devuelto los teléfonos.

215 Un equipo de Amnistía Internacional se encontró con 2 de estos 19 individuos
durante una visita de investigación realizada a Melilla, uno de los dos enclaves
españoles en el norte de África, en febrero de 2015. Eran dos jóvenes sirios.
Uno de ellos contó a Amnistía Internacional que había intentado ir a Bulgaria
muchas veces, y que en septiembre de 2014 había sido sometido a reenvío forzado
en tres ocasiones. El otro dijo que había sido sometido a reenvío forzado desde
Bulgaria en octubre de 2014. Ambos contaron que, después de la experiencia
vivida en la frontera búlgara, y al no tener medios económicos para cruzar
a Grecia en barco, habían decidido viajar hasta Marruecos y allí cruzar a uno
de los enclaves españoles. 216 De los entrevistados, ocho no supieron describir
los uniformes de los agentes, ya fuera porque no se acordaban o porque afirmaban
que estaba demasiado oscuro para verlo. Amnistía Internacional, noviembre de
2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 75 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Ninguno de los nuevos testimonios incluye la detención de la persona
antes de su devolución a Turquía, como sucedió en dos casos documentados con
anterioridad por Amnistía Internacional en esta frontera. No obstante, en un
caso de enero de 2015, un sirio de 23 años explicó que la policía búlgara los
había llevado en jeep a él y a su amigo hasta una caseta prefabricada en medio
del bosque, y que los agentes los habían registrado delante de la caseta antes
de reenviarlos a Turquía. Otro sirio contó a Amnistía Internacional que, después
de cruzar la frontera con Bulgaria el 14 de abril de 2015, él y su amigo se
habían encontrado con una caseta prefabricada en el bosque, y que dos agentes
de policía les habían dado el alto allí. La mayoría de los migrantes y refugiados
reenviados han contado que les dieron bofetadas y puñetazos y los obligaron
a tumbarse en el suelo. En un caso de finales de abril de 2015, un afgano de
22 años a quien habían reenviado junto a siete más contó a Amnistía Internacional
que su amigo escondió su teléfono móvil cuando la policía búlgara se lo pidió
antes del reenvío forzado. Los agentes, al verlo, lo golpearon con tal brutalidad
que le fracturaron la pierna. Un hombre sirio de 31 años contó a Amnistía Internacional
que la policía búlgara había golpeado a su amigo con la rama de un árbol antes
de someterlo a reenvío forzado a finales de diciembre de 2014. Hubo un caso
que tuvo amplia difusión, en marzo de 2015, en el que varios yazidíes de Irak
murieron de hipotermia en el lado turco de la frontera.217 Según la información
publicada en medios de comunicación y el testimonio ofrecido por dos miembros
del mismo grupo a las autoridades turcas como parte de la investigación sobre
sus muertes, los yazidíes habían sido reenviados a la fuerza desde Bulgaria
pero, a diferencia de otros, no habían conseguido llegar a un pueblo donde
refugiarse del frío, debido a los fuertes golpes que les habían infligido los
agentes de policía búlgaros antes de reenviarlos a Turquía. A raíz del caso,
el ACNUR pidió a las autoridades de Bulgaria y Turquía que investigaran los
hechos y expresó su preocupación ante los testimonios de la brutalidad, que
podía haber contribuido a la muerte de dos personas.218 El 18 de agosto, el
viceministro del Interior búlgaro dijo a Amnistía Internacional que el Ministerio
había iniciado una investigación interna sobre los hechos. No obstante, dijo
que las autoridades búlgaras no podían seguir adelante con dicha investigación
interna porque no estaban en condiciones de determinar la localización del
incidente a partir de la información de que disponían. En consecuencia, la
investigación interna se cerró.

217 Véase, por ejemplo, BGN News, Yazidis fleeing ISIL beaten by Bulgarian
police, freeze to death, 12 de marzo de 2015, disponible en: http://world.bgnnews.com/yazidis-fleeing-isil-beaten
-by-bulgarian-
police-freeze-to-death-haberi/4231, y Milliyet, Irakli kaçak göçmen, yajadiklari
dehjet anlarini anlatti, 12 de marzo de 2015, disponible en: http://www.milliyet.com.tr/irakli-kacak-gocmen-yasad
iklari-
dehset-edirne-yerelhaber-668996/. La descripción de los hechos también pudo
ser confirmada por Amnistía Internacional en las entrevistas realizadas en
mayo de 2015 a residentes de un pueblo fronterizo donde apareció uno de los
cadáveres. 218 ACNUR, UNHCR concerned by border practices after deaths of two
Iraqis at the Bulgaria-Turkey border, 31 de marzo de 2015, disponible en: www.unhcr.org/551abb606.html
(consultado el 16 de septiembre de 2015). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía
Internacional, noviembre de 2015

7676 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas No todos los reenvíos forzados desde Bulgaria de los que se ha tenido
noticia fueron acompañados de violencia. F., una mujer afgana de 35 años, llegó
a Turquía a principios de mayo tras un viaje espantoso por las montañas que
separan Irán de Turquía. Viajaba con su esposo y tres hijos, de 14, 9 y 6 años
de edad, cuando quedaron atrapados en las montañas durante 48 horas sin comida
ni agua y con un frío helador. Habían huido de su hogar en Ghazni (Afganistán)
porque el esposo de F., G.H., estaba recibiendo amenazas de los talibanes debido
a que era maestro. Decidieron atravesar Irán hasta llegar a Turquía y, desde
allí, viajar a Alemania, donde esperaban poder reunirse con un primo de G.H.
Sin embargo, vieron truncado su viaje al encontrarse en su camino con la policía
de fronteras búlgara: Contratamos los servicios de un agente [traficante] para
que nos ayudara a cruzar la frontera hasta Bulgaria. Hace cinco días [10 de
mayo de 2015], el agente nos recogió en Kirklareli en una furgoneta, en plena
noche. No había asientos en la parte trasera, donde íbamos 20 personas amontonadas.
Había otra familia afgana, a la que conocía de nuestro viaje desde Irán. Tienen
una hija de seis meses. La niña tenía una pierna rota y le dolía mucho. La
furgoneta nos llevó hasta un pueblo y nos dejó allí. El agente nos condujo
a pie desde allí hacia Bulgaria. Estábamos en tinieblas. La única luz provenía
de la linterna del agente y del encendedor de mi esposo. Yo tenía mucho miedo
de lo que pudiera pasarnos allí, en mitad de la noche, con mis hijos. Al cabo
de una hora o así llegamos a una valla con unos bordes muy afilados. El agente
sostuvo la valla levantada para que pasáramos arrastrándonos por debajo. La
chaqueta se me quedó enganchada y se desgarró. Mi hijo mayor se hizo un arañazo
en la cabeza. Afortunadamente, nada grave. Continuamos a pie desde la valla,
creo que era por un campo, pero estaba demasiado oscuro para afirmarlo con
seguridad. Y entonces nos interceptó la policía. Nos gritaban, y llevaban dos
perros, así que nos detuvimos. Me parece que entonces el agente salió corriendo.
Yo conté seis policías. Llevaban uniforme y tenían linternas. Aun así no se
podía ver con claridad, pero creo que su uniforme era de color verde oscuro.
No entendíamos lo que nos estaban diciendo. Yo tenía mucho miedo porque había
oído que la policía búlgara había golpeado a otra gente. Pero no nos trataron
mal. Sólo nos presionaron un poco, nos registraron y se quedaron con nuestro
dinero. Unos 300 euros. Nos quitaron las tarjetas SIM, pero nos devolvieron
los teléfonos móviles. Luego nos ordenaron que empezáramos a caminar, de vuelta
por donde habíamos venido, pero no hacia el mismo lugar. Caminamos durante
una hora más o menos [hacia la frontera turca]. Yo estrechaba a mi hijo pequeño
en los brazos, estaba muy asustado de los perros, aunque no eran agresivos.
Una hora después se detuvieron y nos dijeron que nosotros siguiéramos andando
en la dirección que nos indicaban. Así lo hicimos, pero en medio de la oscuridad
no pudimos encontrar el camino a seguir. Yo tenía miedo de que nos perdiéramos
en medio de la nada, en aquella oscuridad. No llevábamos agua ni comida. Decidimos
dejar de caminar y esperar a que saliera el sol. Al amanecer, nos encontraron
unos agentes de la gendarmería turca. Nos llevaron a la estación de autobuses
en el centro de la localidad y regresamos a Estambul. Allí tuvimos que dormir
en un parque, porque la policía búlgara nos había quitado todo el dinero. Dos
días después, otros afganos nos ayudaron y nos acogieron. Ahora estamos en
espera de que nuestra familia nos mande algo de dinero para poder reunirnos
con ella y rehacer nuestra vida. Mi hijo mayor es muy estudioso. El curso pasado
fue el primero de su clase. Se le dan muy bien las matemáticas. Sólo quiero
que lleven una vida normal y segura. Amnistía Internacional, noviembre de 2015
Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 77 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Amnistía Internacional visitó también cuatro pueblos situados en
el lado turco de la frontera a los que las personas entrevistadas dijeron que
habían llegado tras ser reenviadas a la fuerza desde Bulgaria. Los residentes
con los que habló Amnistía Internacional dijeron que en su pueblo entraban
migrantes y refugiados prácticamente a diario desde el lado búlgaro de la frontera,
y que contaban a los lugareños que la policía búlgara los había reenviado después
de golpearlos. Según los residentes, algunos migrantes tenían marcas visibles,
incluso de mordiscos de perros. En uno de los pueblos, el alcalde contó que
en 2015 ya había tenido que llamar a la ambulancia en dos ocasiones porque
las personas reenviadas necesitaban asistencia médica. Los reenvíos forzados
acompañados de palizas y de confiscación de dinero y teléfonos móviles también
se confirmaron en las reuniones con fiscales y representantes de la gendarmería,
la policía y la dirección provincial de migración en Edirne.219 Además, Amnistía
Internacional habló con un afgano en Edirne que decía ayudar a migrantes y
refugiados a cruzar hasta Bulgaria. Según contó este hombre a la organización,
él y otros traficantes cuya existencia conoce ayudan a unas 150 personas –el
80 por ciento procedentes de Siria– a cruzar la frontera acompañándolas desde
Edirne hasta Bulgaria. Según dijo, en torno al 70 por ciento de estas personas
eran interceptadas por la gendarmería turca antes de poder pasar la frontera
hacia Bulgaria, o detenidas por la policía búlgara y reenviadas a Turquía.
Comentó que a él mismo lo habían aprehendido y reenviado en numerosas ocasiones.
Aseguró que en varias de esas ocasiones lo habían golpeado con porras y que
había visto a la policía búlgara soltar perros contra migrantes y refugiados
que intentaban escapar.220

Las denuncias de reenvíos forzados acompañados de malos tratos que Amnistía
Internacional recabó de una diversidad de fuentes –refugiados y migrantes,
habitantes de pueblos turcos próximos a la frontera con Bulgaria, autoridades
turcas y un traficante– demuestran que, aunque los reenvíos en sí sean casos
específicos, estas prácticas son habituales. El hecho de que estos reenvíos
puedan no ser sistemáticos no exime a las autoridades búlgaras de su responsabilidad
de investigar con eficacia estas denuncias, obligar a los responsables a rendir
cuentas y garantizar justicia a las víctimas. A pesar del gran número de casos
de reenvío forzado denunciados anteriormente por otras organizaciones y por
los medios de comunicación,221 la respuesta del ministro del Interior búlgaro
ha consistido en descartar tales denuncias, en vez de iniciar investigaciones
efectivas.222

219 14 de mayo de 2015. 220 Entrevista en Edirne, 13 de mayo de 2015. 221 Por
ejemplo, el informe de Human Rights Watch Containment Plan (29 de abril de
2014) (consultado el 16 de septiembre de 2015) y el artículo de The Guardian
“EU must open doors to avoid Syrian refugee catastrophe, says UN” (13 de enero
de 2014) (consultado el 15 de septiembre de 2015). 222 Véase, por ejemplo la
respuesta, con fecha de 29 de abril de 2014, del ministro del Interior de Bulgaria
al informe Containment Plan de Human Rights Watch, disponible en: www.hrw.org/sites/default/files/reports/FromGoB
ulgariaEnglish.pdf
(consultado el 12 de junio de 2014). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional,
noviembre de 2015

7878 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas LAS PERSONAS REFUGIADAS NO SON BIENVENIDAS: LOS ESFUERZOS DE HUNGRÍA
POR IMPEDIR SU ENTRADA “Esto es una violación del todo inaceptable de los derechos
humanos de los refugiados y los migrantes. Pedir asilo no es delito, como tampoco
lo es entrar en un país de forma irregular.” Zeid Ra’ad Al Hussein, alto comisionado
de las Naciones Unidas para los derechos humanos223

El viaje de las personas migrantes y refugiadas que entran en Grecia no termina
allí. La mayoría de quienes llegan a Grecia dejan el país y continúan viajando,
de forma irregular, hacia otros países de la UE. Esto se debe, sobre todo,
a las carencias del sistema de asilo griego, la falta de servicios adecuados
de acogida y de perspectivas de integración en Grecia y al deseo de las personas
migrantes y refugiadas de reunirse con familiares que se encuentran en otros
Estados miembros o a la posibilidad de recibir ayuda de comunidades establecidas
en otro país. En su mayoría, quienes realizan este viaje pasan por la Ex República
Yugoslava de Macedonia (Macedonia) y por Serbia. Durante su trayecto se enfrentan
al peligro de ser reenviadas a la fuerza a Grecia desde Macedonia o a Macedonia
desde Serbia, y de sufrir malos tratos a manos de la policía de fronteras de
ambos países, si bien rara vez ha sucedido desde el mes de junio de 2015, cuando
Amnistía Internacional publicó un informe sobre la

223 Declaración de Zeid Ra’ad Al Hussein, alto comisionado de las Naciones
Unidas para los derechos humanos, sobre las reformas del Código Penal y de
la « Ley » de Asilo de Hungría, que entraron en vigor el 15 de septiembre de 2015.
Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos,
Hungary violating international law in response to migration crisis: Zeid,
17 de septiembre de 2015, disponible en: http://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=16449&L
angID=E
(consultado el 19 de septiembre de 2015). Amnistía Internacional, noviembre
de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 79 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas ruta de los Balcanes.224 Ni en Serbia ni en Macedonia existen medidas
efectivas de protección para las personas refugiadas, puesto que ambos Estados
carecen de sistemas de asilo operativos.225 Además, en la frontera húngara
la población refugiada se ha encontrado con una actitud cada vez más hostil,
y su acceso a protección internacional en Hungría se ve obstaculizado por barreras
físicas o jurídicas. La mayoría de quienes emprenden hoy en día este viaje
de Grecia a Hungría proceden de Siria y Afganistán, lo que refleja a su vez
la nacionalidad de las personas que llegan a las islas griegas.226 La policía
húngara ha informado de que, durante los ocho primeros meses de 2015, han entrado
en Hungría por la frontera serbia 155.480 personas; de las 173.804 personas
que entraron de forma irregular por todas las fronteras, 57.175 eran sirias
y 41.455, afganas.227 Se calcula que el 99 por ciento de las solicitudes de
asilo que se presentan en Hungría proceden de solicitantes que llegan al país
a través de Serbia.228 Por tanto, parece razonable suponer que, de los 27.134
afganos y los 25.436 sirios que solicitaron asilo en Hungría durante los ocho
primeros meses de 2015, casi todos entraron al país desde Serbia.229

224 Amnistía Internacional, Europe’s Borderlands: violations against refugees
and migrants in Macedonia, Serbia and Hungary (Índice: EUR 70/1579/2015), disponible
en: https://www.amnesty.org/es/documents/eur70/1579/2015/en/

225 Para más información sobre el trato que reciben las personas migrantes
y refugiadas a lo largo de este viaje, consulten el informe de Amnistía Internacional
Europe’s Borderlands: violations against refugees and migrants in Macedonia,
Serbia and Hungary (Índice: EUR 70/1579/2015), disponible en: https://www.amnesty.org/es/documents/eur70/1579/201
5/en/
Véase también ACNUR, The Former Yugoslav Republic of Macedonia as a country
of asylum: Observations on the situation of asylum-seekers and refugees in
the Former Yugoslav Republic of Macedonia, agosto de 2015, disponible en: www.refworld.org/docid/55c9c70e4.html
(consultado el 19 de agosto de 2015). 226 Según la página del ACNUR sobre la
respuesta a la crisis en el Mediterráneo, el 70 por ciento de las personas
que llegan a las islas griegas proceden de Siria, mientras que el 18 por ciento
son afganas. Disponible en: http://data.unhcr.org/mediterranean/regional.php
(consultado el 6 de octubre de 2015). 227 También tienen a su disposición estadísticas
detalladas (en inglés) en el sitio web oficial de la policía húngara: http://www.police.hu/sites/default/files/an
gol_hatarrendeszet_hk_2015._08.pdf
228 En húngaro: Itt hamarosan „jogi határzár” épül. Disponible en: helsinki.hu/itt-hamarosan-
%E2%80%9Ejogi-hatarzas-epul%E2%80%9D-%E2%80%93-mi-kell-tudni-a-menedekjogi-szabalyozas-
valtozasarol (consultado el 15 de septiembre de 2015). 229 Sitio web oficial
de la policía húngara (en inglés): http://www.police.hu/sites/default/files/angol_hatarrendeszet_hk_2015._08.pdf
Tras las solicitudes afganas y siras, las siguientes más numerosas eran las
de ciudadanos y ciudadanas de Kosovo (17.953), Pakistán (10.620) e Irak (4.676).
En 2014, la mayoría de las personas que solicitaron asilo en Hungría procedían
de Kosovo (21.453), seguidas de las procedentes de Afganistán (8.796) y de
Siria (6.857). www.asylumineurope.org/sites/default/files/report-download/aida_-
_hungary_thirdupdate_final_february_2015.pdf (consultado el 15 de septiembre
de 2015, en inglés). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre
de 2015

8080 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Desde 2011, las personas migrantes y refugiadas vienen utilizando,
cada vez más, la frontera húngaro-serbia como puerta de entrada a la UE. Mientras
que en 2012 cruzaron esta frontera de forma irregular 3.935 personas,230 en
2014 la cifra había ascendido a 42.894 personas, de las cuales 1.059 eran menores
no acompañados.231 La mitad eran migrantes y refugiados de otras zonas de los
Balcanes, sobre todo de Kosovo, y las demás habían entrado ya en la UE por
Grecia, de donde habían pasado, atravesando Macedonia y Serbia, a Hungría.
La tendencia continúa en 2015. Durante la primera mitad del año, entraron de
forma irregular en Hungría 67.955 personas desde Serbia, mientras que durante
el mismo periodo de 2014 lo hicieron sólo 6.049.232 A 3 de septiembre de 2015,
el gobierno anunció que ya habían entrado en Hungría, de forma irregular, 160.000
personas.233 Con este incremento, la ruta serbo-húngara de acceso a la UE se
ha convertido en una de las más transitadas. Ahora que llegan a Europa, a través
de Hungría, cada vez más personas en busca de seguridad, huyendo de la violencia
generalizada, los conflictos y la persecución por motivos de raza, religión,
nacionalidad, opinión política u otras características específicas, Hungría
se resiste a proporcionarles refugio, como se comprometió a hacer en tanto
que país signatario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, de
1951, y por el contrario, se esfuerza en impedir la llegada de estas personas
al país o en devolverlas, con la mayor celeridad posible, a sus lugares de
procedencia si logran entrar en el país. Tanto Hungría como la UE prestan cada
vez más atención a la condición de los países balcánicos no sólo como fuente
de personas refugiadas y migrantes, sino también como lugares de tránsito para
ellas. Aprovechando el proceso de adhesión, la UE ha presionado a Serbia para
que combata la migración irregular,234 y desde 2001 le ha concedido ayudas
por valor de 45 millones de euros para políticas migratorias, incluido un fondo
de preadhesión de

230 Sitio web oficial de la policía húngara (en inglés): www.police.hu/a- rendorsegrol/statisztikak/hatarrendesze
t
(consultado el 15 de septiembre de 2015). 231 Comité Húngaro de Helsinki, Jefatura
de la Policía Nacional y ACNUR, Asylum Seekers’ Access to the Territory and
to the Asylum Procedure - 2014, 2015, disponible en: helsinki.hu/wp- content/uploads/Bordermonitoring_2014.pdf
(consultado el 20 de septiembre de 2015), y Frontex, Western Balkans Annual
Risk Analysis 2015, 2 de mayo de 2015, disponible en: http://frontex.europa.eu/assets/Publications/Risk_Analysis/
WB_ARA_2015.pdf
(consultado el 15 de septiembre de 2015). 232 Sitio web del gobierno húngaro,
National Assembly asked to provide mandate for protection of southern border,
3 de septiembre de 2015, disponible en: http://www.kormany.hu/en/prime-minister-s-
office/news/national-assembly-asked-to-provide-mandate-for-protection-of-southern-border
(consultado el 15 de septiembre de 2015). 233 www.kormany.hu/en/prime-minister-s-office/news/government-to-launch
-campaign-in-transit-countries
(consultado el 15 de septiembre de 2015). 234 Comisión Europea (CE), Serbia:
Progress Report 2014, octubre de 2014, capítulo 24 (“Justice, freedom and security”),
páginas 52-56, disponible en ec.europa.eu/enlargement/pdf/key_documents/2014/20140108-serbia-progress-report_en.p
df
(consultado el 15 de septiembre de 2015). Amnistía Internacional, noviembre
de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 81 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas 20 millones de euros para “mejorar su gestión de fronteras”.235
Esta suma se ha invertido en infraestructuras y material de vigilancia, comunicaciones
digitales, sistemas de identificación biométrica, software para una base de
datos central de ciudadanos extranjeros y formación en detección de entradas
irregulares en el país para la policía de fronteras. Asimismo, Macedonia ha
recibido fondos de preadhesión para puestos de policía fronterizos, infraestructura
fronteriza, sistemas de comunicaciones y formación de la policía de fronteras.236

En 2007, la UE firmó un acuerdo de readmisión con Serbia, con disposiciones
que contemplan la devolución no sólo de ciudadanos serbios, sino también de
personas de terceros países que hayan atravesado Serbia.237 En 2009, la Agencia
Europea de Fronteras (Frontex), firmó acuerdos de trabajo con varios países
de la región, entre ellos Serbia y Macedonia, con el fin de combatir la “migración
irregular y la delincuencia transfronteriza mediante el control de las fronteras
y el fortalecimiento de la seguridad en las fronteras entre los Estados miembros
de la UE” y el tercer país signatario. Estos acuerdos prevén actividades de
formación, cooperación técnica, participación en operaciones conjuntas como
observadores y designación de contactos nacionales para intercambio de información
y colaboración en materia de análisis de riesgos.238

Hungría cuenta con la colaboración de la policía de fronteras de Serbia para
patrullar sus fronteras con ese país. Por su parte, Austria y Alemania han
facilitado ayudas para fortalecer la seguridad fronteriza, para lo cual vienen
proporcionando agentes desde principios de 2015.239 En agosto de 2015, Hungría
envió miles de agentes de policía adicionales a los

235 Entre 2001 y 2006, Serbia recibió fondos por valor de 25 millones de euros;
entrevistas de Amnistía Internacional con el Ministerio del Interior, en marzo
de 2015, y con la delegación de la UE en Serbia, en abril de 2015. 236 Macedonia
también adoptó una estrategia de gestión de la migración a principios de 2015.
Véase eeas.europa.eu/delegations/the_former_yugoslav_republic_of_macedonia/documents/projects/overview/co
ntractlist-web-2015-01.pdf (consultado el 15 de septiembre de 2015). 237 Véase
Diario Oficial de la Unión Europea, 334/45, disponible en: http://eur-lex.europa.eu/legal-
content/ES/TXT/?uri=uriserv:OJ.L_.2007.334.01.0045.01.SPA (consultado el 15
de septiembre de 2015). 238 Con respecto a los memorandos de entendimiento
y los acuerdos de trabajo, véase frontex.europa.eu/assets/Partners/Third_countries/WA_with_former_Yugoslav_Republ
ic_of_Macedonia.pdf
(consultado el 15 de septiembre de 2015); frontex.europa.eu/assets/Partners/Third_countries/WA_with_Serbia.pdf
(consultado el 15 de septiembre de 2015). 239 Reuters, German police sent to
Serbia-Hungary border to stem Kosovo exodus, 12 de febrero de 2015, disponible
en www.reuters.com/article/2015/02/12/us-germany-kosovo-migrants- idUSKBN0LG21H20150212
(consultado el 15 de septiembre de 2015). Véase también Ministerio del Interior
de la República de Bulgaria (noticias), Minister Bachvarova for the Migratory
Pressure: Spontaneously Occurring, This Phenomenon Becomes More and More an
Assisted Migratory Process, 2 de agosto de 2015, disponible en: press.mvr.bg/en/News/news150730_04.htm
(consultado el 15 de septiembre de 2015). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía
Internacional, noviembre de 2015

8282 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas condados húngaros fronterizos con Serbia para “protegerse contra
el cruce ilegal de fronteras”.240 Estas medidas se extienden hacia el sur,
hasta llegar a la frontera entre Serbia y Macedonia, donde las patrullas conjuntas
incluyen también agentes húngaros. En agosto de 2015, entre las fuerzas que
patrullaban las fronteras entre Serbia y Macedonia había 10 agentes de policía
húngaros equipados con cuatro cámaras térmicas portátiles.241

Otras iniciativas, como las campañas de información en Kosovo y la mejora de
los controles en los trenes que viajan entre Hungría, Alemania y Austria para
disuadir a los ciudadanos de Kosovo que se dirigen a Hungría de pasar a continuación
a ninguno de esos países, han contribuido ya a reducir, de manera considerable,
el número de kosovares que llegan de forma irregular a Hungría, según datos
de Frontex.242 Mientras que, durante los tres primeros meses de 2015, entraron
en Hungría 26.182 kosovares,243 durante los siguientes tres meses entraron
sólo 1.067.244

En 2014, en el marco de su “consulta nacional sobre inmigración y terrorismo”,
el gobierno húngaro desplegó, en vallas publicitarias, una campaña antiinmigración
en la que se advertía a los refugiados y migrantes de que no ocuparan “puestos
de trabajo húngaros” y que obedecieran las leyes húngaras.245 El ACNUR expresó
su preocupación por la retórica de esta campaña publicitaria, en la que se
intentaba presentar a las personas refugiadas y migrantes como amenazas para
la ciudadanía húngara, y manifestó también su inquietud por la

240 Página web del gobierno húngaro (noticias), Cabinet asks parliamentary
groups of governing parties to initiate an extraordinary parliamentary session,
18 de agosto de 2015, disponible en: www.kormany.hu/en/prime-minister-s-office/news/cabinet-to-request-parliament
ary-group-of-government-
party-to-initiate-extraordinary-session-of-parliament (consultado el 15 de
septiembre de 2015). 241 Página web del gobierno húngaro (noticias), Hungary
is using its available resources and technical means to fulfil its duties as
part of the Frontex cooperation, 18 de agosto de 2015, disponible en: www.kormany.hu/en/ministry-of-interior/news
/hungary-is-using-its-available-resources-and-technical-
means-to-fulfil-its-duties-as-part-of-the-frontex-cooperation (consultado el
15 de septiembre de 2015). 242 Frontex, FRAN Quarterly: Quarter 1, January-March
2015, 9 de julio de 2015, disponible en: frontex.europa.eu/assets/Publications/Risk_Analysis/FRAN_Q1_2015.pdf.

243 Encontrarán estadísticas relacionadas en el sitio web oficial de la policía
húngara: www.police.hu/sites/default/files/hatarrendeszet_hk_2015._03.pdf (consultado
el 15 de septiembre de 2015). 244 Encontrarán estadísticas relacionadas en
el sitio web oficial de la policía húngara: www.police.hu/sites/default/files/hatarrendeszet_hk_2015._06.pdf
(consultado el 15 de septiembre de 2015). 245 Amnistía Internacional, La ruta
de los refugiados para llegar a la UE, en peligro mientras Hungría elabora
una lista de Estados de tránsito “seguros”, 1 de julio de 2015, disponible
en: https://www.amnesty.org/es/press-releases/2015/07/refugee-route-into-the-eu-at-risk-as-hungary-draws-
up-list-of-safe-transit-states/ (consultado el 15 de septiembre de 2015). Se
estima que la campaña costó a Hungría 4,5 millones de euros, según cálculos
del Comité Húngaro de Helsinki: Comité Húngaro de Helsinki, Immigration and
Asylum in Hungary: facts and figures, agosto de 2015, disponible en: helsinki.hu/wp-content/uploads/ffaug2015.jpg

(consultado el 15 de septiembre de 2015). Amnistía Internacional, noviembre
de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 83 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas construcción de una valla fronteriza, afirmando que ésta “puede
llevar a las personas refugiadas a buscar otras vías de entrada más peligrosas,
y las deja a merced de los traficantes”.246 En agosto de 2015, el gobierno
anunció el lanzamiento de una campaña similar en los países que se encuentran
en la ruta hacia Hungría (Grecia, Macedonia y Serbia), con carteles que “dejen
claro, en el marco de la campaña, que no vale la pena dirigirse a Hungría,
ya que la normativa ha cambiado y, además, se está construyendo una valla fronteriza”.247

Siguiendo el ejemplo de Grecia y Bulgaria, el gobierno húngaro anunció también,
en junio de 2015, que tenía previsto comenzar a construir una valla para cerrar
su frontera con Serbia e impedir así la entrada irregular en el país.248 El
15 de septiembre de 2015, terminó la construcción de esta valla, de 4 metros
de alto y 175 kilómetros de largo, cuyo coste, según cálculos, ha sido de unos
98 millones de euros.249

El 1 de agosto de 2015 entró en vigor una reforma de la « Ley » de Asilo que introducía
una lista de “países de origen seguros” y de “terceros países seguros de tránsito”.250
En virtud de ella, las autoridades húngaras consideran que Serbia, Macedonia
y los Estados miembros de la UE, incluida Grecia, son países seguros y que,
en consecuencia, se pueden remitir a ellos, siguiendo procedimientos acelerados,
las solicitudes de asilo presentadas por personas que hayan atravesado su territorio.251
El 15 de septiembre de 2015, cuando terminó de

246 ACNUR, UNHCR billboards in Hungary celebrate contributions by refugees,
19 de junio de 2015, disponible en: www.unhcr.org/5583d1466.html (consultado
el 15 de septiembre de 2015). [La traducción de la cita es de Amnistía Internacional]
247 Ministerio del Interior de la República de Bulgaria (noticias), Illegal
migration – Zoltán Kovács: it is our elementary interest to relay the message
to those on the way, 14 de agosto de 2015, disponible en: www.kormany.hu/en/prime-minister-s-office/news/illegal-
migration-zoltan-kovacs-it-is-our-elementary-
interest-to-relay-the-message-to-those-on-the-way (consultado el 15 de septiembre
de 2015) y Ministerio del Interior de la República de Bulgaria (noticias),
Government to launch campaign in transit countries, 14 de agosto de 2015, disponible
en: www.kormany.hu/en/prime-minister-s-office/news/government-to- launch-campaign-in-transit-countries
(consultado el 15 de septiembre de 2015). 248 Amnistía Internacional, La ruta
de los refugiados para llegar a la UE, en peligro mientras Hungría elabora
una lista de Estados de tránsito “seguros”, 1 de julio de 2015, disponible
en: https://www.amnesty.org/es/press-releases/2015/07/refugee-route-into-the-eu-at-risk-as-hungary-draws-
up-list-of-safe-transit-states/ (consultado el 15 de septiembre de 2015). 249
Comité Húngaro de Helsinki, Immigration and Asylum in Hungary: facts and figures,
agosto de 2015, disponible en: helsinki.hu/wp-content/uploads/ffaug2015.jpg
(consultado el 15 de septiembre de 2015) y Comité Húngaro de Helsinki, Building
a Legal Fence: Changes to Hungarian asylum law jeopardise access to protection
in Hungary, 7 de agosto de 2015, disponible en: helsinki.hu/wp- content/uploads/HHC-HU-asylum-law-amendment-2015-
August-info-note.pdf
(consultado el 15 de septiembre de 2015). 250 Para más información, consulten
el apartado titulado “Cambios legislativos en Hungría para desplazar su responsabilidad
con respecto a los solicitantes de asilo: expulsiones colectivas a 'países
seguros'”. 251 Para más información sobre los motivos de preocupación de Amnistía
Internacional por el uso de la lista de “países seguros”, lean el siguiente
artículo (en inglés): Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre
de 2015

8484 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas construirse la valla fronteriza con Serbia, entraron en vigor varias
reformas más del Código Penal y la « Ley » de Asilo, que tipificaban como delito
la entrada en el país por la valla fronteriza y establecían zonas de tránsito
en la frontera. Una semana más tarde, el Parlamento húngaro adoptó una reforma
de la « Ley » de Policía y de la « Ley » de Defensa Nacional, que autoriza al ejército
a acudir en ayuda de la policía en las “crisis causadas por la inmigración
masiva”, y a utilizar balas de goma, granadas de gas lacrimógeno y dispositivos
pirotécnicos.252

El 6 de octubre, el ministro de Justicia húngaro, László Trócsányi, declaró
que “las medidas están resultando efectivas: el gobierno húngaro esperaba reducir
el número de inmigrantes a una sexta o séptima parte de la cifra anterior,
pero de hecho, la ha reducido aún más”.253 Ese mismo día, la policía húngara
comunicó que sólo 11 personas habían entrado de forma irregular por la frontera
con Serbia.254 Sin embargo, el panorama que dibujan las estadísticas es muy
diferente: si bien es cierto que el número de entradas irregulares por Serbia
ha descendido considerablemente, y ha pasado de varios miles al día a sólo
11 personas el 6 de octubre, ese mismo día se informó de la entrada irregular
en Hungría de 5.932 personas desde Croacia. Lejos de detener la llegada de
refugiados y migrantes, el “cierre hermético” de la frontera con Serbia a mediados
de septiembre sirvió sólo para hacerles cambiar de ruta. En lugar de viajar
de Serbia a Hungría, han comenzado a entrar en Hungría a través de Croacia,
como hicieron miles de personas al día a comienzos del mes de octubre de 2015.
Sin embargo, Hungría ya ha empezado a construir una valla similar en la frontera
con Croacia.255 Como consecuencia del cierre de la ruta de Croacia a Hungría
el 17 de octubre de 2015, los refugiados empezaron a viajar de Croacia a Eslovenia.256
Este cambio de ruta motivado por los cierres de fronteras demuestra que, aunque
un país consiga cerrarse herméticamente al flujo de refugiados, eso no conseguirá
frenar el flujo de entrada en la UE por otras rutas.

https://www.amnesty.org/en/latest/news/2015/07/hungary-change-to-asylum-law-puts-tens-of-thousands-
at-risk/

252 Artículo 54/D de la « Ley » CXLII/2015. 253 Sitio web del gobierno húngaro,
Hungarian-Serbian Cooperation is Examplary, 6 de octubre de 2015, disponible
en: http://www.kormany.hu/en/ministry-of-justice/news/hungarian-serbian-cooperation-is-
exemplary.

254 Estadísticas de la policía húngara referidas al 6 de octubre, disponibles
en: http://police.hu/hirek-es- informaciok/legfrissebb-hireink/hatarrendeszet/napi-tajekoztato-8.
255 El gobierno húngaro ha anunciado que tiene previsto construir una valla
de 41 kilómetros a lo largo de una parte de su frontera con Croacia: http://www.kormany.hu/en/the-prime-
minister/news/construction-of-border-fence-on-croatian-section-has-begun

256ACNUR, Europe’s Refugee Emergency Response Update #7, 16-22 de octubre de
2015. Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 85 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas CAMBIOS LEGISLATIVOS EN HUNGRÍA PARA DESPLAZAR SU RESPONSABILIDAD
CON RESPECTO A LOS SOLICITANTES DE ASILO: EXPULSIONES COLECTIVAS A “PAÍSES
SEGUROS” Además de las medidas que tenían por objeto cerrar físicamente las
fronteras o interceptar a las personas refugiadas antes incluso de que llegaran
a la frontera húngara, Hungría modificó su « Ley » de Asilo257 de forma que se
rechazaran automáticamente todas las solicitudes presentadas por personas llegadas
de Serbia, sin necesidad de examinarlas. Para ello, se ampara en la idea de
que Serbia es un tercer país seguro, donde las personas solicitantes de asilo
pueden encontrar protección internacional. Como, según cálculos, en 2014 el
99 por ciento de las solicitudes de asilo que se presentaron en Hungría procedían
de personas que habían llegado al país a través de Serbia, parece razonable
suponer que estas reformas, que entraron en vigor el 1 de agosto, afectarán
a miles de personas refugiadas, que corren peligro de ser expulsadas colectivamente
a Serbia, sin que se estudien individualmente sus solicitudes. Con la reforma,
el apartado correspondiente de la « Ley » de Asilo reza ahora como sigue: “Una
solicitud [de protección internacional] no es admisible cuando […] la persona
solicitante cuenta con un tercer país que se puede considerar seguro”. (Apartado
51.2.e de la « Ley » de Asilo, reformado en virtud del artículo 34 de la reforma.)
“De conformidad con el párrafo 2.e, una solicitud puede inadmitirse sólo cuando
la persona solicitante a) haya permanecido previamente en un tercer país seguro,
y tenga la posibilidad de solicitar protección efectiva [...] en dicho país;
b) haya viajado por el territorio de ese tercer país, y tenga la posibilidad
de solicitar protección efectiva [...] en dicho país; c) tenga familiares en
ese país, y tenga derecho a entrar en su territorio; o d) cuando el tercer
país seguro pida la extradición de la persona solicitante.” (Apartado 51.4
de la « Ley » de Asilo, reformado en virtud del artículo 34 de la reforma.) Según
el derecho internacional, los Estados tienen la responsabilidad de examinar
las solicitudes de asilo presentadas en su territorio o jurisdicción. Hungría
no debe aplicar este mecanismo de “tercer país seguro” para eludir sus responsabilidades
internacionales y, en concreto, la relativa a la no devolución (non-refoulement).
Amnistía Internacional considera preocupante que Hungría utilice la lista de
“terceros países seguros” para transferir a terceros países su responsabilidad
de facilitar procedimientos de asilo, sin examinar en profundidad el peligro
que corre la persona solicitante de sufrir violaciones graves de derechos humanos
en dicho tercer país. La situación a primeros del mes de octubre es que los
pocos solicitantes de asilo a los que se ha permitido a acceder, desde el 15
de

257 Dos de las reformas se refieren a la definición de “tercer país seguro”
y de “país de origen seguro” (CXXVII/2015). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía
Internacional, noviembre de 2015

8686 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas septiembre, a las “zonas de tránsito” húngaras situadas en la frontera
con Serbia, han sido devueltos a Serbia casi en su totalidad, invocando para
ello los criterios antes expuestos.258

Dado que la evaluación sobre la existencia o no de “terceros países seguros”
se lleva a cabo en la fase de admisión de la solicitud, antes de examinar su
fondo en profundidad, la « Ley » de Asilo húngara permite rechazar las solicitudes
sin considerar las circunstancias concretas de las personas solicitantes. Además,
la « ley » húngara concede sólo tres días a quien solicita asilo para recurrir
la decisión de rechazar su solicitud invocando el concepto de “tercer país
seguro”, y hace recaer la carga de la prueba en el propio solicitante, que
debe demostrar la inexistencia de “protección efectiva” en dicho tercer país.
Estos importantes defectos de la legislación de asilo húngara pueden conducir
a la devolución (refoulement) directa o indirecta de la persona en cuestión.
Según comunicó el gobierno húngaro por decreto de 21 de julio de 2015, Serbia
figura en la lista de terceros países seguros.259 Sin embargo, la situación
de ese país expone a las personas refugiadas y solicitantes de asilo a violaciones
de derechos humanos. Recientes investigaciones de Amnistía Internacional demuestran
que el sistema de asilo en Serbia (al igual que en Macedonia) no es efectivo,
y no garantiza el acceso a protección internacional ni siquiera para los refugiados
prima facie, como es el caso de los ciudadanos y ciudadanas sirios, que constituyen
la mayoría de los solicitantes.260 Dados los fallos y los retrasos que se experimenten
en la aplicación de la « Ley » de Asilo serbia, las necesidades individuales de
protección de los solicitantes no se examinan de forma oportuna y efectiva
y, en la mayoría de los casos, sus solicitudes de asilo se interrumpen o quedan
en suspenso. Como la Oficina de Asilo serbia no es diligente a la hora de inscribir
a los solicitantes de asilo en su registro, de facilitarles información sobre
la forma de presentar solicitudes, de identificar a las personas vulnerables,
de entrevistar a los solicitantes de asilo y de tomar decisiones en primera
instancia, muchas de estas personas corren un peligro considerable de ser devueltas
a Macedonia y, a continuación, a Grecia. En 2015, de entre 545 solicitudes
de asilo, en 15 casos se reconoció a la persona solicitante como beneficiaria
del estatuto de refugiado, y en 9, como beneficiaria del estatuto de protección
subsidiaria. En junio de 2015, el Comité de la ONU contra la Tortura expresó
su preocupación por que “haya personas expulsadas de Hungría a Serbia que son
objeto de retornos forzosos a la ex-República Yugoslava de

258 Amnistía Internacional, Fenced Out: Hungary’s violations of the rights
of refugees and migrants, 8 de octubre de 2015 (Índice: EUR 27/2614/2015).
259 El 30 de junio, la Reforma de la « Ley » de Asilo de la Asamblea Nacional (CVI/2015)
autorizó al gobierno húngaro a elaborar una lista de países seguros. Tras esta
reforma, el gobierno emitió, el 21 de julio, un decreto con una lista los países
de origen seguros y terceros países seguros (países de tránsito). Entre ellos
se encontraban los Estados miembros de la UE, Albania, Macedonia, Montenegro,
Serbia, los Estados miembros de la Área Económica Europea, los estados de Estados
Unidos que hayan abolido la pena de muerte, Suiza, Bosnia y Herzegovina, Kosovo,
Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Disponible en húngaro: www.kozlonyok.hu/nkonline/MKPDF/hiteles/MK15106.pdf
(consultado el 15 de septiembre de 2015). 260 Amnistía Internacional, 2015,
Europe’s Borderland: Violations Against Refugees and Migrants in Macedonia,
Serbia and Hungary (Índice: EUR 70/1579/2015), disponible en: www.amnesty.org/es/documents/eur70/1579/2015/en/
(consultado el 16 de septiembre de 2015). Amnistía Internacional, noviembre
de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 87 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Macedonia en aplicación de acuerdos de readmisión, sin que se les
ofrezcan garantías procesales efectivas para que tengan acceso a recursos jurídicos
contra la decisión de expulsión”.261

Las reformas de la « Ley » de Asilo introdujeron también procedimientos acelerados
para solicitantes procedentes de un “país de origen seguro”: “Puede aplicarse
un procedimiento acelerado para resolver una solicitud [de protección internacional]
en aquellos casos en los que la persona solicitante [...] proceda de un país
que figure en las listas de la Unión Europea o en las listas nacionales de
países de origen seguros, tal como se prevé en la legislación pertinente.”
(Apartado 51.7.b de la « Ley » de Asilo, reformado en virtud del artículo 34 de
la Reforma.) La imposición, a solicitantes de asilo procedentes de países considerados
“seguros”, de un procedimiento acelerado que no se impone a los de otros países,
constituye un acto de discriminación por motivos de origen nacional. La prohibición
de la discriminación por motivos de nacionalidad es un principio fundamental
del derecho internacional, reconocido, por ejemplo, por el artículo 3 de la
Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, de 1951, el artículo 21 de
la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, el artículo 26 del
Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y la propia Constitución
húngara (artículo XV).

Además, la reforma legislativa restringe el acceso al procedimiento de asilo
ordinario a aquellos solicitantes que procedan de los países que figuran la
lista, esgrimiendo para ello la presunta situación de “seguridad” de su país
de origen. Si bien la persona solicitante puede rebatir esa presunta seguridad,
será sobre ella sobre quien recaiga la carga de la prueba, y además tendrá
que demostrar sus alegaciones siguiendo un procedimiento acelerado, y con menos
salvaguardias. A resultas de todas estas restricciones, las personas necesitadas
de protección internacional corren el peligro de ser devueltas a un “país de
origen seguro” por el Estado, que infringe así su obligación de no devolución
(non-refoulement).

Asimismo, Amnistía Internacional considera preocupante que la elaboración de
una lista de “países de origen seguro” genere o perpetúe prejuicios contra
solicitantes de asilo de países designados como “seguros”, cuando, en realidad,
la necesidad o no de protección internacional debe determinarse atendiendo
a las circunstancias de cada caso. En otros países donde se han utilizado,
estas listas han sido impugnadas ante los tribunales y, en el caso más reciente,
el 23 de julio de 2015, el Tribunal Federal de Canadá declaró discriminatoria
e inconstitucional una lista de países de origen seguros. Así, el Tribunal

261 Comité contra la Tortura, Observaciones finales sobre el segundo informe
periódico de la República de Serbia, CAT/C/SRB/CO/2. 3 de junio de 2015, párrafo
15. Disponible en http://tbinternet.ohchr.org/_layouts/treatybodyexternal/Download.aspx?symbolno=CAT%2FC%2FSRB%2F

CO%2F2&Lang=en (consultado el 15 de septiembre de 2015), y ACNUR, The Former
Yugoslav Republic of Macedonia as a country of asylum: Observations on the
situation of asylum-seekers and refugees in the Former Yugoslav Republic of
Macedonia, agosto de 2015, disponible en: www.refworld.org/docid/55c9c70e4.html
(consultado el 19 de agosto de 2015). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional,
noviembre de 2015

8888 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Federal rechazó el argumento del gobierno de que la razón principal
del régimen de “designación de países de origen” era “disuadir a personas procedentes
de países que, en general, se consideran seguros y no son 'productores de refugiados'
de abusar de nuestro sistema de refugio”. El Tribunal resolvió que la distinción
entre solicitantes de los países de la lista y solicitantes de otros países
era discriminatoria “a primera vista”.262

El rechazo generalizado de todas las solicitudes de asilo de ciudadanos o ciudadanas
de países considerados seguros o de personas que hayan viajado por dichos países
es discriminatorio, y dará lugar a casos de devolución (refoulement). Por tanto,
Amnistía Internacional recomienda que los Estados Partes en el Convenio de
Dublín no devuelvan a Hungría a solicitantes de asilo que hayan viajado a través
de Serbia. Hungría no es el único país que utiliza los conceptos de tercer
país seguro y país de origen seguro. La Directiva sobre Procedimientos de Asilo
de la Unión Europea permite a los Estados designar como seguros ciertos países
y procesar más rápidamente las solicitudes de asilo de sus ciudadanos y ciudadanas,
utilizando para ello procedimientos acelerados.263 Asimismo, la directiva permite
a los Estados miembros negarse a examinar en profundidad el fondo de una solicitud
de asilo si la persona solicitante ha pasado por un tercer país seguro. El
20 de julio de 2015, el Consejo de Justicia y Asuntos de Interior de la Unión
Europea recomendó a todos los Estados miembros considerar a los países de los
Balcanes Occidentales,264 incluidos Serbia y Macedonia, como países de origen
seguros.265

262Y.Z. and the Canadian Association of Refugee Lawyers v The Minister of Citizenship
and Immigration and the Minister of Public Safety and Emergency Preparedness,
2015 FC 892; 23 de julio de 2015, párrafos 124, 130. 263 Directiva 2013/32/UE
del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de junio de 2013, sobre procedimientos
comunes para la concesión o la retirada de la protección internacional. 264
En sus conclusiones, el Consejo especifica que los países de los Balcanes Occidentales
son: Albania, Bosnia y Herzegovina, la Ex República Yugoslava Macedonia, Montenegro,
Serbia y Kosovo. 265 Resultados de la sesión del Consejo de Justicia y Asuntos
de Interior, de 20 de julio de 2015, disponibles en: www.consilium.europa.eu/en/meetings/jha/2015/07/20/
(consultados el 15 de septiembre de 2015). Amnistía Internacional, noviembre
de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 89 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas OBLIGACIONES DE DERECHOS HUMANOS EN RELACIÓN CON LOS REENVÍOS FORZADOS
O LAS DEVOLUCIONES “EN CALIENTE” De acuerdo con el derecho internacional y
el derecho de la Unión Europea, cuando se intenta transferir a una persona
de la jurisdicción de un Estado a la de otro, ésta tiene derecho a salvaguardias
tanto sustantivas como procesales. Desde el punto de vista del derecho sustantivo,
el principio de no devolución (non-refoulement) prohíbe a los Estados transferir
a una persona, directa o indirectamente, a un lugar donde tema, por razones
fundadas, sufrir persecución o corra un peligro real de ser víctima de abusos
o violaciones graves de derechos humanos. Desde la perspectiva procesal, los
Estados tienen la obligación de conceder a la persona afectada una oportunidad
real de impugnar su transferencia. Los reenvíos forzados (denominados también
en ocasiones devoluciones “en caliente”), habituales hoy día en las fronteras
externas de la UE sometidas a fuertes presiones migratorias, no son más que
expulsiones sumarias, en las que no se aplican las garantías prescritas por
el derecho internacional y de la UE. Por tanto, estas prácticas son contrarias
a los convenios internacionales y conculcan, entre otros, el artículo 13 del
Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el artículo 33 de la Convención
sobre el Estatuto de los Refugiados, de 1951, el artículo 3 del Convenio Europeo
de Derechos Humanos y el artículo 4 del Protocolo nº 4 y el artículo 1 del
Protocolo nº 7 del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Además, violan la
legislación de la UE, como el Código de Fronteras Schengen,266 la Directiva
sobre Procedimientos de Asilo267 y los artículos 18 (derecho de asilo), 19
(protección en caso de devolución, expulsión y extradición) y 47 (derecho a
la tutela judicial efectiva y a un juez imparcial) de la Carta de Derechos
Fundamentales de la Unión Europea. Estas expulsiones contravienen también la
Convención sobre los Derechos del Niño, según la observación general del Comité
de los Derechos del Niño que reza: “[...] los Estados no trasladarán al menor
a un país en el que haya motivos racionales para pensar que existe un peligro
real de daño irreparable para el menor, por ejemplo, pero no sólo, del tipo
de los contemplados en los artículos 6 y 37 de la Convención”, y añade que
“[l]a evaluación del riesgo de dichas violaciones graves deberá efectuarse
teniendo en cuenta la edad y el género y tomando asimismo en consideración,
por ejemplo, las consecuencias particularmente

266 Reglamento (CE) nº 562/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15
de marzo de 2006, por el que se establece un Código comunitario de normas para
el cruce de personas por las fronteras. 267 Directiva 2013/32/UE del Parlamento
Europeo y del Consejo, de 26 de junio de 2013, sobre procedimientos comunes
para la concesión o la retirada de la protección internacional (refundición).
Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

9090 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas graves para los menores que presenta la insuficiencia de servicios
alimentarios o sanitarios”.268

Los Estados tienen la obligación de respetar, proteger y hacer realidad los
derechos humanos de todas las personas que se encuentren en su territorio o
bajo su jurisdicción, al margen de su condición migratoria.269 Independientemente
de que las naves de la guardia costera griega intercepten o no, en aguas territoriales
griegas, embarcaciones en las que viajan personas refugiadas y migrantes, o
de que las zonas que se encuentran dentro de las verjas que rodean Ceuta y
Melilla se consideren o no territorio español, una vez que los funcionarios
griegos o españoles se han hecho, de manera efectiva, con el control de los
refugiados y los migrantes, éstos se hallan bajo jurisdicción griega o española.270

Los malos tratos y el trato degradante infligidos durante operaciones de control
de fronteras, o contra personas recluidas por cuestiones migratorias, contravienen
también las normas de derechos humanos, entre ellas, en particular, la Convención
de la ONU contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes
y el Convenio Europeo de Derechos Humanos.271 Las autoridades tienen la obligación
de prevenir los malos tratos e investigar, sin demora y con imparcialidad,
todas las denuncias de malos tratos.

268 Observación general nº 6, 1 de septiembre de 2005, párr. 27. El artículo
6 de la Convención protege el derecho a la vida, y el artículo 37 trata, fundamentalmente,
sobre la prohibición de la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes
y sobre el derecho a la libertad y la seguridad de la persona. 269 Por ejemplo,
el artículo 1 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, establece que las Altas
Partes Contratantes “reconocen a toda persona bajo su jurisdicción los derechos
y libertades” definidos en la Convención. Véase la ficha temática del Tribunal
Europeo de Derechos Humanos sobre la jurisdicción extraterritorial de los Estados
Partes en el Convenio Europeo de Derechos Humanos (febrero de 2014) y, en particular,
el caso Hirsi Jamaa y otros c. Italia, en el que el tribunal afirmó que “cuando
un Estado, mediante agentes que operan fuera de su territorio, ejerce control
y autoridad, y, por lo tanto, su jurisdicción, sobre un individuo, tal Estado
tiene obligación, en virtud del artículo 1, de garantizar a este individuo
todos los derechos y libertades previstos en el Título 1 del Convenio que sean
pertinentes en la situación de ese individuo”, disponible en: http://hudoc.echr.coe.int/eng#{"appno":["27765/09"]
,"itemid":["001-139041"]}
(consultado el 15 de octubre de 2015). 270 Tal como han confirmado el ACNUR,
el Comité de Derechos Humanos, el Comité contra la Tortura y otros órganos
internacionales, mientras una persona esté sujeta al poder y el control efectivos
de un Estado, éste tendrá obligaciones en materia de derechos humanos con respecto
a esa persona. Véase, por ejemplo, Hirsi Jamaa y otros c. Italia, (Demanda
nº 27765/09), Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Gran Sala, párrafos 74-75
y 79-82; Medvedyev y otros c. Francia, (Demanda nº 3394/03), sentencia de 29
de marzo de 2010, Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Gran Sala, párrafos
62-67. 271 El artículo 2 de la Convención de la ONU contra la Tortura prohíbe
la tortura y exige a los Estados Partes que tomen medidas efectivas para impedirla
en todo territorio que esté bajo su jurisdicción. El artículo 3 del Convenio
Europeo de Derechos Humanos prohíbe la tortura y otros tratos o penas inhumanos
o degradantes. Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 91 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Además, los funcionarios encargados de hacer cumplir la « ley » deben
respetar plenamente los derechos de todas las personas a la vida, la libertad
y la seguridad, consagrados en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y
Políticos. El Código de Conducta de la ONU para Funcionarios Encargados de
Hacer Cumplir la « Ley » (1979)272 y los Principios Básicos sobre el Empleo de
la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir
la « Ley » (1990, en adelante los “Principios Básicos”)273 facilitan orientación
detallada a estos profesionales sobre el respeto a estos derechos en el cumplimiento
de sus obligaciones. El relator especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales,
sumarias o arbitrarias ha afirmado que las principales disposiciones de estos
documentos sobre el uso de la fuerza reflejan el derecho internacional vinculante.274
En concreto, los funcionarios encargados de hacer cumplir la « ley » deben usar
la fuerza sólo cuando los medios no violentos resulten ineficaces (principio
básico 4), y cuando la fuerza sea absolutamente necesaria y estrictamente proporcional
al objetivo legítimo que se persigue (principio básico 5). Cuando una persona
resulte herida o se vea de alguna otra manera afectada por el uso de la fuerza
por parte de funcionarios encargados de hacer cumplir la « ley, » deberá proporcionársele
ayuda y asistencia médica lo antes posible (principios básicos 5 y 6). No deben
utilizarse nunca proyectiles “menos letales”, incluidas balas de goma, a menos
que sea estrictamente necesario y, si eso sucede, deben ser utilizados por
agentes que hayan recibido formación completa; además, su uso debe estar sometido
a regulación, supervisión y control efectivos. Este tipo de proyectiles sólo
deben utilizarse para evitar el uso de fuerza letal, en defensa propia o de
otras personas ante una amenaza inminente de muerte o de lesiones graves, y
sólo deberán emplearse de forma que puedan reducir el riesgo de daños innecesarios,
cuando los medios menos extremos sean insuficientes para alcanzar ese objetivo.

Antes de utilizar proyectiles “menos letales”, los funcionarios encargados
de hacer cumplir la « ley » deben identificarse como tales, y advertir claramente
de su intención de emplear esas armas, con tiempo suficiente para que la advertencia
se tome en cuenta, salvo que al dar esa advertencia se pusiera indebidamente
en peligro a los funcionarios encargados de hacer cumplir la « ley » o se creara
un riesgo de muerte o daños graves a otras personas, o que esa advertencia
resultara evidentemente inadecuada o inútil dadas las circunstancias del caso.
Cuando, en el desempeño de sus funciones, los funcionarios encargados de hacer
cumplir la « ley » utilicen ese tipo de armas, deberá activarse un sistema de observación
y presentación de informes.

272 Código de Conducta para Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la « Ley, »
adoptado por la Asamblea General de la ONU en su resolución 34/169, de 17 de
diciembre de 1979. 273 Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de
Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la « Ley, » adoptados
por el Octavo Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y
Tratamiento del Delincuente, celebrado en La Habana (Cuba) del 27 de agosto
al 7 de septiembre de 1990. 274 Informe del relator especial de la ONU sobre
ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, 23 de septiembre de 2006
(A/61/311, párr. 35). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre
de 2015

9292 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Cuando se produzcan lesiones o muertes debido al uso de la fuerza
por parte de funcionarios encargados de hacer cumplir la « ley, » deberán investigarse
los hechos sin demora y de manera exhaustiva, independiente e imparcial, de
conformidad con los Principios de la ONU Relativos a una Eficaz Prevención
e Investigación de las Ejecuciones Extralegales, Arbitrarias o Sumarias275
(principios básicos 6, 11.f y 22). Estas investigaciones deben incluir medidas
para proteger a los querellantes y los testigos contra actos de violencia,
amenaza e intimidación (principio 15 de los Principios de la ONU Relativos
a una Eficaz Prevención e Investigación de las Ejecuciones Extralegales, Arbitrarias
o Sumarias). Cuando se produzca una muerte, será necesario practicar una autopsia
antes de tomar ninguna decisión con respecto al cadáver, incluida su repatriación
(principio 12).

275 Principios Relativos a una Eficaz Prevención e Investigación de las Ejecuciones
Extralegales, Arbitrarias o Sumarias, recomendados por el Consejo Económico
y Social en su resolución 1989/65, de 24 de mayo de 1989. Amnistía Internacional,
noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 93 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas NECESIDAD DE MÁS RUTAS SEGURAS Y LEGALES PARA LAS PERSONAS REFUGIADAS
“Si nos quedáramos con el dinero que pagamos a los traficantes, podríamos iniciar
una nueva vida en Europa. Pero gastamos todo ese dinero en criminales. Una
familia iraquí que conocimos cuando estábamos detenidos en Grecia había pagado
10.000 euros por cada uno de sus miembros, y otra había pagado 9.000, y eran
10 personas en la familia. Les dijeron que los llevarían a Alemania, pero terminaron
siendo reenviados a la fuerza de Grecia a Turquía, como nosotros...” RL, refugiado
sirio de 23 años En 2013, el número de personas desplazadas a la fuerza en
todo el mundo superó, por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, los
50 millones. En 2014, esta cifra alcanzó los aproximadamente 60 millones de
personas; entre ellas, 19,5 millones de refugiados.276 Sólo de Siria, huyeron
más de cuatro millones de personas, en lo que se ha convertido en una de las
peores crisis de refugiados de la historia.

276 ACNUR, Tendencias globales 2014, 18 de junio de 2015.

Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

9494 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Sin embargo, estas personas no se reparten de forma equitativa por
todo el mundo. Mientras algunos países reciben millones de personas refugiadas
que huyen de la violencia y la persecución, otros reciben sólo unas pocas,
por razones como su ubicación geográfica, o porque han puesto medios para impedir
la llegada de estas personas, como los adoptados por algunos Estados miembros
de la UE y que se describen en este informe. El 86 por ciento de las personas
refugiadas del mundo viven en países en vías de desarrollo, y de ellas, el
25 por ciento lo hace en los países menos desarrollados.277 En el caso de Siria,
el 95 por ciento de sus refugiados residen en países vecinos. En Líbano, un
país de cuatro millones de personas, uno de cada cinco residentes es un refugiado
sirio.278 Turquía, el país del que parten la mayoría de los sirios que llegan
hoy día a Europa, acoge ya a más de dos millones de refugiados sirios.279 Sin
embargo, en 2014 sólo 1,1 millones de refugiados se repartían entre los 28
Estados miembros de la UE.280

El actual régimen internacional de protección de los refugiados, creado en
respuesta a las crisis de desplazamiento provocadas por la Segunda Guerra Mundial,
anticipó la necesidad de cooperación internacional cuando se producen desplazamientos
masivos de población. Desde que se enunció explícitamente el principio de reparto
internacional de la carga y la responsabilidad en la Convención sobre el Estatuto
de los Refugiados, de 1951, se han desarrollado numerosas normas al respecto.281

El sistema internacional de protección de los refugiados depende, para su funcionamiento,
de la solidaridad internacional, lo que implica un reparto equitativo de la
población refugiada mundial. Esto sólo puede lograrse si se facilitan rutas
seguras y legales a las personas refugiadas para que puedan llegar a un número
mayor de países y vivir en ellos, y se ayuda a los países que acogen a grandes
cantidades de personas refugiadas, destinando para ello fondos a los llamamientos
humanitarios de la ONU de ayuda a la población refugiada. Hay varias medidas
que los Estados de la UE pueden tomar para ofrecer a las personas que necesitan
protección rutas seguras y legales por las que llegar a la UE. La apertura
de más rutas seguras y legales para las personas refugiadas no sólo serviría
para reducir la necesidad de que los refugiados emprendan peligrosos viajes
a fin de llegar a Europa. También es necesario distribuir más equitativamente
la población refugiada mundial para aliviar la presión que sufren los Estados
que albergan a la mayoría de la población

277 ACNUR, Tendencias globales 2014, 18 de junio de 2015.

278 ACNUR, Plan de respuesta regional para Siria, disponible (en inglés) en:
data.unhcr.org/syrianrefugees/regional.php (consultado el 17 de septiembre
de 2015). 279 ACNUR, Plan de respuesta regional para Siria, disponible (en
inglés) en: data.unhcr.org/syrianrefugees/regional.php (consultado el 17 de
septiembre de 2015). 280 ACNUR, Tendencias Globales: Desplazamiento Forzado
en 2014, 18 de junio de 2015, disponible en: http://www.acnur.org/t3/fileadmin/scripts/doc.php?file=t3/fileadmin/
Documentos/Publicaciones/2015/10
072 (consultado el 17 de septiembre de 2015). 281 Véase ACNUR, A Thematic Compilation
of Executive Committee Conclusions, páginas 471-478, disponible en: unhcr.org/53b26db69.html
(consultado el 17 de septiembre de 2015). Amnistía Internacional, noviembre
de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 95 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas refugiada mundial y prevenir la erosión del espacio de protección
existente en ellos. Además, si se permitiera a las personas refugiadas o solicitantes
de asilo viajar legal y directamente a Estados miembros de la UE, se reduciría
también la presión que soportan los Estados miembros de la UE que se encuentran
en primera línea en las principales rutas de acceso a Europa. Aunque los refugiados
no quieren, normalmente, permanecer en los países por los que acceden a la
UE, tampoco pueden viajar a otros países de la Unión sin pasar antes por los
que se encuentran en las fronteras externas, como Bulgaria, Grecia, Hungría,
Italia o España, ya que la mayoría no tiene otra opción que entrar en la UE
de forma irregular. Una forma de ampliar las rutas seguras y legales a disposición
de la población refugiada sería incrementar las plazas de reasentamiento (por
reasentamiento se entiende el traslado de refugiados en situación de vulnerabilidad
a países en los puedan reconstruir sus vidas dignamente).282 Normalmente, el
reasentamiento se coordina a través del ACNUR, que remite los casos de refugiados
reconocidos a países que han ofrecido plazas de reasentamiento. Asimismo, algunos
países tienen programas de admisión humanitaria que permiten a las personas
refugiadas presentar solicitudes. De ser aceptadas estas solicitudes, los solicitantes
son trasladados a los países en cuestión, aunque en este caso el reasentamiento
no se coordina a través del ACNUR. El número de plazas de reasentamiento que
se ofrecen en todo el mundo está muy por debajo de lo necesario. El ACNUR ha
calculado que en 2016, el número total de personas refugiadas que necesitarán
ser reasentadas será de aproximadamente 1.153.300.283 Sin embargo, el número
total de plazas de reasentamiento ofrecidas por los Estados en 2014 fue de
tan sólo 105.200. En 2014, el ACNUR reasentó a unas 73.000 personas refugiadas284,
y las restantes fueron reasentadas directamente por los Estados. Teniendo en
cuenta las necesidades actuales y los posibles incrementos en el número de
personas refugiadas que necesitarán ser reasentadas, Amnistía Internacional
considera que, a escala internacional, debe asumirse el compromiso de reasentar
a 1,45 millones de personas refugiadas a lo largo de los próximos dos años.
Esta cifra se ha calculado suponiendo que, durante el periodo

282 El ACNUR define el reasentamiento de la siguiente manera: “El reasentamiento
implica la selección y el traslado de refugiados desde un Estado en el cual
han buscado protección hacia un tercer Estado que ha acordado admitirlos —como
refugiados— con permiso de residencia permanente. El estatuto proporcionado
garantiza la protección contra la devolución y permite que el refugiado reasentado
y su familia o dependientes tengan acceso a derechos similares a aquellos que
disfrutan los nacionales. El reasentamiento también conlleva la oportunidad
de convertirse con el tiempo en un ciudadano naturalizado del país de reasentamiento”.
Fuente: ACNUR, Manual de Reasentamiento del ACNUR, disponible en: http://www.acnur.es/PDF/Manual-%20Reasentamient
o-ACNUR.pdf
(consultado el 21 de noviembre de 2014). 283 ACNUR Refugee Resettlement Trends
2015, junio de 2015, pág.7, disponible en: www.unhcr.org/559e43ac9.html (consultado
el 17 de septiembre de 2015). 284 ACNUR, Refugee Resettlement Trends 2015,
junio de 2015, pág. 23, disponible en: www.unhcr.org/559e43ac9.html (consultado
el 17 de septiembre de 2015). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional,
noviembre de 2015

9696 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas señalado, habrá un incremento del 26,5 por ciento en el número de
personas refugiadas que necesitarán ser reasentadas.285

Las plazas de reasentamiento y de admisión humanitaria ofrecidas hasta la fecha
por los Estados miembros de la UE siguen siendo terriblemente escasas. Por
ejemplo, de los 28 Estados miembros de la UE, sólo 18 han ofrecido plazas de
reasentamiento para personas sirias: las plazas ofrecidas desde 2013 no llegan
a las 68.000, y de ellas, 38.500 las ha ofrecido Alemania.286 Además, estas
plazas corresponden a compromisos plurianuales, no a compromisos anuales recurrentes.
Los Estados miembros de la UE, que componen el bloque político más rico, pueden
y deben ofrecer al menos 300.000 plazas de reasentamiento y admisión humanitaria
durante los próximos dos años para las personas refugiadas más vulnerables
procedentes de fuera de la UE. Esto podría hacerse por medio de programas nacionales
o de un programa obligatorio establecido por la UE. Otra forma de permitir
el acceso de los refugiados a protección en la UE, por medios seguros y legales,
sería facilitar la reagrupación familiar para aquellos que tengan familiares
viviendo en la UE. La reagrupación familiar la promueve una persona refugiada
que resida ya en un Estado miembro de la UE. La entrada en la UE para fines
de reagrupación familiar está regulada por el derecho de la UE y, especialmente,
por la Directiva de Reagrupación Familiar.287 Los Estados miembros de la UE
pueden adoptar disposiciones más favorables que las que contempla el derecho
de la UE, y a ello les anima, en el caso de los refugiados, la Comisión Europea.288
Sin embargo, la opción de la reagrupación se limita, en general, a la pareja
y los hijos de la persona en cuestión y, en el caso de menores refugiados,
a sus progenitores. Esta forma de acceso puede facilitarse si se aplica una
definición más amplia del término “familiar”, de manera que incluya la familia
extensa o no nuclear, y si se flexibilizan los requisitos documentales y de
otra índole. Al incrementar las posibilidades de acceso de las personas refugiadas
a la reagrupación familiar, no sólo se satisfarían las necesidades de protección
de estas personas, sino que se realizaría también su derecho a la vida familiar.
En segundo lugar, la familia representaría una red de apoyo para la persona
refugiada que llega a Europa y, por tanto, aliviaría la carga que soporta el
país de acogida y mejoraría la integración de las personas refugiadas. La reagrupación
familiar no supone el traslado de una persona refugiada a un Estado cualquiera
de la UE, sino a aquel que acoge

285 El cálculo del incremento del 26,5 por ciento se basa en el incremento
medio anual del 12,5 por ciento de las necesidades de reasentamiento desde
2009, año en que el ACNUR empezó a publicar cifras de las necesidades totales
de reasentamiento. 286 Las cifras incluyen otras formas de admisión, como la
admisión humanitaria o programas privados de patrocinio. ACNUR, Resettlement
and other forms of admission for Syrian refugees, 2 de octubre de 2015, disponible
en: http://www.unhcr.org/52b2febafc5.html.

287 Directiva 2003/86/CE del Consejo, de 22 de septiembre de 2003, sobre el
derecho a la reagrupación familiar. 288 Comisión Europea, Comunicación de la
Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo. Directrices de aplicación de la
Directiva 2003/86/CE, sobre el derecho a la reagrupación familiar (COM(2014)
210 final), 3 de abril de 2014, disponible en: http://www.europarl.europa.eu/meetdocs/2014_2019/documents/com/com
_com(2014)0210_/com_com(
2014)0210_es.pdf (consultado el 20 de septiembre de 2015). Amnistía Internacional,
noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 97 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas ya a quien promueve la reagrupación, con lo que se reducirían los
movimientos secundarios de las personas refugiadas dentro de la UE. La mayoría
de las personas que necesitan protección no pueden viajar a la UE ni entrar
legalmente en ella porque los requisitos para conseguir un visado son casi
imposibles de satisfacer para refugiados y solicitantes de asilo.289 Sin embargo,
los Estados miembros de la UE pueden conceder visados por motivos humanitarios
a quienes necesiten protección internacional, aunque la persona solicitante
no cumpla todas las condiciones documentales o de otro tipo necesarias para
recibir un visado. Esto permitiría a las personas refugiadas viajar, de forma
segura y legal, a Estados miembros de la UE, y solicitar asilo a su llegada.

289Estos requisitos incluyen, entre otros, documentos justificativos del alojamiento
o pruebas de estar en posesión de medios suficientes para costearlo, documentos
en los que se indique el motivo del viaje, y documentos que muestren que “el
solicitante dispone de medios de subsistencia suficientes para la totalidad
de la estancia prevista y para el regreso a su país de origen o de residencia”.
Véase el Reglamento (CE) Nº 810/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo,
de 13 de julio de 2009, por el que se establece un Código comunitario sobre
visados (Código de visados), disponible en: http://eur- lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/PDF/?uri=CELEX:32009R0
810&from=EN
(consultado el 20 de septiembre de 2015). Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía
Internacional, noviembre de 2015

9898 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

La construcción de vallas y el fortalecimiento de los controles de fronteras
no son la respuesta a los problemas migratorios que afectan en la actualidad
a la UE. Si bien es cierto que en aquellos lugares en los que se aplican estas
soluciones se reducen las entradas, la experiencia de los últimos años demuestra
que no se reduce el flujo real de personas refugiadas y migrantes que entran
en la UE, sino que se desplazan, sin más, sus rutas de acceso, normalmente
para sustituirlas por otras más peligrosas. Es más, los intentos de cerrar
herméticamente las fronteras a las personas migrantes y solicitantes de asilo
han dado lugar invariablemente a numerosas violaciones de derechos humanos,
como uso excesivo de la fuerza, malos tratos y negación de acceso a los procedimientos
de asilo. Amnistía Internacional no se opone a los controles de fronteras en
sí. Sin duda, los Estados tienen la prerrogativa de regular la entrada en sus
territorios, y esos controles son necesarios y convenientes por muchas razones.
Sin embargo, las medidas de control de fronteras deben aplicarse siempre de
una manera acorde al sistema internacional de derechos humanos y de protección
de los refugiados. Y este sistema no admite los reenvíos forzados y las devoluciones
irregulares “en caliente”, ni tampoco los tratos inhumanos en la frontera externa
de la UE documentados en este informe. Es preciso dar, a quienes llegan a las
fronteras de la UE, la oportunidad de solicitar asilo. Asimismo, es aún más
importante que la UE y sus Estados miembros se comprometan a proporcionar a
las personas refugiadas rutas seguras de acceso a la UE que reduzcan tanto
la presión que soportan los Estados de la periferia como y la necesidad de
emprender peligrosos viajes para los cientos de miles de personas que huyen
de los conflictos y la persecución. No obstante, a los países de la UE no deben
hacer frente ellos solos a esta situación, ya que se trata de una crisis global
de refugiados, que requiere acciones y soluciones globales. En todo caso, lo
que es indudable es que los países de la UE no pueden limitarse a cerrar la
puerta al problema y confiar en que las cientos de miles de personas refugiadas
que necesitan protección simplemente se marchen. No lo harán, y no se las debe
obligar a hacerlo. Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 99 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas RECOMENDACIONES Amnistía Internacional insta a las autoridades españolas
a: ? Detener la práctica de expulsar sumariamente a Marruecos a las personas
migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas. ? Derogar o reformar la « ley »
para regular con precisión los “rechazos” en la frontera290 de Ceuta y Melilla,
que deberán llevarse a cabo con las debidas salvaguardias para evitar las devoluciones
(refoulement) y las expulsiones colectivas de España a Marruecos; ? Revisar
íntegra y exhaustivamente los procedimientos operativos relacionados con el
control migratorio, para garantizar la existencia y aplicación efectiva de
salvaguardias que protejan los derechos humanos de las personas migrantes,
solicitantes de asilo y refugiadas, tal como exige el derecho internacional;
? Garantizar que las personas necesitadas de protección internacional tengan
acceso al territorio español, por Ceuta y Melilla o por cualquier otro lugar;
? Suspender la cooperación con Marruecos en materia de control migratorio,
incluido el acuerdo de readmisión de ciudadanos de terceros países, y dejar
de devolver a Marruecos a personas de terceros países hasta que ese país respete
plenamente los derechos humanos de las personas migrantes, refugiadas y solicitantes
de asilo; ? Renegociar el acuerdo de readmisión con Marruecos y reformarlo
para que incluya salvaguardias de derechos humanos acordes a las obligaciones
contraídas por España y Marruecos en virtud del derecho internacional; ? Investigar
las denuncias de violaciones de derechos humanos cometidas contra personas
migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas, publicar las conclusiones de
dichas investigaciones, hacer rendir cuentas a los responsables y facilitar
a las víctimas reparaciones adecuadas;

? Levantar de inmediato las restricciones impuestas a la libertad de circulación
de los solicitantes de asilo en Ceuta y Melilla, y permitir que dichos solicitantes
de asilo viajen libremente por el país;

290Primer párrafo de la disposición adicional décima, introducida por la disposición
final primera de la « Ley » Orgánica 4/2015, de 30 de marzo de 2015, de protección
de la seguridad ciudadana (BOE del 31 de marzo). En vigor desde el 1 de abril
de 2015. Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

100100 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas ? Garantizar que las condiciones de acogida de Ceuta y Melilla estén
en línea con las normas internacionales, destinando a este fin los recursos
necesarios, de conformidad con el artículo 29.2 de la Directiva sobre Condiciones
de Acogida.291

Amnistía Internacional insta a las autoridades búlgaras y griegas a: ? Poner
fin de inmediato a los reenvíos forzados de personas migrantes y refugiadas
a Turquía; ? Realizar con prontitud investigaciones efectivas e independientes
sobre todas las denuncias de reenvío forzado y malos tratos en sus fronteras
con Turquía, con miras a erradicar estas prácticas; ? Garantizar que, si no
hay otra condición más favorable, las personas migrantes y refugiadas que sobrevivan
a operaciones de reenvío forzado o malos tratos a manos de agentes encargados
de hacer cumplir la « ley » se beneficien de una condición jurídica temporal que
les permita hacer un seguimiento de sus denuncias y solicitar reparación por
los daños sufridos; ? Hacer públicos todos los acuerdos de cooperación y protocolos
operativos establecidos, en materia de migración, con Turquía. Amnistía Internacional
insta a las autoridades húngaras a: ? Anular las listas de países de origen
seguros y terceros países seguros, y garantizar que todos los solicitantes
de asilo, incluidos los que lleguen a Hungría a través de Serbia de forma irregular,
tengan acceso a un procedimiento justo y efectivo de asilo, que incluya la
evaluación pormenorizada, mediante un procedimiento individualizado, de sus
solicitudes protección internacional; ? Garantizar que se admita en territorio
húngaro a quienes necesiten protección internacional:

? Derogar las reformas legislativas que penalizan la “entrada ilegal” e introducen
“zonas de tránsito” en las fronteras; ? Garantizar que se identifique a las
personas solicitantes de asilo y se las permita acceder a Hungría, donde se
podrán valorar y abordar adecuadamente sus necesidades; ? Suspender el acuerdo
de readmisión con Serbia, y no devolver a ese país a ciudadanos y ciudadanas
de terceros países, hasta que Serbia demuestre que respeta los derechos humanos
de las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo.

291Directiva 2013/33/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de junio
de 2013, por la que se aprueban normas para la acogida de los solicitantes
de protección internacional. Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice:
EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 101 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas Amnistía Internacional insta a los líderes de la UE a: ? Hacerse
cargo de un porcentaje adecuado de la población refugiada mundial, abriendo
más rutas seguras y legales para que las personas refugiadas puedan llegar
a los países de la UE:

? Ofrecer al menos 300.000 plazas de reasentamiento y admisión humanitaria
durante los próximos dos años para las personas refugiadas más vulnerables
procedentes de fuera de la UE; ? Ofrecer más visados humanitarios para solicitantes
de asilo; ? Facilitar la reagrupación familiar para las personas refugiadas
que tengan familiares en la UE, dando para ello una definición más amplia al
término “familiar”, de forma que incluya la familia extensa o no nuclear, y
flexibilizando los requisitos documentales y de otra índole; ? Garantizar que
las personas refugiadas tengan acceso al territorio y al asilo en las fronteras
terrestres externas de la UE, para que no se vean tanto en la necesidad de
emprender peligrosas travesías por mar; ? Mejorar considerablemente la ayuda
económica, técnica y operativa que destina la UE a sus Estados miembros en
primera línea de frontera para procesar solicitudes de asilo y acoger a solicitantes;
? Mantener la capacidad de búsqueda y salvamento en las principales rutas de
acceso a la UE, en consonancia con las tendencias migratorias previsibles;
? Renunciar a las lista de “países de origen seguros”, ya que la determinación
de la condición de refugiado es un proceso que se basa en las circunstancias
de cada caso; ? La Comisión Europea debe aplicar con rigor el acervo comunitario
en materia de asilo en lo que se refiere al procesamiento de solicitudes de
asilo y a la acogida de solicitantes por los Estados miembros de la UE, para
garantizar el respeto de los derechos humanos: ? Iniciar procedimientos de
infracción contra Grecia, Bulgaria y España, de conformidad con los artículos
3.b, 5.4.c, 13.1 y 6 del Código de Fronteras Schengen y, cuando proceda, con
el acervo comunitario en materia de asilo, sobre todo el artículo 6 de la Directiva
sobre Procedimientos de Asilo; ? Utilizar todos los medios necesarios, incluidos
procedimientos formales de infracción, para garantizar que Hungría cumpla plenamente
la legislación de la Unión Europea;

? El Parlamento Europeo, la Comisión Europea y los Estados miembros de la UE
deben presentar una propuesta razonada al Consejo Europeo para que active el
mecanismo preventivo previsto en el artículo 7.1 del Tratado de la Unión Europea,
al constatarse “la existencia de un riesgo claro de violación grave [...] de
los valores contemplados en el Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional,
noviembre de 2015

102102 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas artículo 2”, incluidos los de “respeto de la dignidad humana [...]
y respeto de los derechos humanos”, en Hungría.

? Animar y ayudar a los países de tránsito a desarrollar y aplicar sistemas
de asilo y políticas migratorias que cumplan las normas de derechos humanos.
Amnistía Internacional, noviembre de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

MIEDO Y VALLAS 103 Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas ANEXO

Número de personas refugiadas y migrantes que llegan de manera irregular a
Europa a través de los principales puntos de entrada:292

292 Los datos de llegadas a Grecia están tomados del sitio web oficial de la
policía griega. Los datos sobre Bulgaria de antes de 2015 se han tomado del
Ministerio del Interior búlgaro. Los datos sobre España de antes de 2015 se
han tomado del Ministerio del Interior español y la Oficina de las Naciones
Unidas contra la Droga y el Delito. Los datos sobre Italia están tomados del
ACNUR y de la Organización Internacional para las Migraciones; los datos sobre
Hungría están tomados de publicaciones del Comité Húngaro de Helsinki y el
sitio web oficial de la policía húngara. 293 Los datos sobre Bulgaria reflejan
las llegadas a fecha 3 de septiembre de 2015; pueden consultarse en: http://www.bgnes.com/bylgariia/obshchestvo/4
369309/.
Los datos disponibles sobre España corresponden a los primeros seis meses de
2015. Las estadísticas sobre España se basan en una entrevista que Gil Arias
Fernández, director adjunto de Frontex, concedió a la emisora de radio española
Cadena Ser, disponible aquí: http://cadenaser.com/ser/2015/07/30/internacional/1438278656_598166.html.

Índice: EUR 03/2544/2015 Amnistía Internacional, noviembre de 2015

104104 MIEDO Y VALLAS Los planteamientos de Europa para contener a las personas
refugiadas

294 Mientras que la mayor parte de las llegadas a Ceuta se producen por mar,
en el caso de Melilla la mayoría son por tierra –ya sea saltando la valla que
rodea el enclave español, cruzando la frontera oficial con documentos falsos
o falsificados u ocultándose en vehículos–. Amnistía Internacional, noviembre
de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015

YA SEA EN UN CONFLICTO DE GRAN REPERCUSIÓN O EN UN RINCÓN PERDIDO DEL PLANETA,
AMNISTÍA INTERNACIONAL ACTÚA EN FAVOR DE LA JUSTICIA, LA LIBERTAD Y LA DIGNIDAD
PARA TODAS LAS PERSONAS Y PERSIGUE EL RESPALDO DE LA OPINIÓN PÚBLICA PARA CONSTRUIR
UN MUNDO MEJOR.

¿QUÉ PUEDES HACER?

Activistas de todo el mundo han demostrado que es posible oponer resistencia
a quienes socavan los derechos humanos. Intégrate en este movimiento. Haz que
las cosas cambien. Pide responsabilidades a quienes están en el poder.

• Únete a Amnistía Internacional y sé parte de un movimiento formado por personas
de todo el mundo que trabajan para RQPGT?PCNCUXKQNCEKQPGUFGFGTGEJQUJWOCPQU#[ÖFCPQUC
hacer que las cosas cambien. • Haz un donativo en apoyo del trabajo de Amnistía
Internacional.

Juntos conseguiremos que se nos oiga.. /GKPVGTGUCTGEKDKTKPHQTOCEKÏPUQDTGEÏOQWPKTOGC#OPKUVÉC+PVGTPCEKQPCN

0QODTG[CRGNNKFQU

&QOKEKNKQ

País

Correo-e

3WKGTQJCEGTWPFQPCVKXQC#OPKUVÉC+PVGTPCEKQPCN KPFKECNCFKXKUCFGVWFQPCVKXQ QUIERO
%CPVKFCF

%QPECTIQCOKVisa /CUVGTECTF AYUDAR Número

%CFWECGP

Firma

'PXÉCGUVGHQTOWNCTKQCNCQ?EKPCFG#OPKUVÉC+PVGTPCEKQPCNFGVWRCÉU 1?EKPCUFG#OPKUVÉC+PVGTPCEKQPCNGPVQFQGNOWPFQJVVRY
YYCOPGUV[QTIGUYQTNFYKFGUKVGU

5KGPVWRCÉUPQJC[Q?EKPCGPXÉCGNHQTOWNCTKQCN5GETGVCTKCFQ+PVGTPCEKQPCNGP.QPFTGU
Amnistía Internacional,5GETGVCTKCFQ+PVGTPCEKQPCN2GVGT$GPGPUQP*QWUG 'CUVQP5VTGGV.QPFQP9%:&94GKPQ7PKFQ

MIEDO Y VALLAS LOS PLANTEAMIENTOS DE EUROPA PARA CONTENER A LAS PERSONAS REFUGIADAS
En lo que se ha convertido en la peor crisis global de TGHWIKCFQUFGUFGGN?PCNFGNC5GIWPFC)WGTTC/WPFKCN
'WTQRCJCXKUVQCNQNCTIQFGEÏOQNNGICDCCUWU EQUVCUFGOCPGTCKTTGIWNCTWPPÖOGTQUKPRTGEGFGPVGU
FGRGTUQPCU%QPGUECUCEQPUKFGTCEKÏPRQTNQUFGTGEJQUFG EKGPVQUFGOKNGUFGTGHWIKCFQUSWGGORTGPFGPRGNKITQUQU
XKCLGURCTCNNGICTC'WTQRCXCTKQURCÉUGUFGNC7PKÏP 'WTQRGC 7'JCPTGCEEKQPCFQEQPUVTW[GPFQXCNNCU
FGURNGICPFQRCVTWNNCUECFCXG\O½UPWOGTQUCUFG IWCTFKCUFGHTQPVGTCUKPXKTVKGPFQGPVGEPQNQIÉCFG
XKIKNCPEKC[VTCVCPFQFGWVKNK\CTEQOQOWTQFGEQPVGPEKÏP CNQURCÉUGUXGEKPQUSWGFCPECDKFC[CFGRQTUÉ
CPWOGTQUCURGTUQPCUTGHWIKCFCU

'PGUVGKPHQTOGUGGZRQPGPCNIWPCUFGNCUOGFKFCUFG IGUVKÏPFGHTQPVGTCUCRNKECFCURQT'URCÍC)TGEKC$WNICTKC
[*WPITÉCGPVTGGNNCUKNGIÉVKOCUFGXQNWEKQPGUGPECNKGPVG FG)TGEKC[$WNICTKCC6WTSWÉC[FG'URCÍCC/CTTWGEQU
CUÉEQOQTGHQTOCUNGIKUNCVKXCUGP'URCÍC[*WPITÉCSWG KORKFGPGNCEEGUQCRTQEGFKOKGPVQUFGCUKNQGHGEVKXQU

#UKOKUOQGNVGZVQCPCNK\CNCGXQNWEKÏPFGNCUNNGICFCU KTTGIWNCTGUCFKUVKPVQURCÉUGUGWTQRGQUCNQNCTIQFGNQU
ÖNVKOQUCÍQURCTCFGOQUVTCTCEQPVKPWCEKÏPEÏOQGN EKGTTGJGTOÅVKEQFGTWVCUVGTTGUVTGUPQJCJGEJQO½USWG
FGURNC\CTNQU?WLQUOKITCVQTKQUCQVTCUTWVCUO½U RGNKITQUCU#OPKUVÉC+PVGTPCEKQPCNKPUVCCNQURCÉUGUFGNC
7'CCUWOKTUWTGURQPUCDKNKFCFFGQHTGEGTRTQVGEEKÏPCWP RQTEGPVCLGOC[QTFGRGTUQPCUTGHWIKCFCUFGVQFQGN
OWPFQCQHTGEGTCGUCURGTUQPCUO½UTWVCUUGIWTCU[ NGICNGURCTCNNGICTC'WTQRC[CCFQRVCTRQNÉVKECUFG
IGUVKÏPFGHTQPVGTCUTGURGVWQUCUEQPNQUFGTGEJQUFG quienes buscan refugio. Noviembre
de 2015 Índice: EUR 03/2544/2015 amnesty.org

Telf. 913 101 277
Fax 913 195 334
info@es.amnesty.org