Menú principal

Destacamos

Enlaces

Suscripciones

Documento 2 Inicio / Buscar Volver a la lista Primer documento Documento anterior        Primera de las palabras buscadas dentro del texto Imprimir documento

Total de documentos 2
Título:  SÓLO PARA TUS OJOS CLASIFICACIÓN DE 11 EMPRESAS DE TECNOLOGÍA RESPECTO A LA ENCRIPTACIÓN Y LOS DERECHOS HUMANOS
Índice AI:  « POL40498516 »
Referencia:  POL40498516-28599
Editor:  Amnistía Internacional
Autor:  Amnistía Internacional
Fecha publicación:  20161020
Tema principal:  INVESTIGACIÓN: GENERAL
Descriptores:  Empresas · Empresas y derechos humanos · Libertad de expresión · Defensores de derechos humanos · ONU · Tecnologías de información
Resumen / Descripción:  La encriptación ayuda a proteger los derechos humanos de la gente en Internet Al hacer incomprensibles los datos digitales, la encriptación contribuye a garantizar que la información privada que se envía por Internet siga siendo privada.
Grado de seguridad:  Nivel 1
Subtipo de documentos:  Informe temático
Tipo de documento:  Documentación
Idioma:  Inglés
Enlace:  Vigilancia masiva
Texto:        Ocultar texto completo)

¿SOLO PARA TUS OJOS? CLASIFICACIÓN DE 11 EMPRESAS DE TECNOLOGÍA RESPECTO A LA ENCRIPTACIÓN Y LOS DERECHOS HUMANOS
      *** RESUMEN EJECUTIVO ***

Amnistía Internacional es un movimiento global de más de 7 millones de personas que trabajan en favor del respeto
 y la protección de los derechos humanos.  Nuestra visión es la de un mundo en el que todas las personas disfruta
n de todos los
derechos
humanos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otras normas internacionales de derechos
 humanos.  Somos independientes de todo gobierno, ideología política, interés económico y credo religioso. Nuestr
o trabajo se
financia
principalmente gracias a nuestra membresía y a donaciones públicas.

© Amnesty International 2016 Salvo cuando se indique lo contrario, el contenido de este documento está protegido 
por una          Foto de portada: El uso de servicios de mensajería instantánea forma parte de la vida cotidiana 
de licencia Creative
Commons (atribución, no comercial, sin obra derivada, internacional 4.0).          cientos de millones de persona
s de todo el mundo, pero sus comunicaciones privadas están realmente https://creativecommons.org/licenses/by-nc-n
d/4.0/legalcode
amenazadas por la ciberdelincuencia y por la vigilancia de los gobiernos. © iStock Si desean más información, vis
iten la página Permisos de nuestro sitio web: www.amnesty.org
El material atribuido a titulares de derechos de autor distintos de Amnistía Internacional no está sujeto a la li
cencia Creative Commons. Publicado por primera vez en octubre de 2016
por Amnesty International Ltd. Peter Benenson House, 1 Easton Street London WC1X 0DW, Reino Unido
Índice:  POL 40/4985/2016
Idioma original: Inglés
amnesty.org

RESUMEN EJECUTIVO La encriptación ayuda a proteger los derechos humanos de la gente en Internet Al hacer 
incomprensibles los datos digitales, la encriptación contribuye a garantizar que la información privada 
que se envía por Internet siga siendo privada. Además, permite que la gente acceda a espacios online 
seguros en los que pueden hablar con libertad y expresar sus ideas y opiniones sin temor. 

La encriptación impide que los ciberdelincuentes roben nuestra información personal y ayuda a evitar 
que los gobiernos vigilen ilegalmente nuestras comunicaciones. Es especialmente importante para 
periodistas y defensores y defensoras de los derechos humanos de todo el mundo –ya sean disidentes 
en China, activistas bahreiníes en el exilio o periodistas de investigación en Europa–, ya que cualquier 
brecha en la seguridad de sus datos compromete su fundamental labor y puede tener como 
consecuencia su arresto y su detención. 

Las empresas de tecnología desempeñan un papel crucial a la hora de mantener segura la información 
digital. En este informe se clasifica a 11 empresas de tecnología atendiendo al cumplimiento de sus 
responsabilidades en materia de derechos humanos mediante el uso de la encriptación para proteger 
la seguridad de sus usuarios online. El informe se centra concretamente en los servicios de mensajería 
instantánea, como Skype, WhatsApp y WeChat, que cientos de millones de personas utilizan en todo el 
mundo para comunicarse a diario. 

Las comunicaciones privadas a través de los servicios de mensajería instantánea están realmente 
amenazadas por la actividad de ciberdelincuentes y piratas informáticos y por su interceptación 
ilegítima por parte de las autoridades del Estado. Hemos clasificado a las empresas atendiendo a lo que 
afirman en sus políticas y a sus prácticas, incluyendo si aplican algún sistema de encriptación eficaz 
para responder a riesgos identificados en materia de derechos humanos. Amnistía Internacional 
considera que, como mínimo, las empresas de tecnología deben aplicar encriptación de extremo a 
extremo por defecto en los servicios de mensajería instantánea, lo cual quiere decir que ni siquiera las 
propias empresas pueden acceder al contenido de los mensajes. 

Las empresas peor clasificadas –Blackberry, Snapchat y Tencent– no aplican un nivel de encriptación 
adecuado a sus servicios de mensajería instantánea, y por tanto están poniendo en peligro los 
derechos a la intimidad y a la libertad de expresión de sus usuarios. Además: 

?   Sólo tres de las empresas evaluadas –Apple, LINE, Viber Media– aplican la encriptación de 
extremo a extremo por defecto a todos sus servicios de mensajería instantánea, y ninguna de 
ellas es totalmente transparente respecto al sistema de encriptación que utiliza. 

?   En cinco casos, Amnistía Internacional encontró incoherencias entre la teoría y la práctica: 
por ejemplo, Microsoft, a pesar de afirmar claramente su compromiso con los derechos 
humanos, no aplica ninguna forma de encriptación de extremo a extremo en Skype. 

?   Todas las empresas, con la excepción de Tencent, han declarado públicamente que no 
cederán a las peticiones gubernamentales para facilitar el acceso mediante “puertas falsas” a 
la encriptación de sus servicios de mensajería. 

Muchas de las empresas evaluadas han adoptado una firme postura pública en apoyo de la privacidad 
y la seguridad, y han defendido su uso de herramientas de encriptación ante las presiones de los 
gobiernos. Pero incluso las que ocupan los mejores puestos en la clasificación aún deben esforzarse 
más para demostrar que utilizan la encriptación en respuesta a las amenazas contra los derechos 
humanos. Todas las empresas examinadas también deben ser más transparentes con sus usuarios y 
con el público en general sobre el uso que hacen de la encriptación. 

Ahora es más importante que nunca reconocer la encriptación como un asunto de derechos humanos. 
Actualmente hay un acalorado debate entre gobiernos, empresas de tecnología y defensores del 
derecho a la intimidad respecto al uso de herramientas de encriptación en Internet. Los Estados 
afirman que les preocupa que al proteger mediante la encriptación los datos digitales de presuntos 
delincuentes y terroristas se esté impidiendo que los servicios de seguridad y los organismos 
encargados de hacer cumplir la ley lleven a cabo sus investigaciones, un fenómeno que se conoce 
como “oscurecimiento”. 

Los Estados tienen la obligación de proteger a sus habitantes frente al delito, incluido el terrorismo, y la 
vigilancia electrónica puede utilizarse legítimamente para este fin, siempre que se ajuste al derecho 
internacional. La encriptación supone un reto para la aplicación de la ley, puesto que, por su propia 
naturaleza, su eficacia reside en que nadie pueda descifrarla, ni siquiera con intenciones legítimas. 

Sin embargo, los Estados también tienen la obligación de proteger los derechos a la intimidad y a la 
libertad de expresión online. Esto significa que cualquier medida que limite o burle la encriptación 
debe ajustarse a estrictos requisitos en virtud del derecho internacional. 

Países como Pakistán, India, Turquía y China ya han promulgado leyes que limitan el acceso y el uso de 
la encriptación. Para resolver la preocupación que genera el “oscurecimiento”, algunas autoridades 
estatales han propuesto que se exija a las empresas de tecnología incluir “puertas traseras” a través de 
las cuales los organismos encargados de hacer cumplir la ley puedan acceder a la información 
encriptada. 

Sin embargo, prácticamente todos los expertos en tecnología y encriptación están de acuerdo en que 
es imposible establecer un sistema de acceso especial que sólo puedan utilizar determinadas 
autoridades estatales. Si hay una puerta trasera, otros –delincuentes, piratas informáticos u otros 
gobiernos– también podrán acceder a ella. Al socavar la seguridad digital de la inmensa mayoría de la 
gente que confía en la encriptación como protección, tales medidas son intrínsecamente 
desproporcionadas y, por tanto no se ajustan al derecho internacional de los derechos humanos. 

Además, el debate sobre la encriptación se produce en un momento de gran desconfianza respecto al 
uso de la vigilancia por parte de los gobiernos. Los documentos de los servicios de inteligencia que 
Edward Snowden dio a conocer en 2013 mostraron que los servicios de inteligencia de Estados Unidos 
y Reino Unido realizaban una vigilancia indiscriminada a gran escala, y que empresas como Facebook, 
Google y Microsoft se enfrentaban a órdenes legales secretas para que entregaran los datos de sus 
clientes. En octubre de 2016, fuentes internas revelaron que Yahoo había accedido a la exigencia del 
gobierno estadounidense de rastrear todos los mensajes entrantes de sus usuarios. Además de la 

vigilancia masiva, gobiernos de todo el mundo utilizan invasivas herramientas de vigilancia dirigidas 
específicamente a controlar a activistas y periodistas sin respaldo legal alguno. 

En este contexto, las empresas de tecnología deben defender los derechos de sus usuarios aplicando 
sólidos sistemas de protección de la seguridad de los datos a sus productos y servicios. Las empresas 
deben resistirse a los intentos de los gobiernos de socavar o restringir el uso de la encriptación, a la vez 
que satisfacen las legítimas demandas de información de los servicios de seguridad y los organismos 
encargados de hacer cumplir la ley cuando pueden hacerlo. 

Las empresas evaluadas en este informe reconocen la importancia de la encriptación como 
herramienta para proteger la seguridad online de sus usuarios. Las que se han negado públicamente a 
los intentos de los gobiernos de acceder a sus servicios mediante puertas traseras, como Apple y 
Facebook, deben reforzar su postura argumentando que las herramientas de encriptación son 
fundamentales para la realización de los derechos humanos en un mundo digital. Las que se han 
quedado atrás, bien sea por utilizar formas de encriptación más débiles, o por no reconocer los peligros 
existentes en materia de derechos humanos, deben esforzarse por estar a la altura. 

CLASIFICACIÓN DE LAS EMPRESAS Amnistía Internacional envió cartas a las 11 empresas evaluadas para solicitar info
rmación sobre la 
política actual de encriptación de cada una de ellas, así como sobre las políticas y prácticas que aplican 
para garantizar el cumplimiento de sus responsabilidades en materia de derechos humanos en lo que 
respecta a sus servicios de mensajería instantánea. Nuestra evaluación se basó en un análisis de la 
información disponible públicamente y de las respuestas de las empresas, cuando las hubo. 

Clasificamos a las empresas según cinco criterios: 

?   ¿Reconoce las amenazas en línea para la privacidad y la libertad de expresión y el derecho a la 
intimidad de sus usuarios mediante sus políticas y prácticas? 

?   ¿Aplica por defecto la encriptación de extremo a extremo? 

?   ¿Informa a los usuarios de las amenazas a su intimidad y su libertad de expresión y de cómo 
responde la empresa utilizando la encriptación? 

?   ¿Revela información sobre los requerimientos del gobierno para que facilite datos de usuarios y 
sobre la respuesta de la empresa? 

?   ¿Publica detalles técnicos de sus sistemas de encriptación? 

Asignamos hasta 3 puntos por criterio, con una puntuación máxima de 15. Para facilitar la comprensión 
del resultado, la puntuación total la expresamos sobre 100. 

Amnistía Internacional no evaluó la seguridad general de los servicios de mensajería instantánea, ni 
avala a ninguna de las aplicaciones mencionadas como herramienta segura para las comunicaciones. La 
organización recomienda que periodistas, activistas, defensores y defensoras de los derechos humanos  
y otras personas cuyas comunicaciones puedan estar especialmente en riesgo busquen el 
asesoramiento de expertos en seguridad digital.  

Puesto en la        Empresa        Servicios de            ¿Contestó a la      Puntuación 
clasificación                      mensajería             petición de        total 
instantánea            información       (sobre 
de Amnistía?       100)  

1                             FB Messenger,          Sí               73 
Facebook  
WhatsApp 

2               Apple           iMessage, FaceTime      No              67 

3                             Telegram              Sí               67 
Telegram  
Messenger 

4               Google          Allo, Duo, Hangouts       No              53 

5               Line            Line                 Sí               47 

6               Viber          Viber                 Sí               47 
Media 

7               Kakao Inc       KakaoTalk              Sí               40 

8               Microsoft       Skype                Sí               40 

9               Snapchat        Snapchat              Sí               26 

10                            Blackberry             No              20 
Blackberry  
Messenger 

11               Tencent        QQ, WeChat            No              0 

AMNISTÍA INTERNACIONAL ES
UN MOVIMIENTO GLOBAL DE DERECHOS HUMANOS. LAS INJUSTICIAS QUE AFECTAN A UNA SOLA PERSONA NOS AFECTAN A TODAS Y A 
TODOS.

Contáctanos                            Únete a la conversación info@amnesty.org                       www.faceboo
k.com/AmnestyGlobal
+44 (0)20 7413 5500                   @AmnestyOnline

CLASIFICACIÓN DE LA PRIVACIDAD DE LOS MENSAJES  CLASIFICACIÓN DE 11 EMPRESAS DE TECNOLOGÍA RESPECTO A LA ENCRIPTA
CIÓN Y LOS DERECHOS HUMANOS  La encriptación protege los derechos humanos de la gente en Internet Al hacer incomp
rensibles los datos
digitales, la encriptación contribuye a garantizar que la información privada enviada por Internet siga siendo pr
ivada.  La encriptación impide que los ciberdelincuentes roben nuestra información personal y ayuda a evitar que 
los gobiernos
vigilen
ilegalmente nuestras comunicaciones. Es especialmente importante para periodistas y defensores y defensoras de lo
s derechos humanos de todo el mundo, ya sean disidentes en China, activistas bahreiníes en el exilio o periodista
s de investigación
en
Europa. Cualquier brecha en la seguridad de los datos de estas personas compromete su fundamental labor y puede t
ener como consecuencia su arresto y su detención.  Las empresas de tecnología desempeñan un papel crucial a la ho
ra de mantener segura
la
información digital. En este informe, Amnistía Internacional clasifica a 11 empresas de tecnología atendiendo al 
cumplimiento de sus responsabilidades en materia de derechos humanos mediante el uso de la encriptación para prot
eger el derecho a la
intimidad de sus usuarios online. El informe se centra concretamente en los servicios de mensajería instantánea, 
como Skype, WhatsApp y WeChat, que cientos de millones de personas utilizan en todo el mundo para comunicarse a d
iario.  Amnistía pide
a
todas las empresas de tecnología que apliquen por defecto la encriptación de extremo a extremo en todos los servi
cios de mensajería instantánea. Amnistía Internacional halló que todas las empresas evaluadas necesitan ser más t
ransparentes respecto
al
nivel de protección que ofrecen a los derechos a la intimidad y a la libertad de expresión de sus usuarios en Int
ernet.

Índice: POL 40/4985/2016 Octubre de 2016 Idioma: Español amnesty.org

Telf. 913 101 277
Fax 913 195 334
info@es.amnesty.org